See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Aumentan las operaciones complejas de columna vertebral a pesar de las desventajas

Los expertos señalan que hay más peligros, pero no más beneficios

MARTES, 6 de abril (HealthDay News/DrTango) -- El uso de procedimientos quirúrgicos complejos para tratar el dolor de espalda ha aumentado en los últimos seis años, aunque estas operaciones son más arriesgadas y más costosas que los tratamientos sencillos y no necesariamente son más efectivas, según halla un estudio.

"Fue una sorpresa ver lo grande que había sido el incremento", dijo el Dr. Richard A. Deyo, profesor de medicina familiar e interna de la Universidad de Ciencias de la Salud de Oregón y autor principal del informe que aparece en la edición del 7 de abril de Journal of the American Medical Association. "Un incremento de 15 veces durante un breve periodo de tiempo fue más de lo que esperábamos".

Existen varias explicaciones posibles para el incremento, y el dinero es una de ellas, comentó Deyo. "Hay influencias financieras en juego", apuntó. "Los médicos reciben más dinero si realizan procedimientos complejos".

La cirugía a menudo es necesaria para la estenosis espinal de la parte baja de la espalda, un estrechamiento de la columna que normalmente afecta a las personas mayores de 50. La presión sobre los nervios o la médula espinal causa dolor. El procedimiento más sencillo es la descompresión, que consiste en eliminar un fragmento del hueso. Algunas veces se realiza conjuntamente con una fusión, que es cuando dos huesos problemáticos se sueldan entre sí. Los procedimientos de fusión más complejos implican una variedad de implantes.

El estudio, realizado por Deyo y colegas, analizó las reclamaciones de procedimientos quirúrgicos por estenosis lumbar de Medicare entre 2002 y 2007. Los investigadores encontraron en general el número de operaciones se redujo ligeramente, al pasar de 137.4 por 100,000 usuarios de Medicare en 2002 a 135.5 en 2007, con un descenso notable entre los procedimientos de fusión y descompresión más simples.

Pero la tasa de procedimientos complejos aumentó al pasar de 1.3 por 100,000 en 2002 a 19.8 por 100,000 en 2007, un incremento de 15 veces.

Ese incremento estuvo acompañado de un aumento de 40 por ciento en los costos hospitalarios totales para esta cirugía, halló el estudio. Además, el 5.6 por ciento de los que se sometieron a procedimientos complejos sufrieron complicaciones, en comparación con el 2.3 por ciento de los que se sometieron a cirugías más sencillas. La probabilidad de que ocurriera una complicación que pusiera en peligro la vida fue casi tres veces más alta entre los que se sometieron a un procedimiento de fusión complejo.

Los pacientes que se sometieron a fusiones complejas también pasaban una media de dos días más en el hospital y afrontaban costos hospitalarios de $80,888 en promedio, en comparación con $23,724 para los que se hacían operaciones más sencillas. Las probabilidades de volver al hospital en un periodo de 30 días fueron casi el doble, de 13 por ciento para los que se sometieron a un procedimiento complejo y de 7.8 por ciento para los que tuvieron una descompresión.

La literatura quirúrgica no parece justificar el costo adicional ni los peligros que entrañan los procedimientos complejos para la mayoría de las personas, apuntó Deyo. "La mayor parte de la evidencia sugiere que en términos de alivio del dolor y recuperación funcional, los procedimientos complejos no ofrecen muchas ventajas", lamentó. "Incluso existe la posibilidad de que el beneficio neto de la cirugía se reduzca debido a esto".

Pero muchos cirujanos prefieren realizar los procedimientos complejos por una cuestión de orgullo, apuntó Deyo. "Les gusta que los vean como innovadores".

La rentabilidad de las fusiones complejas también es mayor, señaló. La realidad es que los incentivos financieros están dispuestos de tal forma que favorecen los procedimientos más complejos, agregó. Aunque "muchos cirujanos creen de verdad que los procedimientos más complejos son mejores", Deyo asegura que ese punto de vista "se ve influenciado en gran medida por los fabricantes de implantes quirúrgicos".

"Los incentivos son tales que si no existe diferencia en cuanto al riesgo de los pacientes y a las personas se les ofrecen alternativas que pueden beneficiarles mucho o poco, un cierto número de personas elegirá beneficiarse mucho", señaló el Dr. Eugene J. Carragee, profesor de cirugía ortopédica de la Facultad de medicina de la Universidad de Stanford, que escribió un editorial acompañante. "Parece que se llevan a cabo operaciones de gran envergadura con mucha más frecuencia de lo que amerita la patología".

La gravedad de la estenosis espinal no ha aumentado en los últimos años, destacó Carragee. "Para los pocos cambios que se han producido en la enfermedad misma, el tipo de operaciones que se realizan es cada vez más peligroso", señaló.

Los hallazgos deberían recordar a pacientes y cirujanos la importancia de evaluar cuidadosamente los riesgos y beneficios de varios procedimientos de la espalda, escribieron.

Una cláusula en la ley de atención de la salud de EE. UU. que fue aprobada recientemente estipula la realización de estudios de procedimientos alternativos en cuanto a seguridad y eficacia, lo que podría cambiar la práctica actual, dijo Carragee. Pero pasarán algunos años antes de que se realicen estudios sobre la cirugía del dolor de espalda, apuntó.

Más información

Para más información sobre la estenosis espinal y su tratamiento, visite la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por DrTango
FUENTES: Richard A. Deyo, M.D., M.P.H., the Kaiser Permanente-Endowed Professor of Evidence-Based Medicine, Department of Family Medicine, Oregon Health and Science University , Portland, Ore.; Eugene J. Carragee, M.D., professor, orthopedic surgery, and chief, spine surgery center, Stanford University, Stanford, Calif.; April 7, 2010, Journal of the American Medical Association
Consumer News in Spanish