smoking cigarettes
Adobe Stock

MIÉRCOLES, 10 de agosto de 2022 (HealthDay News) -- Los cigarrillos siguen siendo responsables de demasiadas muertes por cáncer cada año en Estados Unidos, encuentra un estudio reciente.

En 2019, casi 123,000 muertes por cáncer en EE. UU. se debieron a fumar cigarrillos (un 30 por ciento de todas las muertes por cáncer en EE. UU.), lo que condujo a casi 21 mil millones de dólares en ingresos perdidos ese año. Estas pérdidas fueron mucho más altas en los estados con unas leyes de control de tabaco más flojas, en particular en el Sur y el Medio Oeste, reportaron los investigadores.

"Nuestro estudio provee más evidencias de que fumar continúa siendo una importante causa de muertes relacionadas con el cáncer y teniendo un inmenso impacto en la economía de todo EE. UU.", señaló el investigador, el Dr. Farhad Islami, director científico sénior de investigación sobre las disparidades en el cáncer de la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society).

"Debemos continuar ayudando a los individuos a que dejen de usar tabaco, prevenir que comiencen, y trabajar con las autoridades electas de todos los niveles del gobierno para una implementación amplia y equitativa de las intervenciones de control de tabaco probadas", planteó Islami en un comunicado de prensa de la sociedad.

En el estudio, los investigadores estimaron el número de muertes por cáncer vinculadas con fumar, además de los ingreso perdidos entre las personas de 25 a 79 años.

Observaron los cánceres asociados con fumar, entre ellos los cánceres de la cavidad oral, la faringe, el esófago, el estómago, el colon, el hígado y el conducto biliar hepático, el páncreas, la laringe, el pulmón y los bronquios, el cuello uterino, el riñón, la pelvis, la vejiga y la leucemia mieloide aguda.

Encontraron las tasas más altas de mortalidad en los 13 estados con las políticas de control de tabaco más flojas y una prevalencia más alta de fumar. Estos estados son Alabama, Arkansas, Indiana, Kentucky, Luisiana, Michigan, Mississippi, Missouri, Ohio, Oklahoma, Carolina del Sur, Tennessee y Virginia Occidental.

Los investigadores calcularon que en estos estados hubo un 47 por ciento más de años de vida perdidos. También encontraron que si otros estados hubieran seguido a Utah, un estado con más regulaciones sobre fumar, por ejemplo, más de la mitad de los años de vida perdidos se habrían evitado.

"Aumentar el precio de los cigarrillos mediante impuestos sobre el consumo es la política más efectiva de todas para reducir el tabaquismo. En muchos estados, los impuestos sobre el consumo del tabaco siguen siendo bajos, en particular en los estados con las mayores tasas de tabaquismo", comentó el coautor, el Dr. Ahmedin Jemal, vicepresidente sénior de ciencias de la vigilancia y de la igualdad en la salud de la Sociedad Americana Contra El Cáncer.

"Eliminar las brechas existentes en la cobertura de Medicaid y del seguro privado de los servicios de cesación es una intervención importante que reduce los cánceres relacionados con fumar", enfatizó en el comunicado. "Esto también proveería acceso a todos los tipos de consejería y a todos los medicamentos aprobados por la [Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU.] sin que el paciente tenga que compartir costos".

El informe se publicó el 10 de agosto en la revista International Journal of Cancer.

"Este informe es otra demostración de lo crítico que es reducir el uso de tabaco para acabar con el sufrimiento y las muertes por el cáncer", aseguró Lisa Lacasse, presidenta de la Red de Acción del Cáncer de la Sociedad Americana Contra El Cáncer.

"Para acabar con el flagelo del tabaco en este país, reducir las disparidades de salud que inflige, y reducir las enfermedades relacionadas con el tabaco, como el cáncer, necesitamos que los legisladores locales, estatales y federales aprueben políticas de control de tabaco comprobadas, lo que incluye a unos aumentos regulares y significativos en los impuestos sobre el tabaco, unas completas leyes sobre los lugares libres de humo en todo el estado, una financiación adecuada de los programas estatales de prevención y cesación del tabaquismo, y garantizar que todos los asegurados de Medicaid tengan acceso a unos servicios integrales de cesación del tabaquismo, lo que incluye los tres tipos de consejería y todos los medicamentos aprobados por la FDA", observó.

"Tenemos las herramientas para lograrlo. Solo necesitamos que los legisladores actúen", añadió Lacasse en el comunicado.

Más información

Aprenda más sobre fumar y el cáncer en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: American Cancer Society, news release, Aug. 10, 2022

¿Le ha sido útil esta página?

Hola Doctor and Steven Reinberg

Updated on September 21, 2022

Read this Next
About UsOur ProductsCustom SolutionsHow it’s SoldOur ResultsDeliveryContact UsBlogPrivacy PolicyFAQ