dog
Adobe Stock

DOMINGO, 17 de julio de 2022 (HealthDay News) -- El verano es una magnífica época para disfrutar del aire libre con su perro, pero cuando las temperaturas se disparan o aparecen los fuegos artificiales, es el momento de asegurarse de que su mejor amigo peludo se esté divirtiendo tanto como usted.

Cuando hay una ola de calor, intente pasear a su perro solo en las horas más frescas del día, aconsejó Mark Freeman, un veterinario y profesor clínico asistente de práctica comunitaria del Colegio de Virginia y Maryland de Medicina Veterinaria de la Virginia Tech.

Si el perro se queda al aire libre, asegúrese de que tenga sombra, acceso al agua y que su bol de agua esté lleno cuando vuelvan a casa, añadió.

"Una de las cosas más importantes que la mayoría de los dueños no entienden es que no se trata solo del calor, sino del calor y la humedad", apuntó Freeman, y los dueños de perros pequeños deben ser particularmente conscientes de esto. Las razas con unos hocicos cortos son incluso más vulnerables al calor, porque sus bocas en general son demasiado pequeñas para ofrecer un alivio protector del calor mediante el jadeo, explicó Freeman.

Si piensa que su perro podría estar sufriendo de agotamiento por calor, esté atento a algunos síntomas clave, entre ellos:

  • Un agotamiento o una debilidad repentinos
  • Diarrea o vómitos
  • Jadeo excesivo
  • Un cambio en el color de las encías, de rosa a rojo o morado oscuros
  • Convulsiones y un colapso repentino

Si su perro presenta cualquiera de estos síntomas, Freeman aconseja que lo mueva de inmediato a un área con sombra o bajo techo. Ofrézcale agua fría, y llame al veterinario. Quizá pueda proveer unos consejos más oportunos.

No deje a su animal en un coche en un día caliente bajo ninguna circunstancia, ni siquiera con las ventanas un poco abiertas. Apenas un par de minutos pueden convertirse en una situación letal, advirtió Freeman.

Otras características del verano pueden resultar abrumadoras o estresantes para su perro, por ejemplo los fuegos artificiales o una tormenta. Más o menos un tercio de todos los perros sufren de ansiedad por el ruido cuando hay sonidos súbitos y espontáneos.

"Cuando están en una situación en que están siendo bombardeados por el ruido, lo que les causa una tremenda cantidad de estrés, buscan cualquier fuente de seguridad, y esto incluye un escondite 'seguro'", apuntó Freeman en un comunicado de prensa de la Virginia Tech.

Si su perro de verdad se altera, o exhibe una fobia, hay unas cuantas cosas que usted puede probar para ayudar.

"Una norma general es abordar cualquier fobia mediante terapia de modificación de la conducta, si es una opción, lo que desensibiliza al animal a los ruidos fuertes de forma que puedan más bien ignorarlos", apuntó.

Otras alternativas incluyen a los sedantes, por ejemplo Sileo, un gel oral que se absorbe a través de las encías del perro, añadió Freeman. Pueden ayudar a su compañero peludo a relajarse en caso de una tormenta o de unos fuegos artificiales inevitables.

Más información

Visite el Servicio Nacional de Meteorología de EE. UU. para más información sobre cómo mantener a su perro fresco.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Virginia Tech, news release, July 13, 2022

¿Le ha sido útil esta página?

Read this Next
About UsOur ProductsCustom SolutionsHow it’s SoldOur ResultsDeliveryContact UsBlogPrivacy PolicyFAQ