opioid crisis
Adobe Stock

JUEVES, 14 de julio de 2022 (HealthDay News) -- Dar a los pacientes acceso a domicilio a la metadona, un medicamento para tratar la adicción a los opioides, durante la pandemia de COVID no condujo a más muertes por sobredosis, muestra un estudio nacional.

La investigación, que cubrió el periodo de enero de 2019 a agosto de 2021, encontró que la iniciativa de permitir que más pacientes tomen las dosis en casa en lugar de visitar a una clínica a diario no aumentó el daño entre los usuarios.

"El tratamiento es una herramienta esencial para frenar las crisis de adicción y sobredosis, pero está muy subutilizado", comentó la autora sénior, Nora Volkow, directora del Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas de EE. UU.

"Esta evidencia añade un peso significativo al argumento de que el tratamiento efectivo para los trastornos de uso de sustancias se deben ofrecer de una forma accesible y práctica, que funcione para las personas que lo necesiten", señaló Volkow en un comunicado de prensa del instituto.

A pesar del resultado en general favorable del programa de metadona a domicilio, las muertes por sobredosis, con o sin metadona, aumentaron durante marzo de 2020, encontró el estudio. Los siguientes meses mostraron una clara división en los resultados: las muertes por sobredosis que no implicaban a la metadona siguieron en aumento tras el cambio en la política, mientras que las sobredosis por metadona se mantuvieron constantes.

En 2021, más de 107,000 personas murieron de una sobredosis de drogas, y un 75 por ciento de estas muertes implicaron a los opioides, según datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Se culpó en gran medida el aumento de las muertes por sobredosis en el aumento en la accesibilidad y popularidad del fentanilo, un opioide de alta potencia, sintético y letal. Un elemento clave de la respuesta del gobierno federal a la crisis de opioides es ampliar el acceso a la medicación para tratar el trastorno de uso de opioides. Pero aun así, apenas un 18 por ciento de los usuarios de opioides reciben medicación como tratamiento, señalaron los investigadores.

En Estados Unidos, la metadona solo está disponible en centros de tratamiento de opioides con una certificación federal. Requieren que el paciente visite las clínicas con el objetivo de recibir su medicamento, un proceso que hace mucho que recibe críticas, por añadir una dificultad innecesaria y barreras contra el acceso.

Cuando la pandemia hizo que las visitas presenciales fueran riesgosas, la Administración de Abuso de Sustancias y Salud Mental permitió a los estados solicitar excepciones para proveer suministros de metadona para 28 días a los pacientes estables para que los llevaran a casa, y suministros para 14 días a los que se consideraran menos estables.

"La meta de salud púbica debería ser fomentar la salud y reducir los daños, y nuestra meta al realizar estudios como este es garantizar que estas políticas se base en la mejor evidencia científica disponible", comentó el autor principal, Christopher Jones, director en funciones del Centro Nacional de Prevención y Control de Lesiones de EE. UU.

"Proyectos como este también subrayan los hallazgos importantes que pueden emerger cuando distintas agencias colaboran en una misión común, a medida que continuamos trabajando juntos para resolver la crisis de sobredosis", añadió Jones en el comunicado.

El estudio se publicó en la edición del 13 de julio de la revista JAMA Psychiatry.

Más información

Para obtener información sobre el tratamiento del abuso de sustancias y la salud mental en su área, visite la Administración de Abuso de Sustancias y Servicios de Salud Mental.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: U.S. National Institute on Drug Abuse, news release, July 13, 2022



¿Le ha sido útil esta página?

Hola Doctor and Ellie Quinlan Houghtaling

Updated on September 21, 2022

Read this Next
About UsOur ProductsCustom SolutionsHow it’s SoldOur ResultsDeliveryContact UsBlogPrivacy PolicyFAQ