See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Los efectos de los cierres en la salud siguen siendo menos que el daño de la pandemia, según los expertos

Los efectos de los cierres en la salud siguen siendo menos que el daño de la pandemia, según los expertos

MIÉRCOLES, 21 de julio de 2021 (HealthDay News) -- Aunque se ha hablado mucho sobre cómo los cierres por la pandemia han afectado a la salud de las personas, una investigación reciente encuentra que los efectos de los grandes brotes de COVID-19 son en general peores.

"Es poco probable que las intervenciones de los gobiernos hayan sido peores que la pandemia en sí en la mayoría de las situaciones", señalan los autores de un estudio internacional, que se publicó en la edición del 19 de julio de la revista BMJ Global Health.

Ha habido un debate continuo sobre si los beneficios de los cierres superan al daño que hacen a la salud mental y física de las personas.

Pero el nuevo estudio encontró que los cierres en Australia y Nueva Zelanda (que evitaron grandes brotes) no se asociaron con unos grandes números de muertes.

Al contrario, los lugares que tuvieron pocas restricciones por la COVID-19 (como Brasil, Suecia, Rusia y ciertas partes de Estados Unidos) tuvieron unas altas tasas de mortalidad por la COVID-19.

Los hallazgos proveen "evidencias firmes de que los cierres en sí no son suficiente para provocar aumentos de este tipo en las muertes", escribieron los autores, Gideon Meyerowitz-Katz, de la Universidad de Wollongong en Australia; Samir Bhatta, de la Universidad de Copenhague en Dinamarca; y el Dr. Gavin Yamey, del Instituto de Salud Global Duke en Durham, Carolina del Norte.

Tampoco encontraron evidencias de que los cierres restringieran el acceso y el uso de las personas de los servicios de atención de salud, que resultaran en riesgos a largo plazo para la salud de las personas.

Sugirieron que otros factores condujeron a una reducción en el uso de los servicios de atención de salud durante la pandemia: unos servicios de atención de salud abrumados, la reasignación de personal y centros para la gestión de los pacientes con COVID-19, y que las personas evitaran a los hospitales debido a los miedos sobre la infección con el coronavirus.

Aunque está claro que la salud mental de las personas sufrió durante la pandemia, hay fuertes evidencias de que los cierres no se asociaron con un aumento en las muertes por suicidio, según los autores.

También anotaron que aunque faltar a la escuela afecta a la salud mental de los niños, perder a un ser querido debido a la COVID-19 también la afecta. Se estima que en Estados Unidos 43,000 niños han perdido a uno de sus padres por la COVID-19, y 2 millones han perdido a al menos uno de sus abuelos.

La pandemia ha tenido un impacto intenso en los programa de salud globales en los países con unos ingresos bajos y medianos: un 80 por ciento de los programas de VIH y un 75 por ciento de los programas de TB informan de interrupciones en los servicios. En mayo de 2020, las campañas de vacunación infantil se habían interrumpido en 68 países.

Estos problemas se deben a las muchas consecuencias directas e indirectas de la COVID-19, apuntaron los autores, no solo a las órdenes de confinamiento en casa.

En general, es "con frecuencia extremadamente difícil separar los impactos potenciales de los 'cierres' de los de la pandemia en sí", anotaron los investigadores en un comunicado de prensa de la revista.

No concluyeron que los cierres no provocaran ningún daño. "Con frecuencia, lo máximo que es posible decir es que hay daños asociados tanto con los grandes brotes de COVID-19 como con las intervenciones gubernamentales para prevenir la enfermedad", escribieron los autores. "Lamentablemente, es muy difícil desenredar las relaciones causales".

Añadieron que "los gobiernos no se enfrentaron a tener que elegir entre los daños de los cierres y los daños de la COVID-19, sino que más bien buscaron los medios de minimizar el impacto de ambos".

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre la COVID-19.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: BMJ Global Health, news release, July 19, 2021

Consumer News in Spanish