Mom and baby boy
Adobe Stock

JUEVES, 7 de julio de 2022 (HealthDay News) -- Las sobrevivientes a un cáncer de mama a quienes les gustaría tener un bebé pueden tranquilizarse: un nuevo estudio que encuentra que la maternidad no reduce sus probabilidades de supervivencia en el futuro.

Además, las tasas de supervivencia no fueron peores en las mujeres más jóvenes, las que no habían estado embarazadas antes ni las que tenían un cáncer de mama con receptores de hormonas positivos, según los investigadores de la Universidad de Edimburgo, en Escocia.

"Este análisis muestra que tener un bebé tras un cáncer de mama no tiene un impacto negativo en la supervivencia", señaló Richard Anderson, profesor del centro de salud reproductiva de la universidad. "Ofrece tranquilidad al creciente número de mujeres que desean comenzar o completar sus familias tras el tratamiento para el cáncer de mama".

Muchos cánceres de mama son sensibles a las hormonas, y se ha pensado que unos crecientes niveles de hormonas durante el embarazo podrían aumentar las probabilidades de que el cáncer de mama recurra, o reducir las probabilidades de supervivencia. El estrógeno y la progesterona, que son hormonas, estimulan el crecimiento de las células tumorales.

Para estudiar el tema, los investigadores usaron datos de pacientes del Registro Oncológico Escocés y la bases de datos nacionales de maternidad. Casi 5,200 mujeres menores de 40 años recibieron un diagnóstico de cáncer de mama entre 1981 y 2017. Se incluyeron los embarazos hasta finales de 2018. La supervivencia también se analizó hasta finales de 2018.

Los investigadores analizaron los datos de 290 mujeres que tuvieron un nacimiento vivo tras un diagnóstico de cáncer de mama. Los resultados mostraron que su supervivencia general fue más alta, en comparación con las que no dieron a luz tras su diagnóstico de cáncer de mama.

Los resultados fueron presentados el martes en la reunión anual de la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología (European Society of Human Reproduction and Embryology). Los hallazgos presentados en reuniones médicas se consideran preliminares hasta que se publican en una revista revisada por profesionales.

Los investigadores también analizaron la etapa tumoral, los embarazos anteriores y la edad en el momento del diagnóstico.

La supervivencia fue más alta entre las que tuvieron un primer embarazo tras sufrir un cáncer de mama, encontró el equipo de la investigación. Las mujeres que habían estado embarazadas antes de tener un cáncer de mama mostraron unas tasas de supervivencia similares tuvieran o no un bebé más adelante.

Una edad más temprana en el momento del diagnóstico y luego tener un hijo también se asoció con un aumento en la supervivencia. Todos los grupos de edad mostraron una supervivencia mayor o similar, en comparación con las mujeres que no tuvieron un bebé tras el diagnóstico.

La mayoría de las mujeres que tuvieron un bebé tras el diagnóstico lo hicieron en un plazo de cinco años, anotaron los autores del estudio en un comunicado de prensa de la reunión.

Más información

La Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society) ofrece más información sobre el embarazo y la lactancia tras el cáncer de mama.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: European Society of Human Reproduction and Embryology, news release, July 5, 2022

Hola Doctor and Cara Murez

Published on July 08, 2022

Read this Next
About UsOur ProductsCustom SolutionsHow it’s SoldOur ResultsDeliveryContact UsBlogPrivacy PolicyFAQ