a boy on a playground
Adobe Stock

LUNES, 8 de agosto de 2022 (HealthDay News) -- Los niños no tienen una forma física igual de buena que la de sus padres cuando ellos eran niños, y es probable que esto les haga daño a medida que la Tierra se caliente, afirma una investigación reciente.

Los hallazgos se basan en una completa revisión de más de 150 estudios, que observaron cómo los niños mantienen la actividad física, el ejercicio y afrontan el calor, además de cómo esto podría cambiar a medida que las temperaturas globales aumenten. La investigación se publicó en la edición del 5 de agosto de la revista Temperature.

"Unos adultos con una mejor forma física son más capaces de tolerar unas temperaturas más altas, debido a una combinación de factores fisiológicos, conductuales y psicológicos", aseguró Shawnda Morrison, fisióloga del ejercicio ambientalista de la Universidad de Eslovenia, en Liubliana. Morrison es experta en fisiología humana adaptativa e integral en ambientes extremos.

"Pero, a medida que el mundo se calienta, los niños están en la peor forma física que jamás han estado. Es imperativo que se anime a los niños a realizar actividad física a diario para desarrollar, y mantener, su aptitud física, de forma que disfruten de mover sus cuerpos y que no sientan que es 'trabajo' o una 'tarea'", planteó Morrison en un comunicado de prensa de la revista.

La obesidad y una falta de aptitud física podrían poner a los niños en un mayor riesgo de sufrir problemas de salud relacionados con el calor, como la deshidratación, los calambres por calor, el agotamiento por calor o el golpe de calor.

Entre la investigación que se analizó se encontraba un estudio con 457 chicos de 5 a 12 años, en Tailandia. Encontró que los jóvenes con sobrepeso tenían más del doble de probabilidades de presentar dificultades para regular su temperatura corporal que los niños con un peso normal cuando hacían ejercicio al aire libre.

Otro estudio encontró que más niños visitaban los departamentos de emergencias en los hospitales pediátricos de EE. UU. en los días más calurosos. Los niños más pequeños eran particularmente propensos a necesitar atención de emergencia.

La aptitud aeróbica de los niños es un 30 por ciento más baja que la de sus padres a la misma edad, según la investigación. En los últimos 30 años se han observado rápidas reducciones en la actividad física de los niños en todo el mundo, y la mayoría de los niños no cumplen la directriz de la Organización Mundial de la Salud de realizar en promedio al menos 60 minutos de actividad física cada día.

Y lo que es incluso peor, esta inactividad física se aceleró, sobre todo en Europa, durante la pandemia, encontró el estudio.

También podría dificultarse más que los niños en mala forma física cumplan con los niveles mínimos de actividad si los padres perciben que las temperaturas exteriores son "demasiado calurosas para jugar".

Por otra parte, estas temperaturas más altas podrían provocar brotes de nuevas enfermedades, según el estudio. Las restricciones en el movimiento en respuestas a los brotes futuros podrían ser devastadoras para la aptitud física de los niños.

Encima de esto, los niños no son solo adultos más pequeños.

La forma en que su cuerpo mantiene la temperatura interna es distinta, explicó Morrison. Sudan menos que los adultos en el calor, y pierden calor al aumentar el flujo sanguíneo a la piel, lo que puede requerir que el corazón trabaje más, dijo. La mayoría de las investigaciones sobre cómo el cuerpo se adapta a unas temperaturas más altas se han realizado en adultos, y se han realizado pocas en los niños que no tengan al menos 15 a 30 años de antigüedad.

Morrison sugiere actividades para lograr que los niños se muevan. Podría tratarse de una combinación de juegos estructurados, como el fútbol americano, el básquetbol y el béisbol, y juegos activos con amigos y familiares. Lo preferible es que estas actividades se realicen al aire libre.

Las clases de educación física son la mejor y más rentable forma de aumentar los niveles de aptitud física, y de equipar a los niños para que sigan haciendo ejercicio a lo largo de sus vidas, según el estudio, pero las familias también pueden volverse activas.

"Hagan lo que les guste hacer, ya sea un paseo familiar en bicicleta o patines, una caminata por el bosque o pasear al perro", aconsejó Morrison.

"Asegúrese de que la actividad aumente la frecuencia cardiaca, el entusiasmo y la positividad de todos, y un punto importante es no intentar evitar el calor del todo, sino elegir unas horas del día que sean menos calurosas [en las mañanas y las noches] para mantenerse activo, dado que debemos seguir moviéndonos en este mundo que se calienta", añadió.

Más información

La Oficina de Prevención de la Enfermedad y Promoción de la Salud del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU. ofrece más información sobre la aptitud física de los niños.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Temperature, news release, Aug. 5, 2022


¿Le ha sido útil esta página?

Hola Doctor and Cara Murez

Updated on September 21, 2022

Read this Next
About UsOur ProductsCustom SolutionsHow it’s SoldOur ResultsDeliveryContact UsBlogPrivacy PolicyFAQ