See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Después de todo, quizá los lácteos sean buenos para uno

dairy products
Adobe Stock

JUEVES, 23 de septiembre de 2021 (HealthDay News) -- Se acuerda del anuncio. Preguntaba si tenía leche, y decía que la leche era buena para el cuerpo.

¿Lo es? Una nueva investigación sugiere que tal vez sí.

En el estudio, las personas que consumían más grasa láctea en realidad tenían un riesgo más bajo de enfermedad cardiovascular que las personas que bebían o comían menos lácteos, reportó CNN.

"Unas crecientes evidencias sugieren que el impacto de salud de ciertos alimentos lácteos podría depender más del tipo (como el queso, el yogurt, la leche y la mantequilla) que del contenido de grasa, lo que ha planteado dudas respecto a si la evitación de las grasas lácteas en general es beneficioso para la salud cardiovascular", señaló la autora principal, Kathy Trieu, investigadora del Instituto George de Salud Global en Sídney, Australia.

"Nuestro estudio sugiere que reducir la grasa láctea o evitar los lácteos del todo quizá no sea la mejor opción para la salud del corazón", declaró Trieu a CNN.

Para estudiar el tema, su equipo observó a Suecia, y midió los niveles en sangre de un ácido graso que se encuentra sobre todo en los alimentos lácteos. Se sabe que el país está entre los mayores consumidores y productores de productos lácteos del mundo.

Los investigadores continuaron dando seguimiento a poco más de 4,000 participantes, cuya sangre se analizó durante un promedio de 16 años.

Los investigadores ajustaron según los factores de riesgo conocidos, y observaron cuántas personas del grupo habían tenido ataques cardiacos, accidentes cerebrovasculares (ACV) y otras enfermedades circulatorias, y cuántas fallecieron a lo largo de esos años. Aquellos cuya sangre contenía los niveles más altos del ácido graso tenían el riesgo más bajo de enfermedad cardiovascular, sin un aumento en el riesgo de muerte por todas las causas, encontró el estudio.

Los investigadores no se limitaron a Suecia. Confirmaron sus hallazgos al combinar los resultados de 17 estudios adicionales que incluyeron a 43,000 personas de Estados Unidos, Reino Unido y Dinamarca, informó CNN.

"Aunque los hallazgos podrían verse influidos, en parte, por otros factores además de la grasa láctea, nuestro estudio no sugiere que la gasa láctea, en sí, provoque algún daño", señaló Matti Marklund, investigador sénior del Instituto George y autor cosénior del trabajo.

"Encontramos que los que tenían los niveles más altos en realidad tenían el riesgo más bajo de ECV [enfermedad cardiovascular]. Estas relaciones son muy interesantes, pero necesitamos más estudios para comprender mejor el impacto completo en la salud de las grasas lácteas y los alimentos lácteos", añadió Marklund.

No se debe interpretar que los resultados signifiquen que los productos lácteos con toda su grasa reducen el riesgo de enfermedad cardiovascular, comentó en CNN Alice Lichtenstein, directora y científica sénior del Laboratorio de Investigación en Nutrición Cardiovascular de la Universidad de Tufts, en Boston.

El estudio mostró que el grupo con el biomarcador más alto de consumo de lácteos también tenía un IMC más bajo, hacían más actividad física, tenían una tasa más baja de tabaquismo, unas tasas más bajas de diabetes tipo 2 y enfermedad cardiovascular, un nivel educativo más alto, unas mayores ingestas de verduras, frutas y pescado, y una ingesta más baja de carne procesada. Todos estos factores se asocian con un riesgo más bajo de enfermedad cardiovascular.

"Se controlaron en los análisis estadísticas, pero no se pueden descartar unos factores de confusión residuales. Sin embargo, los datos reportados son de asociaciones, unas asociaciones que no pueden establecer causalidad", explicó Lichtenstein.

Lo que los investigadores saben es que los lácteos, sobre todo cuando son fermentados, se han asociado con beneficios para el corazón.

Trieu dijo que "es importante recordar que aunque los alimentos lácteos pueden ser ricos en grasas saturadas, también son ricos en muchos otros nutrientes y pueden formar parte de una dieta saludable. Pero otras grasas, como las que se encuentran en los mariscos, los frutos secos y los aceites vegetales que no son tropicales pueden tener unos beneficios para la salud mayores que las grasas lácteas".

Brian Power, profesor del departamento de ciencias de la salud y la nutrición del Instituto de Tecnología Sligo de Irlanda, aseguró que el estudio debe hacer que los científicos "repiensen lo que creemos que sabemos sobre los alimentos y la enfermedad".

"No hay que evitar los productos lácteos", dijo a CNN Powers, que no participó en el estudio. "Este mensaje se pierde en gran medida cuando se comunica lo que sabemos sobre una alimentación saludable".

La investigación se publicó en la edición del 21 de septiembre de la revista PLOS Medicine.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrece consejos saludables para un peso sano.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTES: CNN; PLOS Medicine, Sept. 21, 2021

Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined