Cuando hay más ciberacoso, los adolescentes tienen más pensamientos suicidas, según un estudio

insomnia Sad upset woman looking at smartphone at night in bed. Phone call from unknown caller. Sleepless person suffering from stress or insomnia. Worried or lonely lady in dark home using cell, reading text.
Adobe Stock

MARTES, 28 de junio de 2022 (HealthDay News) -- Los adolescentes que experimentan ciberacoso son más propensos a pensar en el suicidio, muestra un estudio reciente.

Los investigadores encontraron un vínculo entre ser víctima de acoso en línea, a través de mensajes de texto o en las redes sociales, y unos pensamientos sobre el suicidio que van más allá del vínculo entre los pensamientos suicidas y el acoso tradicional fuera de internet.

"En un momento en que los adolescentes jóvenes pasan más tiempo en línea que nunca antes, este estudio subraya el impacto negativo que el acoso en el espacio virtual puede tener en sus víctimas", enfatizó el autor sénior del estudio, el Dr. Ran Barzilay, profesor asistente del Lifespan Brain Institute del Hospital Pediátrico de Filadelfia (CHOP).

"Datos estos resultados, quizá sea prudente que los proveedores de atención primaria hagan pruebas de detección del ciberacoso de forma rutinaria de la misma forma en que podrían hacer pruebas de otros factores de riesgo del suicidio, como la depresión. Los educadores y los padres también deben ser conscientes del estrés sustancial que el acoso en el cibermundo implica para los adolescentes jóvenes", anotó Barzilay en un comunicado de prensa del hospital.

Los investigadores analizaron datos recolectados entre julio de 2018 y enero de 2021 del estudio de Desarrollo cognitivo del cerebro adolescente (estudio ABCD, por sus siglas en inglés), que contiene información sobre 10,000 niños de EE. UU. de 10 a 13 años, y también un cuestionario sobre el ciberacoso.

Se preguntó a los adolescentes si habían sido en algún momento víctimas o perpetradores de ciberacoso, que el cuestionario definió como "intentar a propósito hacer daño a otra persona o ser desagradables con ella en línea, en los mensajes de texto o en los mensajes grupales, o en las redes sociales [como Instagram o Snapchat]".

Los participantes también fueron encuestados por separado sobre el acoso tradicional fuera de internet, con categorías que incluían a las agresiones explícitas, como las amenazas o los golpes; la agresión en las relaciones, por ejemplo no invitar o excluir a alguien; y la agresión en la reputación, como propagar rumores o chismes.

Alrededor de un 7.6 por ciento de los adolescentes jóvenes respondieron que habían experimentado pensamientos suicidas, un 8.9 por ciento reportaron que habían sido víctimas del ciberacoso, y un 0.9 por ciento reportaron que habían ciberacosado a otros. Aunque ser víctima del ciberacoso se asoció con los pensamientos suicidas, ser perpetrador de ciberacoso no pareció asociarse.

Los autores señalaron que esto fue distinto que en el acoso tradicional, en que ser un perpetrador también se vincula con pensamientos suicidas.

El suicidio fue la segunda causa principal de muerte entre los individuos de 10 a 24 años en Estados Unidos en 2018, y las tasas han estado en aumento de forma constante, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

"Nuestros hallazgos sugieren que ser víctima del ciberacoso es un factor de riesgo independiente de la tendencia al suicidio en los jóvenes", añadió Barzilay. "En cuanto a los legisladores que desean optimizar las iniciativas de prevención del suicidio en los jóvenes, este estudio debería incentivar más a que haya intervenciones para los que son acosados en línea".

Los hallazgos se publicaron en la edición del 27 de junio de la revista JAMA Network Open.

Más información

Stopbullying.gov ofrece más información sobre el acoso y su prevención.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Children's Hospital of Philadelphia, news release, June 27, 2022

Consumer News in Spanish