See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

En todo el mundo, 1.5 millones de niños han perdido a un padre o cuidador por la COVID-19

child poverty

MIÉRCOLES, 21 de julio de 2021 (HealthDay News) -- Otro hallazgo ilustra el trágico precio de la pandemia para las familias de todo el mundo: un nuevo estudio muestra que 1.5 millones de niños han perdido a uno de sus padres, a uno de sus abuelos o a un cuidador de otro tipo debido a la COVID-19.

"Por cada dos muertes por la COVID-19 en todo el mundo, se deja a un niño para que enfrente la muerte de un padre o cuidador. El 30 de abril de 2021, esos 1.5 millones de niños se habían convertido en la trágica consecuencia pasada por alto de los 3 millones de muertes por la COVID-19 en todo el mundo, y este número aumentará a medida que la pandemia avance", señaló la autora colíder del estudio, Susan Hillis, del Equipo de Respuesta a la COVID-19 de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores analizaron los datos de 21 países, y extrapolaron estos hallazgos para producir unos estimados globales. Anotaron que es probable que sus resultados subestimen los números reales.

El estudio se publicó el 20 de julio en la revista The Lancet .

"Nuestros hallazgos resaltan la necesidad urgente de priorizar a estos niños e invertir en programas y servicios basados en las evidencias para protegerlos y respaldarlos ahora mismo, y de continuar respaldándolos durante muchos años en el futuro, porque la orfandad no desaparece", enfatizó Hillis en un comunicado de prensa de la revista.

Los niños que han perdido a uno de sus padres o a otro cuidador tienen un riesgo significativo de efectos a corto y a largo plazo en su salud, seguridad y bienestar, por ejemplo un aumento en el riesgo de enfermedad, abuso físico, violencia sexual y embarazo adolescente, advirtieron los investigadores.

Lucie Cluver, autora del estudio, dijo que "tenemos evidencias firmes, por el VIH y el ébola, para orientar las soluciones. Debemos respaldar a las familias extendidas o de acogida para que cuiden a los niños, mediante programas económicos de fortalecimiento y crianza que sean rentables, y el acceso a la escuela". Cluver es profesora de la Universidad de Oxford en Reino Unido, y de la Universidad de Ciudad del Cabo, en Sudáfrica.

"Debemos vacunar a los cuidadores de los niños, sobre todo los abuelos que son cuidadores. Y debemos responder con rapidez, porque cada 12 segundos un niño pierde a su cuidador debido a la COVID-19", enfatizó Cluver.

Los países con las tasas registradas más altas de niños que perdieron a sus cuidadores primarios (un padre o un abuelo con la custodia) fueron: Perú (1 niño por cada 100, poco menos de 99,000 niños), Sudáfrica (5 niños por cada 1,000, casi 95,000 niños), México (3 niños por cada 1,000, más de 141,000 niños), Brasil (2 niños por cada 1,000, 130,000 niños), Colombia (2 niños por cada 1,000, casi 33,300 niños), Irán (>1 niño por cada 1,000, poco menos de 41,000 niños), Estados Unidos (>1 niño por cada 1,000, casi 114,000 niños), y la Federación de Rusia (1 niño por cada 1,000, casi 30,000 niños).

En India, el número de niños que acaban de quedar huérfanos aumentó de unos 5,100 en marzo de 2021 a más de 43,000 en abril de 2021, un aumento de 8.5 veces, según los autores del estudio.

"La pandemia oculta de orfandad es una emergencia global", aseguró el autor colíder del estudio, Seth Flaxman, del Colegio Imperial de Londres, "y no podemos permitirnos esperar a mañana para actuar".

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre la COVID-19.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: The Lancet, news release, July 20, 2021

Consumer News in Spanish