Una hierba muestra potencial para la artritis reumatoide

El estudio comparó el antiguo remedio con otro actual, pero no con el más común, señalan los expertos

MIÉRCOLES, 19 de agosto (HealthDay News/Dr. Tango) -- Un estudio reciente muestra que un antiguo remedio herbario chino llamado "enredadera del trueno divino" ayuda a reducir la inflamación en personas que padecen artritis reumatoide.

El remedio es un extracto de la planta medicinal Tripterygium wilfordii Hook F (TwHF), conocida en China como "lei gong teng", y que se ha usado durante siglos para tratar varias enfermedades inflamatorias.

El estudio comparó la reducción de la inflamación articular entre las personas que tenían artritis reumatoide que tomaban la hierba o un medicamento antiinflamatorio.

La artritis reumatoide causa inflamación crónica con dolor en las articulaciones, algo que con el tiempo puede conducir a daños y pérdida de funciones.

Los 121 participantes del estudio tenían al menos seis articulaciones inflamadas. Un grupo tomó 60 miligramos del extracto de la raíz de TwHF tres veces al día, y los demás un gramo de sulfasalazina (Azulfidine), un antiinflamatorio que se vende bajo receta médica, dos veces al día.

Después de 24 semanas, alrededor del 65 por ciento de los que tomaban el extracto herbario mostraron al menos una mejora de 20 por ciento en sus articulaciones, de acuerdo con los criterios del American College of Rheumatology, una medida estándar de la eficacia de los tratamientos de la artritis. Cerca del 33 por ciento de los que tomaban sulfasalazina mejoraron ese grado.

Un informe de los hallazgos aparece en la edición del 18 de agosto de Annals of Internal Medicine.

"Este estudio nos recuerda la importancia potencial de los complementos y las hierbas en la gestión de la artritis", aseguró el Dr. John H. Klippel, presidente y director ejecutivo de la Arthritis Foundation.

Aún así, el estudio incluyó un número relativamente pequeño de personas, apuntó Klippel. Los ensayos clínicos de las compañías farmacéuticas involucran por lo general un número considerable de participantes que se estudian a lo largo de varios años, dijo.

"Los hallazgos son promisorios, aunque es poco probable que los reumatólogos recomienden la hierba [TwHF] en función de este único estudio".

Además, aunque la sulfasalazina fue un tratamiento muy popular para la artritis, hoy día ya no se utiliza con tanta frecuencia en Estados Unidos, de acuerdo con el Dr. Stephen Lindsey, jefe de reumatología de Ochsner Health Systems en Baton Rouge, Luisiana.

El metotrexato (Rheumatrex, Trexall) es el medicamento que más se utiliza en estos momentos, apuntó.

"Sería optimista al decir que una medicina herbaria desempeñará algún papel en la mejora de la artritis reumatoide", dijo Lindsey. Aunque agregó que "actuaría con un poco de cautela ya que el medicamento con que la compararon es un agente antirreumático bastante moderado y no el medicamento estándar en Estados Unidos".

Otros remedios alternativos, dijo, también han resultado útiles para la artritis, tales como el aceite de pescado, aunque algunos de ellos no han soportado el escrutinio de estudios más rigurosos.

A los participantes del nuevo estudio se les permitió seguir tomando prednisona oral o antiinflamatorios no esteroides, pero los que estaban tomando medicamentos antirreumáticos que modifican la enfermedad (como el metotrexato), que ralentiza la progresión de la artritis, tuvieron que suspender su uso durante un mes antes del inicio del estudio.

Los investigadores no observaron ninguna diferencia estadísticamente significativa en cuanto al daño articular en las radiografías, dijo Klippel. Sin embargo, apuntó que se debía probablemente a que seis meses no eran un periodo lo suficientemente largo para observar cambios notables.

El estudio también tuvo una alta tasa de deserción, ya que el 62 por ciento de los que tomaban TwHF y el 41 por ciento que tomaba el resto de medicamentos continuaron hasta el final. De acuerdo con el estudio, 17 personas que tomaban sulfasalazina y 8 que tomaban TwHF abandonaron el estudio debido a los efectos adversos, que en su mayoría eran síntomas intestinales tales como náuseas y diarrea.

Lindsey apuntó que las personas deben informar a su médico en todo momento si toman algún complemento herbario.

"Sólo porque se trata de una hierba no significa que sea seguro o económico", advirtió.

Más información

La Arthritis Foundation tiene más información sobre la artritis reumatoide


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: John H. Klippel, M.D., president and chief executive, Arthritis Foundation, Atlanta; Stephen Lindsey, M.D., head, rheumatology, Ochsner Health Systems, Baton Rouge, La.; Aug. 18, 2009, Annals of Internal Medicine
Consumer News in Spanish