See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

La COVID prolongada en general finaliza en tres meses en los niños, según un estudio

child\'s face showing sickness
Adobe Stock

VIERNES, 17 de septiembre de 2021 (HealthDay News) -- En los niños y los adolescentes, los síntomas de la COVID prolongada raras veces duran más de 12 semanas, informa un nuevo estudio internacional.

Los investigadores también encontraron que la exposición a la variante Delta, que es altamente contagiosa, no resultó en una enfermedad más grave en los niños, en comparación con las variantes anteriores, y que la mayoría de los casos de COVID-19 fueron asintomáticos o leves.

A pesar de todas estas noticias tranquilizadoras, el estudio sí incluyó un hallazgo problemático: los jóvenes con afecciones preexistentes (como obesidad, enfermedad renal crónica, enfermedad cardiaca o trastornos inmunitarios) tienen 25 veces más probabilidades de desarrollar una COVID-19 grave que los niños sin afecciones preexistentes. Una revisión reciente encontró que un 5 por ciento de los que tenían afecciones preexistentes desarrollaron una COVID-19 grave, en comparación con menos de un 1 por ciento de los demás, señalaron los investigadores.

"Se necesitan más datos para describir la carga de la COVID-19 en los niños y adolescentes tras el surgimiento de la altamente transmisible variante Delta, y porque se ha priorizado la vacunación de los adultos", señaló Andrew Steer, del Instituto de Investigación Infantil Murdoch (MCRI) en Melbourne, Australia.

Y los síntomas de la COVID prolongada fueron difíciles de diferenciar de los efectos indirectos de la enfermedad en los niños, por ejemplo los cierres de las escuelas y no poder pasar tiempo con los amigos ni hacer deportes o pasamientos, comentó la Dra. Petra Zimmermann, de la Universidad de Friburgo, en Suiza.

"Esto resalta por qué es esencial que los estudios futuros impliquen unos grupos de control más rigurosos, que incluyan a niños con otras infecciones y a los admitidos al hospital o a la unidad de cuidados intensivos por otros motivos", planteó en un comunicado de prensa del MCRI.

El coautor del estudio, Nigel Curtis del MCRI, dijo que aunque los niños con COVID-19 en general son asintomáticos o tienen una enfermedad leve con unas tasas bajas de hospitalización, el riesgo y las características de la COVID prolongada no se han comprendido bien.

En el estudio, los investigadores revisaron 14 estudios publicados que incluyeron a más de 19,400 niños y adolescentes. Encontraron que los síntomas más comunes de la COVID prolongada a lo largo de cuatro a 12 semanas fueron dolor de cabeza, fatiga, alteraciones del sueño, dificultades para concentrarse y dolor abdominal.

Curtis dijo que es tranquilizador que hubiera pocas evidencias de que los síntomas duraran más de 12 semanas, lo que sugiere que la COVID prolongada podría ser menos problemática en los niños que en los adultos.

"El bajo riesgo que plantea la enfermedad aguda significa que uno de los beneficios clave de la vacunación contra la COVID en los niños y adolescentes podría ser protegerlos de la COVID prolongada", señaló Curtis. "Una determinación precisa del riesgo de COVID prolongada en este grupo de edad es por tanto esencial en el debate sobre los riesgos y los beneficios de la vacunación".

Steer añadió que, a medida que las restricciones por la pandemia se alivian y circulan otros virus respiratorios, los investigadores deben averiguar si la infección con virus como el virus sincitial respiratorio o la influenza aumenta la gravedad de la COVID-19 en los jóvenes.

Los hallazgos se publicaron en la edición en línea del 16 de septiembre de la revista Pediatric Infectious Disease Journal.

Más información

Para más información sobre la COVID-19, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Murdoch Children's Research Institute, news release, Sept. 16, 2021

Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined