See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Comer menos carne significa un corazón más sano

a bowl of fresh salad

MIÉRCOLES, 4 de agosto de 2021 (HealthDay News) -- Para las personas de cualquier edad, comer una dieta saludable de origen vegetal se vincula con un riesgo más bajo de ataque cardiaco y enfermedad cardiaca, muestran dos estudios recientes.

Ambos estudios se publicaron el 4 de agosto en la revista Journal of the American Heart Association de la Asociación Americana del Corazón, y respaldan las directrices dietéticas de la asociación.

"Una dieta nutricionalmente rica de origen vegetal es beneficiosa para la salud cardiovascular. Una dieta centrada en las plantas no es necesariamente vegetariana", aclaró Yuni Choi, coautora de uno de los estudios. Choi es investigadora postdoctoral de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Minnesota, en Minneapolis.

"Las personas pueden elegir entre los alimentos de origen vegetal que estén lo más cerca posible a su estado natural, no altamente procesados", aconsejó Choi en un comunicado de prensa de la revista.

El estudio de Choi incluyó a casi 5,000 adultos de EE. UU. inscritos en el estudio Desarrollo del riesgo de la arteria coronaria en los adultos jóvenes (CARDIA, por sus siglas en inglés). Tenían entre 18 y 30 años, y estaban libres de enfermedad cardiaca en el momento de la inscripción en 1985 y 1986.

Durante los 32 años de seguimiento, casi 300 participantes desarrollaron una enfermedad cardiovascular, entre ellas un ataque cardiaco, un accidente cerebrovascular, insuficiencia cardiaca, un dolor de pecho relacionado con el corazón, o una obstrucción de las arterias de alguna parte del cuerpo.

Pero las personas que comían los alimentos de origen vegetal más nutricionalmente ricos tenían un 52 por ciento menos de probabilidades de desarrollar una enfermedad cardiovascular. Los hábitos alimenticios protectores incluían comer bastantes frutas, verduras, frijoles, frutos secos y granos integrales, y menos productos animales malsanos, como la carne roja rica en grasa.

Los investigadores también encontraron que los participantes que más mejoraron su dieta entre los 25 y los 50 años tenían unas probabilidades un 61 por ciento más bajas de desarrollar una enfermedad cardiaca que las que tuvieron el mayor declive en la calidad de su dieta en ese periodo.

Como hubo pocos vegetarianos entre los participantes, el estudio no pudo evaluar los posibles beneficios de una dieta vegetariana estricta que excluya todos los productos animales, incluyendo la carne, los lácteos y los huevos.

"Creemos que los individuos pueden incluir productos animales en moderación de vez en cuando, por ejemplo aves que no estén fritas, pescado que no esté frito, huevos y lácteos bajos en grasa", comentó Choi.

El otro estudio incluyó a más de 123,000 participantes de la Iniciativa de salud de las mujeres. Se trata de un estudio a largo plazo en EE. UU., que observa la prevención y la detección temprana de las afecciones de salud graves en las mujeres postmenopáusicas.

Las mujeres de este nuevo análisis se inscribieron en el estudio entre 1993 y 1998, cuando tenían entre 50 y 79 años (con una edad promedio de 62 años), y no tenían enfermedades cardiovasculares. Les dieron seguimiento hasta 2017 para ver si la llamada dieta Portafolio reducía su riesgo de problemas cardiacos.

La dieta Portafolio incluye frutos secos; proteína vegetal de la soya, los frijoles o el tofu; fibra soluble viscosa de la avena, la cebada, la okra, la berenjena, las naranjas, las manzanas y las bayas; y esteroles vegetales de alimentos enriquecidos y grasas monoinsaturadas que se encuentran en el aceite de oliva, el aceite de canola y los aguacates. El consumo de grasas saturadas y colesterol dietético es limitado.

Las mujeres que siguieron la dieta Portafolio de la forma más cercana tenían un 11 por ciento menos de probabilidades de desarrollar cualquier tipo de enfermedad cardiovascular, un 14 por ciento menos de probabilidades de desarrollar una enfermedad de la arteria coronaria, y un 17 por ciento menos de probabilidades de desarrollar insuficiencia cardiaca, en comparación con las que seguían la dieta con una menor frecuencia, encontraron los investigadores.

"Estos resultados presentan una importante oportunidad, ya que todavía hay espacio para que las personas incorporen más alimentos vegetales que reducen el colesterol en sus dietas", aseguró el Dr. John Sievenpiper, autor sénior del estudio, y profesor asociado de ciencias de la nutrición y medicina de la Universidad de Toronto, en Canadá.

"Con un cumplimiento incluso mayor del patrón dietético Portafolio, se prevería una asociación con incluso menos eventos cardiovasculares, quizá tanto como con los medicamentos para reducir el colesterol. Aun así, una reducción del 11 por ciento tiene una significación clínica, y cumpliría el umbral mínimo de un beneficio de cualquier persona. Los resultados indican que la dieta Portafolio resulta en beneficios para la salud del corazón", añadió Sievenpiper.

Más información

El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de EE. UU. ofrece una guía para un corazón sano.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Journal of the American Heart Association, news release, Aug. 4, 2021

Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined