See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

El sarpullido y la picazón son raros tras una vacuna contra la COVID, y se resuelven con rapidez

woman showing a rash below her elbow

MIÉRCOLES, 23 de junio de 2021 (HealthDay News) -- Se pueden desarrollar sarpullidos, picazón y otros problemas de la piel después de que las personas reciben las vacunas contra la COVID-19, pero esos problemas son poco comunes y desaparecen con rapidez, muestra una investigación reciente.

En el estudio, los investigadores observaron a más de 40,000 empleados de un sistema hospitalario de Boston que recibieron vacunas de ARNm contra la COVID-19 de dos dosis (como las vacunas de Pfizer o Moderna), y que completaron al menos una encuesta sobre los síntomas tras recibir la primera dosis.

"Esta es la primera información que tenemos sobre el riesgo de recurrencia de las reacciones cutáneas tras la segunda dosis cuando hay una reacción a la primera dosis", comentó la líder del estudio, la Dra. Kimberly Blumenthal, codirectora del programa de epidemiología clínica de la división de reumatología, alergias e inmunología del Hospital General de Massachusetts, en Boston.

"Nuestros hallazgos podrían proveer una reconfirmación crítica para las personas con sarpullidos, urticaria e hinchazón tras la primera dosis de sus vacunas de ARNm", añadió Blumenthal.

En total, un 1.9 por ciento de los encuestados reportaron una reacción cutánea, de las cuales las más comunes fueron un sarpullido y picazón más allá del lugar de la inyección.

En promedio, los empleados que reportaron reacciones cutáneas tenían 41 años. Las reacciones cutáneas fueron más comunes en las mujeres (un 85 por ciento) que en los hombres (un 15 por ciento), y difirieron según la raza (un 62 por ciento entre los blancos, un 7 por ciento entre los negros y un 12 por ciento entre los asiáticos).

Más de 600 personas que reportaron reacciones cutáneas a la primera dosis recibieron una segunda dosis y luego completaron una encuesta sobre los síntomas. De ellos, un 83 por ciento no reportaron ninguna reacción cutánea tras la segunda dosis.

De los empleados sin una reacción cutánea a la primera dosis, un 2.3 por ciento reportaron reacciones cutáneas tras la segunda dosis, y las más comunes fueron un sarpullido y picazón.

Los hallazgos se publicaron en la edición del 23 de junio de la revista JAMA Dermatology.

Las reacciones cutáneas no deberían ser un motivo para que las personas no se pongan la segunda dosis de una vacuna contra la COVID-19, sobre todo dado que las reacciones son tan poco comunes tras la segunda dosis, según la autora principal, la Dra. Lacey Robinson, alergóloga e investigadora del Hospital General de Massachusetts.

"Cuando ocurren reacciones en un plazo de unas horas tras la vacunación, o reacciones graves en cualquier momento, los pacientes deben acudir a un alergólogo o inmunólogo que puedan evaluar y ofrecer orientación sobre la segunda dosis de la vacunación", aconsejó Robinson en un comunicado de prensa del hospital.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre las vacunas contra la COVID-19.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Massachusetts General Hospital, news release, June 23, 2021

Consumer News in Spanish