See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Los pacientes con cáncer de sangre se podrían beneficiar de un refuerzo de la vacuna contra la COVID: estudio

Los pacientes con  cáncer de sangre se podrían beneficiar de un refuerzo de la vacuna contra la COVID: estudio
Adobe Stock

MIÉRCOLES, 15 de septiembre de 2021 (HealthDay News) -- Para los pacientes con cánceres de las células B de la sangre que no produjeron anticuerpos contra la COVID-19 tras dos dosis de una vacuna, quizá una tercera dosis sea la solución, encuentra una nueva investigación.

Más de la mitad de los pacientes que no habían logrado una respuesta con las dos primeras dosis tuvieron una respuesta positiva con la tercera dosis, o refuerzo, según un estudio de la Sociedad de Lucha contra la Leucemia y el Linfoma (Leukemia & Lymphoma Society).

"La dosis adicional de la vacuna contra la COVID-19 parece mejorar la respuesta inmunitaria en muchas personas con cáncer de la sangre, una de las muchas afecciones que pueden suprimir el sistema inmunitario de una persona", señaló la autora del estudio, la Dra. Gwen Nichols, directora médica de la sociedad.

"Pero aunque la vacunación ofrece protección a la mayoría de los pacientes con un cáncer de sangre, algunos no montan una respuesta completa de antivirus ni con esta dosis adicional", comentó en un comunicado de prensa de la sociedad.

La sociedad recomienda que los pacientes con un cáncer de sangre que recibieron dos dosis de la vacuna de ARNm contra la COVID de Pfizer o de Moderna reciban otra dosis. Todavía no se han formulado directrices para los que recibieron la vacuna de Johnson & Johnson, pero la sociedad dijo que ellos también podrían considerar otra dosis, y que deben hablar con sus médicos.

Los expertos de la sociedad también instaron a los pacientes con cánceres de sangre a que continúen con el uso de las máscaras y que mantengan el distanciamiento social. Los pacientes sin vacunar con un cáncer de sangre tienden a tener unas infecciones de COVID-19 más prolongadas y graves, lo que incluye unas tasas más altas de mortalidad, según el comunicado de prensa.

El estudio también ofrece información sobre el efecto de los tratamientos de inmunosupresión en la respuesta inmunitaria.

El tratamiento con el anticuerpo rituximab en los seis a 12 meses antes de la vacunación se vinculó con la falta de producción de anticuerpos contra la COVID-19, incluso tras una tercera dosis de las vacunas de ARNm. Además, algunos pacientes que están siendo tratados con inhibidores de la tirosina quinasa de Bruton (BTK) no producen anticuerpos contra la COVID-19 detectables.

Pero las directrices actuales sobre el tratamiento del cáncer no sugieren pausar estos tratamientos ni retrasar la vacunación contra la COVID-19 en los pacientes con cáncer de sangre. La mejor vía es que los pacientes con cáncer de sangre consulten a sus médicos y se vacunen, según la sociedad.

"Los niveles de anticuerpos en nuestro estudio variaron entre 2.2 a más de 2,500", observó el coautor del estudio, Lee Greenberger, director científico de la sociedad. "Los anticuerpos nos dicen que un paciente ha respondido a la vacunación, y este es un hallazgo positivo, pero los expertos en vacunas siguen trabajando para determinar exactamente qué nivel de anticuerpos es necesario para proteger contra la infección contra la COVID-19 o sus peores resultados".

Basándose en los resultados de este estudio y de uno anterior, se estima que al menos 100,000 pacientes con cáncer de sangre en Estados Unidos no tendrán anticuerpos tras tres dosis de la vacuna de Pfizer o la de Moderna.

El informe se publicó en la edición del 13 de septiembre de la revista Cancer Cell.

Más información

Aprenda más sobre las vacunas contra la COVID-19 en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: The Leukemia & Lymphoma Society, news release, Sept. 13, 2021

Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined