See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Los datos israelíes sobre las dosis de refuerzo de la COVID se publican esta semana en una importante revista

vaccine
Adobe Stock

MARTES, 14 de septiembre de 2021 (HealthDay News) -- Unos datos recientes de Israel, que se publicarán esta semana, podrían reforzar la idea de que una tercera dosis de refuerzo de las vacunas contra la COVID-19 reduce de forma significativa las probabilidades de quien la recibe de una enfermedad grave.

Los datos se publicarán en la revista revisada por profesionales New England Journal of Medicine, antes de la reunión del panel asesor de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. para hablar sobre las dosis de refuerzo, reportó CNN.

Aunque la revista no hace comentarios sobre las publicaciones futuras, el editor jefe, el Dr. Eric Rubin, dijo que la revista actúa con rapidez para revisar los datos que pueden tener un impacto en la salud pública. La FDA también realiza su propia revisión interna de los datos, señaló.

"Si podemos orientar una conversación pública, trabajamos rápidamente para lograrlo", declaró Rubin a CNN.

Los datos preliminares del Ministerio de Salud Israelí se publicaron el mes pasado en un servidor preimpresión, antes de ser revisados por profesionales. En ese análisis, más de un millón de israelíes de a partir de 60 años recibieron las dosis de refuerzo entre el 30 de julio y el 22 de agosto.

El riesgo de enfermedad grave se redujo más de 10 veces y el riesgo relativo de una infección confirmada se redujo más de 11 veces doce días después de que las personas recibieran su tercera dosis de la vacuna, según los datos.

Hasta ahora, Israel ha administrado dosis de refuerzo a unos 2.8 millones de sus habitantes.

El Comité Asesor sobre las Vacunas y los Productos Biológicos Relacionados de la FDA se reunirá el 17 de septiembre.

La publicación de los datos israelíes en la New England Journal of Medicine significa que se habrán sometido al riguroso proceso de revisión profesional.

Contar con datos revisados por profesionales y publicados en una prominente revista médica sería útil para los miembros del comité, comentó el Dr. Paul Offit, especialista en enfermedades infecciosas de la Universidad de Pensilvania y miembro del comité asesor.

"Esto siempre es así. Preferiríamos que unos revisores independientes observen con cuidado cada evidencia y tener su crítica y darle forma a sus revisiones", dijo Offit.

Offit y otros han pedido más datos sobre la efectividad de las dosis de refuerzo, informó CNN. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. también deben otorgar su autorización para cualquier despliegue de dosis de refuerzo.

La Casa Blanca ha recibido críticas por anunciar que las dosis de refuerzo comenzarían a administrarse a las personas elegibles a partir del 20 de septiembre, antes de que la FDA y los CDC hayan contribuido al debate.

La revisión profesional de la New England Journal of Medicine "es realmente importante", declaró a CNN un funcionario sénior de los CDC que trabaja en la respuesta a la COVID-19. "Revisan el trabajo de forma crítica y se comunican con los autores para obtener explicaciones y aclaraciones. Creo que sin duda hará una diferencia".

El Dr. Nachman Ash, director general del Ministerio de Salud Israelí, dijo a CNN que la Dra. Sharon Alroy-Preis, directora de servicios de salud pública del Ministerio de Salud Israelí, y Ron Milo, profesor del Instituto de Ciencias Weizmann, presentarán los datos en la reunión de asesores de la FDA.

Ash comentó que la New England Journal of Medicine también publicará un segundo conjunto de datos del Ministerio de Salud antes de la reunión de asesores de la FDA. Ese estudio mostró que las personas mayores de 60 años que recibieron la segunda dosis de la vacuna en marzo tenían una protección un 60 por ciento más alta contra la infección y una protección un 70 por ciento más alta contra la COVID-19 grave, en comparación con las que recibieron su segunda dosis en enero, informó CNN.

La noticia de la publicación inminente de los datos israelíes llega poco después de una gran revisión internacional que no respaldó la necesidad de dosis de refuerzo en este momento.

La revisión, que fue realizada por un equipo que incluyó a científicos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la FDA, concluyó que las vacunas actuales tienen la suficiente efectividad contra la COVID-19 grave, incluso con la variante Delta, y que las dosis de refuerzo no son necesarias.

Los hallazgos, que se publicaron en la edición del 13 de septiembre de la revista The Lancet, se basan en una revisión de toda la literatura publicada y los resultados de ensayos clínicos.

"Las vacunas que hay ahora disponibles son seguras y efectivas, y salvan vidas", aseguró la coautora del estudio, la Dra. Soumya Swaminathan, jefa científica de la OMS.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre las vacunas contra la COVID-19 y el tema de las dosis de refuerzo.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: CNN, The Lancet

Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined