Algunos virus hacen que las personas les resulten más atractivas a los mosquitos

mosquito
Adobe Stock

VIERNES, 1 de julio de 2022 (HealthDay News) -- Cuando un mosquito pica e infecta a una persona con un virus como el dengue o el Zika, también hace que le huela bien a los demás mosquitos, sugiere una investigación reciente.

Esto hace que sea más probable que otro mosquito le pique, adquiera el virus y lo lleve a la próxima víctima.

"¡El virus puede manipular al microbioma cutáneo del anfitrión para atraer a más mosquitos y propagarse más rápido!", señaló el coautor del estudio, Penghua Wang, inmunólogo de UConn Health en Farmington, Connecticut.

Los hallazgos podrían explicar cómo los virus transmitidos por los mosquitos persisten durante tanto tiempo, apuntaron los investigadores.

Tanto el dengue como el Zika son propagados por mosquitos, y pertenecen a la misma familia viral que la fiebre amarilla, la encefalitis japonesa y el Nilo Occidental.

El dengue afecta a 50 millones de personas al año, y acaba con las vidas de 20,000, sobre todo de niños, según el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU.

El Zika puede provocar graves defectos congénitos en los niños no nacidos de las mujeres embarazadas infectadas, aunque raras veces provoca problemas graves en los adultos.

Para seguir propagándose, ambos virus requieren infecciones continuas en anfitriones animales. Si todos los mosquitos murieran o todos los anfitriones susceptibles eliminaran el virus, los virus desaparecerían.

Pero siempre hay mosquitos en los climas tropicales sin heladas letales, y los virus solo necesitan que uno pique a un anfitrión para poder propagarse.

Los investigadores sospechaban que los virus podrían estar alterando el olor de las personas de alguna forma para atraer a los mosquitos.

Encontraron que los mosquitos parecían preferir a los ratones infectados con el dengue más que a los ratones sanos.

Entonces, encontraron y evaluaron varias moléculas que son comunes en los animales infectados. Las aplicaron tanto a ratones sanos como a las manos de voluntarios humanos.

Una molécula, la acetofenona, era particularmente atractiva para los mosquitos.

De forma similar, los compuestos aromáticos cutáneos de las personas con dengue tenían más acetofenona, y estos pacientes también eran más atractivos para los mosquitos.

La acetofenona es producida por la bacteria Bacillus, que se desarrolla en la piel humana y de los ratones. Un péptido antimicrobiano que la piel produce en general la mantiene bajo control, pero los ratones infectados no producen la misma cantidad cuando están infectados con el dengue o el Zika, lo que hace que las bacterias crezcan con una mayor rapidez.

Los investigadores también evaluaron un método preventivo potencial: un derivado de la vitamina A, llamado isotretinoína, que aumenta la producción del péptido antimicrobiano protector en la piel. Los ratones tratados con isotretinoína resultaron menos atractivos para los mosquitos.

El próximo paso es analizar a más pacientes humanos con dengue y Zika, apuntó Wang. La meta será ver si la conexión entre el olor y el microbioma de la piel se mantiene en condiciones del mundo real. Los investigadores también deseaban ver si la isotretinoína reduce la producción de acetofenona en las personas enfermas igual de bien que en los ratones enfermos.

Los hallazgos se publicaron en la edición del 30 de junio de la revista Cell.

Más información

La Biblioteca Nacional de Medicina ofrece más información sobre las picaduras de mosquitos.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTE: University of Connecticut, news release, June 30, 2022

Consumer News in Spanish