See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

El calentamiento global significa la propagación de la malaria y el dengue

mosquito on human skin

JUEVES, 8 de julio de 2021 (HealthDay News) -- El cambio climático podría poner a miles de millones de personas más en riesgo de letales enfermedades transmitidas por los mosquitos, como la malaria y el dengue, advierten unos investigadores. Observan que la zona de peligro se expande en Estados Unidos, Europa y Asia.

Si las temperaturas aumentan en alrededor de 3.7 grados centígrados para el año 2100, en comparación con los niveles preindustriales, 4.7 mil millones de personas adicionales de todo el mundo podrían estar en riesgo de las enfermedades, en comparación con los años de 1970 a 1999, según el nuevo estudio de modelado.

Esto significa que 8.4 mil millones de personas en todo el mundo podrían estar en riesgo de malaria y dengue a finales de siglo, sobre todo las que viven en las áreas de planicies y urbanas, indicaron los hallazgos. Los resultados se publicaron en la revista The Lancet Planetary Health.

El estudio predice un cambio hacia el norte en el área epidémica de la malaria en América del Norte, el centro norte de Europa, y el norte de Asia, y un cambio hacia el norte en el área epidémica del dengue en el centro norte de Europa y la parte norte de Estados Unidos.

La malaria y el dengue son las amenazas globales para la salud transmitidas por mosquitos más significativas. Se están encontrando en más áreas, surgen en áreas que antes no estaban afectadas y reemergen en ubicaciones donde habían disminuido durante décadas, señalaron los investigadores europeos.

La malaria está mudándose a unas altitudes mayores, y la urbanización se asocia con un aumento en el riesgo de dengue.

"Nuestros resultados resaltan por qué debemos actuar para reducir las emisiones, con el objetivo de limitar el cambio climático", comentó el coautor del estudio, Felipe Colón González, profesor asistente de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres.

"Este trabajo sugiere de forma contundente que reducir las emisiones de los gases de invernadero podría prevenir que millones de personas contraigan malaria y dengue. Los resultados muestran que unas condiciones de bajas emisiones reducen de forma significativa la duración de la transmisión, además del número de personas en riesgo", aseguró Colón González en un comunicado de prensa de la escuela. "Las medidas para limitar los aumentos de la temperatura global bien por debajo de los 2 ºC deben continuar".

Añadió que los legisladores y las autoridades de salud pública deben prepararse para todas las condiciones, incluso aquellas en que las emisiones permanecen en niveles altos.

"Esto es particularmente importante en las áreas que ahora están libres de enfermedad y donde es probable que los sistemas de salud sigan sin estar preparados para grandes brotes", enfatizó Colón González.

Una mayor vigilancia en los focos potenciales será importante, sobre todo en los lugares sin experiencia previa del dengue o la malaria, planteó la coautora del estudio, Rachel Lowe, profesora asociada de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres.

Más información

La Organización Mundial de la Salud ofrece más información sobre la malaria, el dengue y otras enfermedades transmitidas por vectores.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: London School of Hygiene & Tropical Medicine, news release, July 7, 2021

Consumer News in Spanish