La cirugía para la osteoartritis de rodilla no es mejor que la terapia y los medicamentos

Un estudio halla que los resultados para ambos fueron iguales dos años después

MIÉRCOLES 10 de septiembre (HealthDay News/Dr. Tango) -- Una investigación reciente señala que la cirugía artroscópica para aliviar la osteoartritis de rodilla, un procedimiento practicado ampliamente, no resulta mejor que los medicamentos y la fisioterapia por sí solo.

Este es el segundo estudio de gran tamaño en cuestionar los beneficios de la cirugía y bien podría influir sobre cómo reciben tratamiento los pacientes.

"Va ha haber un cambio en la práctica", señaló el Dr. Brian Feagan, coautor de un estudio de la edición del 11 de septiembre de la New England Journal of Medicine (NEJM).

Afortunadamente, sigue habiendo muchas opciones disponibles para las 27 millones de personas de los EE. UU. que sufren de la afección.

"En este ensayo, ambos grupos recibieron terapia médica optimizada y a ninguno de los dos les fue tan mal", agregó Feagan, director de ensayos clínicos Robarts del instituto de investigación del mismo nombre de la Universidad del Oeste de Ontario de London, Ontario, Canadá. "Cuando la enfermedad es grave, el reemplazo total de articulación resulta una terapia muy efectiva. Este estudio le quita valor al paso intermedio de la cirugía artroscópica".

Otros expertos, sin embargo, aseguran que sería un error descartar totalmente la artroscopia para la artritis.

"La cirugía artroscópica no funciona bien en los pacientes de artritis, pero sí funciona bien en ciertos pacientes seleccionados que tienen artritis pero también otro problema, como meniscos (el área en la que los huesos grandes de la pierna se conectan) desgarrados", señaló el Dr. Robert Marx, autor de un editorial acompañante y cirujano ortopédico del Hospital de cirugía especial de la ciudad de Nueva York. "El ejemplo clásico sería el de un paciente que asegura que le ha estado doliendo la rodilla por cinco años pero que tres meses atrás el dolor empeoró drásticamente y lo está matando". Es un dolor distinto al de la artritis. ... Si lo reunimos todo, hay una buena posibilidad con la cirugía, pero sí necesitamos calmar sus expectativas".

"Definitivamente, el tratamiento artroscópico para las rodillas artríticas sigue teniendo su función, pero es muy específica", aseguró el Dr. Robert Reeve, profesor asistente de cirugía del Colegio de medicina del Centro de ciencias de la salud Texas A&M, y director de la división de medicina deportiva del Hospital Scott & White de Temple. "Me parece que sigue siendo útil para los desgarres importantes de meniscos... pero [hay] evidencia contundente de que no es muy eficaz para la artritis o los desgarres degenerativos menores. La artroscopia sigue teniendo su función para el tratamiento de las rodillas artríticas si hay desgarre significativo del menisco y los síntomas coinciden con el desgarre. Los síntomas deben coincidir con las IRM".

"Si los pacientes tienen artritis grave que fracasa con un tratamiento no quirúrgico, quizá se puedan beneficiar de un reemplazo total de rodilla, en lugar de una cirugía artroscópica, agregó Marx.

Desde su aparición hace tres décadas, la cirugía artroscópica ha evolucionado de ser un procedimiento experimental para convertirse en una práctica común sin someterse a una evaluación rigurosa, anotó Feagan.

Este procedimiento mínimamente invasivo consiste en introducir instrumentos diminutos, entre ellos un artroscopio, en la rodilla por medio de incisiones pequeñas. Los cirujanos luego "raspan" las articulaciones para retirar el cartílago y suavizar las superficies de las articulaciones.

En 2002, un estudio publicado también en la NEJM halló resultados similares, pero la comunidad ortopédica no cambió en nada.

"Realmente no cambió mucho la práctica", aseguró Feagan. "Por eso este [estudio] fue tan importante".

En este ensayo aleatorio controlado participaron 178 pacientes de edad promedio de 60. La mitad se asignó aleatoriamente para someterse a cirugía artroscópica con fisioterapia y medicamentos, mientras que la otra solo con fisioterapia y medicamentos. Todos tenían osteoartritis de rodilla entre moderada y grave.

Después de dos años, los puntajes de ambos grupos en la medida de la gravedad de la artritis fueron similares y los individuos de ambos grupos experimentaron mejoras en los síntomas.

Otro estudio también publicado en la misma edición de la revista, halló que los desgarres de menisco son comunes en la población general y que, en realidad, podrían no ser responsables de los síntomas dolorosos.

Los autores suecos y estadounidenses sugirieron que los desgarres de meniscos detectados en IRM en realidad podrían confundir las cosas y conducir a terapia innecesaria. Las cosas se complican más por el hecho de que los desgarres de menisco también se relacionan con frecuencia con la osteoartritis de rodilla.

Más información

La Arthritis Foundation tiene más información sobre la osteoartritis.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Brian Feagan, M.D., professor, medicine, and director, Robarts Clinical Trials, Robarts Research Institute, University of Western Ontario, London, Ontario, Canada; Robert G. Marx, M.D., orthopedic surgeon, Hospital for Special Surgery, New York City; Robert Reeve, M.D., assistant professor, surgery, Texas A&M Health Science Center College of Medicine, and director, Division of Sports Medicine, Scott & White, Temple, Texas; Sept. 11, 2008, New England Journal of Medicine
Consumer News in Spanish