Unos dispositivos portátiles podrían detectar a la COVID inicial

a woman is very sick cold flu
Adobe Stock

MIÉRCOLES, 22 de junio de 2022 (HealthDay News) -- ¿Podría su reloj inteligente saber que tiene una infección con la COVID antes de que usted lo sepa? Quizá algún día sea posible.

Una investigación reciente sugiere que unos monitores de actividad portátiles que monitorizan los cambios en la temperatura de la piel, la frecuencia cardiaca y la respiratoria, en combinación con la inteligencia artificial, podrían usarse para identificar una infección días antes del inicio de los síntomas.

Los hallazgos se basaron en un monitor llamado pulsera Ava, que es un monitor de fertilidad regulado y comercialmente disponible que monitoriza la frecuencia respiratoria, la frecuencia cardiaca, la variabilidad de la frecuencia cardiaca, la temperatura de la piel de la muñeca, el flujo sanguíneo, y la cantidad y la calidad del sueño.

Los investigadores deseaban ver si monitorizar los cambios fisiológicos podría ayudar a desarrollar un algoritmo de aprendizaje automático para detectar a la COVID en personas que podrían estar propagando la infección días antes de saber que tienen el virus.

Los participantes eran de un estudio que comenzó en 2010 para comprender el desarrollo de los factores de riesgo cardiovasculares en Liechtenstein, un país europeo.

En este estudio, que se publicó en la edición del 22 de junio de la revista BMJ Open, el equipo eligió a 1,163 personas del estudio entre marzo de 2020 y abril de 2021.

Los participantes usaron la pulsera de noche, y entonces usaron una aplicación para registrar cualquier actividad que pudiera alterar al funcionamiento del sistema nervioso central, lo que incluye el uso de alcohol, los medicamentos recetados y el uso recreativo de drogas, además de registrar cualquier síntoma posible de COVID-19. También tomaron pruebas de antígenos rápidas para la COVID-19 con regularidad, y un hisopado PCR si tenían cualquier síntoma que sugiriera el virus.

Alrededor de un 11 por ciento del grupo de estudio, 127 personas, desarrollaron una infección con la COVID durante el periodo del estudio. Una proporción significativamente más alta de los que desarrollaron COVID dijeron que habían estado en contacto con personas con quienes vivían o compañeros de trabajo que también tenían COVID.

Alrededor de un 52 por ciento de los pacientes con COVID, un total de 66, habían usado su pulsera durante al menos 29 días antes del inicio de los síntomas, y se confirmó su positivo mediante una prueba de PCR con hisopado. Estos fueron los incluidos en el análisis final.

Los investigadores encontraron unos cambios significativos en los cinco indicadores fisiológicos durante los periodos de incubación, presintomáticos, sintomáticos y de recuperación de la COVID-19, en comparación con las medidas de referencia.

Se 'entrenó' al algoritmo usando un 70 por ciento de los datos desde los 10 días antes del inicio de los síntomas durante un periodo de monitorización continua de 40 días de las 66 personas que tuvieron un resultado positivo del virus. Entonces, se evaluó en el 30 por ciento restante de datos. Los síntomas de COVID-19 de los participantes duraron 8.5 días, en promedio.

Alrededor de un 73 por ciento de los casos positivos confirmados en el laboratorio fueron detectados por el set de entrenamiento. Más o menos un 68 por ciento se encontraron en el test de evaluación, hasta dos días antes del inicio de los síntomas.

Los resultados quizá no se puedan aplicar de forma más amplia, apuntaron los investigadores. La muestra también fue pequeña, joven y sin diversidad étnica. La precisión alcanzada fue inferior a un 80 por ciento.

Ahora, el algoritmo se está evaluando en un grupo mucho más grande de personas en Países Bajos. Los resultados de este estudio, que incluye a 20,000 personas, se prevén más adelante este año.

"Nuestros hallazgos sugieren que un algoritmo informado de aprendizaje automático portátil podría servir como una promisoria herramienta para la detección presintomática o asintomática de la COVID-19", señalaron los autores del estudio, dirigido por el Dr. Lorenz Risch, del Laboratorio Médico Dr. Risch en Vaduz, Liechtenstein.

"Un sensor de tecnología portátil es un método fácil de usar y de bajo costo para permitir a los individuos monitorizar su salud y bienestar durante una pandemia", aseguraron los investigadores en un comunicado de prensa de la revista.

"Nuestra investigación muestra que estos dispositivos, en asociación con inteligencia artificial, pueden ampliar la frontera de la medicina personalizada y detectar la enfermedad antes de [que ocurran los síntomas], lo que tiene el potencial de reducir la transmisión de virus en las comunidades", concluyeron.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre la COVID-19.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: BMJ Open, news release, June 22, 2022

Consumer News in Spanish