See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Un estudio de autopsias muestra cómo la COVID daña al cerebro

puzzle pieces with the picture of the brain

MARTES, 22 de junio de 2021 (HealthDay News) -- Los cerebros de unas personas que fallecieron de COVID-19 eran sorprendentemente similares a los cerebros de personas que murieron de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer y el Parkinson, al mostrar inflamación y unos circuitos alterados, informan unos investigadores.

"Los cerebros de los pacientes que murieron de una COVID-19 grave muestran unos marcadores moleculares profundos de inflamación, aunque esos pacientes no tenían ninguna señal clínica reportada de deterioro neurológico", comentó el autor cosénior del estudio, Tony Wyss-Coray, profesor de neurología y ciencias neurológicas de la Universidad de Stanford.

Su equipo analizó el tejido cerebral de ocho personas que murieron de COVID-19 y de 14 personas que murieron de otras causas.

Alrededor de un tercio de los pacientes hospitalizados con COVID-19 reportan síntomas neurológicos, como pensamiento confuso, olvido, dificultades para concentrarse y depresión, anotó Wyss-Coray.

Estos problemas pueden persistir como parte de lo que se conoce como "COVID prolongada", una afección duradera que a veces afecta a los pacientes después de que se recuperan de la infección original.

Aunque hubo una inflamación significativa en los cerebros de los pacientes fallecidos de COVID-19, el tejido cerebral no tenía ninguna señal del SARS-CoV-2, el virus que causa la COVID-19.

Wyss-Coray apuntó que los científicos no están de acuerdo en si el virus se encuentra en los cerebros de los pacientes con COVID-19.

"Usamos las mismas herramientas que ellos han usado, además de otras más definitivas, y de verdad buscamos la presencia del virus de forma exhaustiva", afirmó en un comunicado de prensa de la Stanford. "Y no pudimos encontrarla".

El estudio fue publicado el 21 de junio en la revista Nature.

"La infección viral parece desencadenar respuestas inflamatorias en todo el cuerpo, que podrían provocar una señalización inflamatoria a través de la barrera hematoencefálica, lo que a su vez podría activar la neuroinflamación en el cerebro", planteó Wyss-Coray.

"Es probable que muchos pacientes con COVID-19, sobre todo los que reportan o exhiben problemas neurológicos o los que son hospitalizados, tengan estos marcadores de neuroinflamación que observamos en personas que habían fallecido de la enfermedad", añadió.

"Nuestros hallazgos podrían ayudar a explicar el pensamiento confuso, la fatiga y otros síntomas neurológicos y psiquiátricos", concluyó Wyss-Coray.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre la COVID-19.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Stanford University, news release, June 2021

Consumer News in Spanish