Pronto, la Casa Blanca podría ofrecer máscaras 'de alta calidad' a los estadounidenses

KN95 and N95 masks
Photos of high quality masks courtesy of Project N95

JUEVES, 13 de enero de 2022 (HealthDay News) -- La administración de Biden está sopesando un programa para ofrecer máscaras faciales de alta calidad a los estadounidenses, como forma de ayudar a ralentizar la propagación de la variante ómicron, que es altamente transmisible.

"Ahora mismo estamos en el proceso de sopesar con cuidado las opciones", aseguró el miércoles el coordinador de la respuesta a la COVID-19 de la Casa Blanca, Jeffrey Zients, en una conferencia de prensa sobre la pandemia, informó el The New York Times.

Las máscaras que ofrecen la mayor protección son la N95 y la K-N95, y ambas tiene la aprobación del gobierno de EE. UU. para bloquear un 95 por ciento del nuevo coronavirus. Pero hay unos suministros bajísimos, y hay falsificaciones por todos lados, advierten los expertos.

No se proveyó ningún detalle sobre qué tipo de máscaras se podrían distribuir bajo cualquier nuevo programa federal, cuántas se ofrecerían, ni en qué momento se proveerían. Pero sí dijo que el gobierno tiene reservas de más de 750 millones de máscaras N95 a mano para los trabajadores de atención de la salud y de emergencias.

Una opción que se está discutiendo es distribuir las máscaras en centros comunitarios, dijo al Times una persona que está familiarizada con la planificación.

El programa de distribución de máscaras se está sopesando mientras los casos de virus y las hospitalizaciones se disparan por todo el país. Los datos federales que se publicaron el martes muestran que más de 140,000 personas fueron hospitalizadas con la COVID-19 la semana pasada, un nuevo máximo histórico. Estas hospitalizaciones también incluyeron a las personas que tuvieron resultados positivos por el virus tras ser admitidas al hospital por una afección de la salud distinta.

El martes, Dawn O'Connell, secretaria asistente de preparación y respuesta del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU., comentó a los senadores que en febrero se podrían completar los contratos para máscaras N95 adicionales, según el Times.

O'Connell señaló que se está pidiendo a los contratistas potenciales que produzcan 141 millones de máscaras al mes a "capacidad de aumentos".

A pesar del aumento sin precedentes de la variante ómicron, la Dra. Rochelle Walensky, directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU., aseguró que los nuevos datos de atención de la salud del sur de California muestran que las personas que se infectan con la variante ómicron son mucho menos propensas a enfermar de gravedad o fallecer, en comparación con las que se infectaron con su antecesora, la variante delta, informó el Times. Apuntó a un riesgo de hospitalización con síntomas un 53 por ciento más bajo, un riesgo de admisión a cuidados intensivos un 74 por ciento más bajo, y un riesgo de morir un 91 por ciento más bajo.

"Sospecho que las muertes que vemos ahora todavía son por la delta", comentó Walensky. Anotó que los datos de las próximas dos semanas revelarán qué tan letal es la variante ómicron.

Walensky añadió que los CDC están actualizando sus directrices sobre las máscaras para abordar las diferencias en la protección entre los distintos tipos.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre las máscaras para la COVID.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTE: The New York Times
Consumer News in Spanish