See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Los padres de los niños hospitalizados necesitan más información sobre los costos, según un estudio

child safety in hospital
Adobe Stock

MIÉRCOLES, 22 de septiembre de 2021 (HealthDay News) -- Tener a un hijo en el hospital es angustioso para las familias, y no saber cuál es el posible costo de esta estadía puede aumentar ese estrés, afirman los investigadores.

Un estudio reciente ha encontrado que tres cuartas partes de las familias estadounidenses desean mantener conversaciones sobre los costos de la atención. Sin embargo, solo el 7 por ciento de las familias han recibido este asesoramiento financiero del personal del hospital.

La investigación sugiere que los pacientes y sus familias necesitan un mejor acceso a los asesores financieros del hospital, señalaron los autores del estudio.

"Parte de lo que esperamos que consiga este trabajo es que sirva como una llamada de atención para decir 'tenemos que encontrar una manera de conseguir que el costo total anticipado de la atención sea mucho más transparente para los pacientes'", planteó la Dra. Hannah Bassett, coautora del estudio y profesora clínica asistente de pediatría de Stanford Medicine, en Palo Alto, California.

En el estudio, los investigadores encuestaron a más de 500 padres de pacientes ingresados en seis centros médicos académicos pediátricos en Estados Unidos hacia el final de la estadía de sus hijos en el hospital.

En los cuestionarios, se preguntaba qué deseaban saber los padres sobre los costos de la atención de sus hijos, cuándo y con quién deseaban hablar sobre estos costos y las barreras que percibían que tenían para hablar del tema. También se les pidió que describieran las conversaciones relacionadas con los costos que ya habían mantenido con el personal del hospital.

Los investigadores también recogieron información sobre el caso del niño. Recopilaron datos sobre los ingresos y los niveles de educación de los padres; su raza y etnia; los temas financieros, por ejemplo si una familia tenía deudas médicas existentes u otros problemas económicos; el tipo de seguro; y la cantidad de deducibles de su seguro.

El equipo encontró que el 76 por ciento de las familias deseaban mantener conversaciones sobre los costos médicos. Más o menos un 75 por ciento de las familias estaban preocupadas sobre cuánto les costaría la hospitalización, y un tercio de ellas tenían una preocupación moderada o estaban muy preocupadas.

Estos costos pueden afectar a los sentimientos de los padres respecto a la atención, encontraron los investigadores. Alrededor de la mitad de los padres dijeron que deseaban que los médicos tuvieran en consideración los costos al tomar las decisiones médicas para sus hijos. Otro 35 por ciento no quería que los médicos tuvieran en consideración el precio de los tratamientos.

Alrededor del 10 por ciento apuntaron que nunca querrían conversar sobre el costo de la atención antes de que su hijo recibiera las pruebas y los tratamientos, mientras que más o menos la mitad sí quería hacerlo.

El Dr. Alan Schroeder, coautor del estudio, es profesor clínico de atención crítica pediátrica y de medicina pediátrica hospitalaria de Stanford Medicine. Dijo que "fue interesante que hubiera polos opuestos. Hay bastantes personas que quieren hablar sobre el costo, pero hay una proporción diferente a cero que en realidad no quiere. Para estos últimos, debemos explorar con más profundidad las barreras y determinar si hay enfoques aceptables para las conversaciones sobre el costo. Mientras tanto, el personal del hospital debería comenzar cualquier conversación relacionada con el costo preguntando sencillamente si están interesados en recibir más información".

La situación económica de la familia y la gravedad de la enfermedad del niño no parecen afectar a estas preferencias, encontraron los investigadores.

"Fue sorprendente", dijo Bassett. "Es una preferencia ampliamente extendida y un tema importante para cualquier persona, con independencia de sus características sociodemográficas o las características clínicas de su hijo".

Muchas familias parecían inseguras sobre cuándo o cómo preguntar sobre estas cuestiones económicas, señalaron los autores del estudio. Los investigadores esperan que los nuevos datos ayuden a convencer a los líderes, administradores y médicos de que deben ser francos sobre los costos en las conversaciones con las familias de los niños hospitalizados.

Las tarifas del sistema médico de EE. UU. son complejas, lo que puede dificultar que las familias, e incluso los médicos, predigan los costos. Sin embargo, los asesores financieros del hospital pueden ayudar a realizar una estimación de los costos teniendo en consideración la cobertura del seguro, los deducibles y los tratamientos.

"Los médicos y los pacientes están desconectados por completo del costo de la atención", advirtió Schroeder en un comunicado de prensa de Stanford. "Esta investigación es un paso hacia una mejor comprensión de esta desconexión y cómo solucionarla".

Los hallazgos se publicaron en la edición en línea del 21 de septiembre de la revista JAMA Network Open.

Más información

USA.gov ofrece más información sobre el pago de la atención médica.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Stanford Medicine, news release, Sept. 21, 2021

Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined