senior woman gardening
Adobe Stock

LUNES, 11 de julio de 2022 (HealthDay News) -- Si se siente estresado y deprimido, una nueva investigación sugiere que agarrar una pala y llenarse las manos de tierra quizá mejore su estado de ánimo.

Los investigadores encuentran que cuidar a las plantas puede cosechar beneficios de salud mental, incluso entre los que hacen jardinería por primera vez. La actividad se vinculó con reducciones en el estrés, la actividad y la depresión en mujeres sanas que asistieron a clases de jardinería dos veces por semana. Ninguna de las participantes del pequeño estudio había hecho jardinería antes.

"Estudios anteriores han mostrado que la jardinería puede mejorar la salud mental de las personas que tienen afecciones o problemas médicos existentes", aseguró el investigador principal, Charles Guy, profesor emérito del departamento de horticultura ambiental de la Universidad de Florida. "Nuestro estudio muestra que las personas sanas también pueden experimentar una mejora en el bienestar mental con la jardinería".

El estudio, que fue realizado por un equipo interdisciplinario de investigadores, y que se publicó en la edición en línea del 6 de julio de la revista PLOS ONE, incluyó a 32 mujeres de 26 a 49 años. Todas estaban sanas, lo que significaba que no tenían afecciones de salud crónicas, no usaban drogas ni tabaco, y no tenían recetas de ansiolíticos ni antidepresivos. La mitad de las mujeres asistieron a las sesiones de jardinería, mientras que la otra mitad asistieron a clases de arte.

"Las actividades tanto de jardinería como de arte implican aprender, planificar, la creatividad y el movimiento físico, y ambas se usan como terapia en ámbitos médicos. Esto hace que sean más comparables, hablando científicamente, que por ejemplo la jardinería y los bolos, o la jardinería y la lectura", explicó Guy en un comunicado de prensa de la universidad.

En las sesiones de jardinería, las participantes del estudio aprendieron a sembrar semillas, trasplantar distintos tipos de plantas, y recolectar y probar las plantas comestibles. Las participantes que asistieron a clases de arte aprendieron grabado, fabricación de papel, dibujo y collage.

Más adelante, se pidió a las participantes que completaran una serie de pruebas que medían su ansiedad, depresión, estrés y estado de ánimo. El equipo de la investigación encontró que aunque los grupos de jardinería y de arte experimentaron mejoras similares en la salud mental con el tiempo, las jardineras reportaron un poco menos de ansiedad que las artistas.

"Unos estudios a mayor escala podrían revelar más sobre cómo la jardinería se correlaciona con los cambios en la salud mental", apuntó Guy. "Creemos que esta investigación muestra potencial para el bienestar mental, las plantas en la atención de la salud y la salud pública. Sería magnífico ver a otros investigadores usar nuestro trabajo como base para estos tipos de estudios".

Pero la idea de usar la jardinería como un tipo de terapia no es nada nuevo. Ha existido desde al menos el siglo XIX, como algo llamado horticultura terapéutica. Los autores del estudio determinaron que quizá la conexión entre las personas y las plantas sea algo antiguo. Como especie, los humanos tal vez estén programados para sentirse atraídos por las plantas, porque dependen de ellas para los alimentos, el refugio y otros medios de supervivencia.

A finales del estudio, muchas de las participantes habían encontrado una nueva pasión, anotaron los investigadores.

"Al final del experimento, muchas de las participantes decían no solo lo mucho que habían disfrutado de las sesiones, sino que planificaban seguir haciendo jardinería", añadió Guy.

Más información

Aprenda más sobre la conexión entre la jardinería y la salud mental.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: University of Florida, news release, July 6, 2022


Ellie Quinlan Houghtaling and Hola Doctor

Updated on September 21, 2022

Read this Next
About UsOur ProductsCustom SolutionsHow it’s SoldOur ResultsDeliveryContact UsBlogPrivacy PolicyFAQ