See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Las 'fugas' en las válvulas cardiacas de la futura madre plantean más peligro de lo que se pensaba

doctor examining pregnant woman
Adobe Stock

JUEVES, 9 de septiembre de 2021 (HealthDay News) -- Las válvulas cardiacas con fugas pueden poner a las mujeres embarazadas en un grave riesgo, según un estudio de gran tamaño que contradice a la práctica establecida.

Antes, la afección se consideraba relativamente inocua durante el embarazo. Pero este análisis de investigadores de la Universidad Johns Hopkins, de más de 20,000 expedientes médicos individuales, revela que la enfermedad de las válvulas cardiacas pone a las mujeres en riesgo de sangrado, hipertensión, daño en los órganos y otras complicaciones durante el parto.

"Nuestro estudio se enfocó en algo que quizá no recibe mucha atención", comentó en un comunicado de prensa de la Hopkins la autora sénior, la Dra. Erin Michos, directora de salud cardiovascular de las mujeres y profesora asociada de la Facultad de Medicina de la Universidad, en Baltimore.

Michos aseguró que los nuevos hallazgos son un llamado para que haya un aumento en las pruebas de detección de todos los tipos de enfermedad de las válvulas antes de y durante el embarazo.

Cuatro válvulas en el corazón mantienen a la sangre en flujo en la dirección correcta. En la enfermedad de la válvula cardiaca por regurgitación, una válvula no se cierra del todo, provocando fugas y un flujo sanguíneo hacia atrás.

Las directrices existentes para evaluar el riesgo se han enfocado en el estrechamiento de las válvulas, que puede reducir el flujo sanguíneo y estresar al corazón.

Pero, basándose en los hallazgos, los investigadores plantearon que es probable que las mujeres embarazadas con enfermedad de las válvulas cardiacas por regurgitación o por fugas sufran complicaciones como una acumulación de fluidos en los pulmones, un ritmo cardiaco anómalo o insuficiencia cardiaca.

El estudio utilizó una gran base de datos de las admisiones a los hospitales de EE. UU. entre 2016 y 2018. De 11.2 millones de hospitalizaciones para el parto, poco más de 20,300 mujeres tenían antecedentes documentados de enfermedad de las válvulas.

El análisis encontró que las mujeres embarazadas con antecedentes de válvulas con regurgitación o estrechadas tenían hasta 100 veces más probabilidades de experimentar complicaciones como la insuficiencia cardiaca durante el parto, en comparación con las demás mujeres.

La mayoría de las mujeres con enfermedad de las válvulas eran mayores y tenían afecciones subyacentes, como la hipertensión o la diabetes, señalaron los investigadores.

La preeclampsia, una peligrosa complicación del embarazo provocada por la hipertensión, fue un 90 por ciento más común entre las mujeres con enfermedad de las válvulas, y hubo un 40 por ciento más de probabilidades de hemorragia durante el parto. El desprendimiento de la placenta, en que la placenta se desprende y resulta en un mal flujo de oxígeno al bebé, fue un 30 por ciento más frecuente.

"Lamentablemente, muchas de las prácticas de salud de las mujeres se han visto dominadas por las experiencias individuales, y porque los expertos han dicho que creen que algo es cierto, en lugar de basarse en las evidencias", advirtió la Dra. Anum Minhas, jefa clínica y miembro de investigación de la División de Cardiología de Johns Hopkins Medicine.

Minhas afirmó que la investigación es una extensión de las experiencias de las mujeres que tienen un historial de enfermedad grave de las válvulas, y además de una falta de investigación actual sobre el valor de las herramientas de evaluación.

La enfermedad de las válvulas cardiacas provoca complicaciones como el parto prematuro y la insuficiencia cardiaca en hasta un 10 por ciento de las mujeres que dan a luz cada año.

Las mujeres con cualquier forma de enfermedad cardiaca podrían beneficiarse de la atención especializada de un cardioobstetra, planteó Michos. Los autores sugirieron que las calculadoras de riesgo se deberían revisar.

"Los datos nos informan que en realidad no debemos dar por sentado que las mujeres que tienen unas válvulas cardiacas con más fugas estarán bien durante el embarazo", señaló Minhas en el comunicado. "Deberían recibir la misma cantidad de atención que las mujeres con válvulas [estrechadas]".

Los hallazgos se publicaron en una edición reciente en línea de la revista American Journal of Cardiology.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre las complicaciones del embarazo.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Johns Hopkins Medicine, news release, Sept. 2, 2021

Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined