See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Los adultos mayores raras veces hablan sobre su consumo de alcohol con el médico

doctor and patient

VIERNES, 30 de julio de 2021 (HealthDay News) -- Muchos adultos mayores tienen problemas con el consumo de alcohol, pero un estudio reciente muestra que menos de la mitad de ellos hablan sobre su uso de alcohol con sus proveedores de atención de la salud.

"Los adultos mayores tienen un riesgo alto de daños por el consumo de alcohol, sobre todo los que tienen una enfermedad crónica existente y toman fármacos recetados", señaló la autora del estudio Pia Mauro. Esto hace que "las conversaciones sobre el alcohol con los proveedores sean particularmente importantes para esta población", enfatizó. Mauro es profesora asistente de epidemiología de la Universidad de Columbia, en la ciudad de Nueva York.

En el estudio, el equipo de Mauro analizó los datos de la Encuesta nacional sobre el uso de drogas y la salud de 2015 a 2019, de más de 9,600 adultos de EE. UU. de a partir de 65 años (un 51 por ciento mujeres y un 49 por ciento hombres), que reportaron su consumo de alcohol y las visitas de atención de salud por cualquier motivo en el año anterior.

En general, un 54 por ciento no hablaron sobre su consumo de alcohol con ningún proveedor (un 49 por ciento de los hombres y un 58 por ciento de las mujeres). Entre los que habían hablado sobre su consumo de alcohol con su proveedor, a más hombres que a mujeres les preguntaron sobre los problemas con la bebida (un 10 frente a un 7 por ciento), les aconsejaron sobre la bebida (un 7 frente a un 3 por ciento), o les ofrecieron información sobre el tratamiento para el alcohol (un 2 frente a un 0.7 por ciento).

Los hombres tenían una tasa más alta de atracones de bebida en el mes anterior (un 22 frente a un 14 por ciento) y de trastorno por uso de alcohol en el año anterior (un 4.5 frente a un 2 por ciento) que las mujeres, mostraron los hallazgos.

Las enfermedades crónicas eran comunes entre los adultos mayores del estudio: un 74 por ciento tenían al menos una enfermedad crónica, un 42 por ciento tenían hipertensión, un 28 por ciento tenían enfermedad cardiaca, un 19 por ciento tenían cáncer y un 18 por ciento tenían diabetes. Más de un 35 por ciento tenían dos o más enfermedades crónicas, según el estudio, que se publicó en la edición en línea del 29 de julio de la revista Alcoholism: Clinical & Experimental Research.

Benjamin Han, autor sénior del estudio, comentó que "es importante que los adultos mayores comprendan que el envejecimiento en sí puede conducir a una mayor sensibilidad al alcohol, y que el uso de alcohol puede exacerbar ciertas enfermedades crónicas". Han es profesor asistente de la división de geriatría, gerontología y atención paliativa de la Universidad de California, en San Diego.

El consumo malsano de alcohol está en aumento entre los estadounidenses mayores, de forma que es importante que los proveedores de atención de la salud hablen sobre el uso de alcohol con los pacientes mayores, sobre todo con los que tienen enfermedades crónicas, apuntó Mauro en un comunicado de prensa de la Columbia. "Normalizar las conversaciones sobre el consumo de alcohol con los proveedores, sin que haya una actitud crítica es un paso importante para reducir el estigma y prevenir las consecuencias de salud negativas potenciales", explicó.

Mauro también añadió que los hallazgos sobre las diferencias sexuales "llaman a esfuerzos dirigidos para aumentar las conversaciones sobre el uso del alcohol entre los adultos mayores y sus proveedores".

Más información

El Instituto Nacional Sobre el Envejecimiento de EE. UU. ofrece más información sobre el alcohol.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Columbia University Mailman School of Public Health, news release, July 29, 2021

Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined