Vinculan a casi 400 accidentes con tecnologías de vehículos autónomos y de asistencia desde el verano pasado

person driving a tesla
Adobe Stock

MIÉRCOLES, 15 de junio de 2022 (HealthDay News) -- En el último año, se han vinculado casi 400 accidentes con tecnologías avanzadas de asistencia al conductor, informó el miércoles la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA) de EE. UU.

Estos accidentes resultaron en seis muertes y en que cinco personas sufrieran lesiones graves, señaló la agencia en el primer informe de seguridad a gran escala que ha compilado sobre los vehículos autónomos, observó la NHTSA en un comunicado de prensa en que anunció los nuevos datos.

"Las nuevas tecnologías para los vehículos tienen el potencial de ayudar a prevenir los accidentes, de reducir la gravedad de los accidentes y salvar vidas, y al departamento le interesa fomentar las tecnologías que se ha probado que lo hacen. Recolectar estos datos es un importante paso en este esfuerzo", aseguró en el comunicado de prensa el administrador de la NHTSA, el Dr. Steven Cliff.

"A medida que reunimos más datos, la NHTSA podrá identificar mejor cualquier riesgo o tendencia emergente, y aprender más sobre cómo se desempeñan estas tecnologías en el mundo real", añadió Cliff.

De los 392 accidentes reportados, los Tesla que usaban la característica de conducción autónoma Autopilot estuvieron implicados en 273. Otros coches equipados con sistemas de asistencia al conductor también se implicaron en los incidentes, entre ellos vehículos Honda (en 90), Subaru (en 10), y vehículos de Ford Motor, General Motors, BMW, Volkswagen, Toyota, Hyundai y Porsche (en cinco o menos).

Los componentes individuales de asistencia al conductor incluyen a la orientación en el carril, que ayuda a los conductores a permanecer en el carril, y el piloto automático adaptativo, que mantiene la velocidad de un coche y frena automáticamente cuando los vehículos que hay delante desaceleran, informó el The New York Times.

Cliff le dijo a los reporteros que no se pueden sacar conclusiones a partir de los datos recolectados hasta ahora, porque no toman en cuenta factores como el número de coches de cada fabricante que hay en las carreteras de EE. UU. y que están equipados con estos tipos de tecnologías, según el Times.

"Este estudio quizá plantee más preguntas que respuestas", señaló.

Unos 830,000 coches de Tesla tienen Autopilot u otras tecnologías de asistencia al conductor en Estados Unidos, lo que podría ayudar a explicar por qué los vehículos de Tesla conformaron casi un 70 por ciento de los accidentes reportados, indicó el Times.

La NHTSA seguirá recolectando datos sobre los accidentes en que hay implicadas tecnologías de asistencia al conductor, y los usará cuando desarrolle cualquier norma o requisito para su diseño y uso, comentó Cliff.

Los datos se recolectaron bajo una orden que la NHTSA emitió el año pasado, que requería que las empresas automovilísticas reportaran los accidentes en que estaban implicados los coches equipados con sistemas avanzados de asistencia al conductor.

La orden se vio motivada en parte por los accidentes y muertes en los seis últimos años que implicaron a coches Tesla que operaban con el Autopilot. La semana pasada, la NHTSA amplió una investigación sobre si el Autopilot tiene errores tecnológicos y de diseño que plantean riesgos de seguridad.

Los expertos en seguridad están preocupados de que estos sistemas permitan a los conductores renunciar al control activo del coche, al pensar que sus coches se conducen de forma autónoma. Cuando la tecnología funciona mal o no puede manejar un dilema de conducción particular, los conductores quizá no estén listos para recuperar el control rápidamente, según el Times.

Más información

Para más información sobre la seguridad del conductor en los coches autónomos, visite la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: U.S. National Highway Traffic Safety Administration, news release, June 15, 2022; The New York Times

Products