See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Descanso para las rodillas

Expertos dicen que los baby boomers activos no deben practicarse la cirugía de rodilla e intentar tomarlo con calma

Miércoles, 13 de febrero (HealthDayNews) -- Guerreros mayores de fin de semana escuchen bien!

Si practicas jogging, juegas tenis o eres una persona nacida en la posguerra (baby boomer) que disfruta de todos los deportes y tus rodillas están comenzado a colapsar, no consideres la cirugía y dales un descanso.

Ese es el consejo del doctor Arlen D. Hanssen de la Clínica Mayo, quien ofreció estas palabras de precaución en un informe hoy en la asamblea anual de la Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos en Dallas.

"A menos que el dolor sea tal que interfiera con actividades asociadas con la vida cotidiana, los baby boomers no deben ser motivados a practicarse una cirugía de rodilla, sino que deben ser advertidos para modificar sus actividades atléticas para reducir el estrés en sus rodillas", indicó Hanssen.

De hecho, Hanssen es uno de un número creciente de cirujanos ortopédicos quienes sugieren a los susodichos tratar su dolor de rodillas de un modo más conservador comenzando con alternar actividades físicas como jogging y baloncesto por ejercicios más favorables para la rodilla tal como nadar, correr bicicleta estacionaria o incluso caminar.

"Si se necesita, también se puede añadir medicación y terapia física para ayudar a manejar el dolor", indicó Hanssen, un profesor de ortopedia en la Escuela Médica Mayo.

Lo que no es apropiado, expuso, es recurrir automáticamente a la cirugía bien sea la reparación de ligamento o incluso el reemplazo total de la rodilla antes de intentar un método más conservador.

El doctor William McCauley, cirujano ortopédico de la ciudad de Nueva York llamó básico al consejo.

"Sólo luego de que todas las otras posibilidades de tratamiento han fallado en traer alivio y eso incluye detener la actividad física perjudicial entonces, y sólo entonces, recomendamos que se considere la cirugía", expresó McCauley, director del Centro para Reemplazo de Cadera y Rodilla en Columbia Presbyterian Medical Center.

La idea de reducir las operaciones de los boomers se originó del reconocimiento de que la edad de un paciente tiene mucho que ver con cuán bien y cuánto tiempo la nueva rodilla durará, manifestó Hanssen.

Aunque personas mayores usualmente han parado su alto nivel de actividad para cuando reciben un reemplazo de rodilla, no es así para personas más jóvenes, indicó.

Los boomers son por mucho más propensos a desear una cirugía de rodilla de manera que puedan continuar llevando a cabo su estilo de vida activo, incluyendo participar en el deporte que lastimó sus rodillas en un comienzo, expuso Hanssen.

Inevitablemente, la nueva rodilla se gasta y el dolor regresa, explicó.

La otra opción quirúrgica común una reparación de ligamento, realizada a menudo para lesiones tales como un desgarre doloroso cerca o alrededor de la rodilla funciona bien para personas en sus 20 ó 30. Sin embargo, no es una buena idea para los atletas de media edad, advirtió Hanssen.

"La mayor parte del tiempo, los adultos jóvenes aún no han visto el desarrollo de artritis en su rodilla, por lo que la cirugía de ligamento les ayudará, y, lo que es más importante, es probable que alivie el dolor", indicó.

En comparación, un boomer con un problema similar es probable que también tenga algo de artritis en su rodilla. Por lo tanto, reparar quirúrgicamente el ligamento no funcionará, comentó Hanssen.

"Siempre tendrán que batallar contra la artritis, así que la operación no va a suministrarles el alivio al dolor que están buscando", recalcó.

En su lugar, promueve un curso más suave de tratamiento que involucre descanso, terapia física y, de ser necesario, medicamentos para disminuir la inflamación y el dolor.

Irónicamente, la cirugía a menudo deja a los boomers exactamente donde estarían su hubiesen tomado el método más conservador, afirmó McCauley.

"Encuentra que todavía tiene que reducir o cambiar sus actividades físicas. En adición, también pueden verse en la necesidad de medicamento o terapia. Así que, ¿por qué hacerse la cirugía? Por qué no sólo hacer estos cambios en primer lugar y ver si ayudan", argumentó McCauley.

Ya que los doctores son los que llevan a cabo dichas operaciones, es claro que desempeñan un papel principal en cualesquiera cirugías inapropiadas. No obstante, Hanssen indicó que los boomers atletas son, al menos en parte, culpables.

"Muchos de ellos escuchan o leen sobre estas cirugía. Leen acerca de figuras del deporte profesionales quienes se las han realizado y regresan al juego, y piensan que pueden hacer lo mismo. Entonces presionan mucho para la cirugía, y a veces los doctores no tienen otra opción que darse por vencido", expuso Hanssen.

El mejor consejo, tanto para doctores como para pacientes baby boomer, es ser selectivos con respecto a tratamientos y siempre hacer de la cirugía la última alternativa, indicaron Hanssen y McCauley.

Qué hacer: Para más información sobre las lesiones de rodilla y tratamientos potenciales, visita El Centro para Reemplazo de Cadera y Rodilla. También puedes dar un vistazo a esta lista de recursos sobre cirugía de rodilla.

FUENTES: entrevistas con Arlen D. Hanssen, M.D., profesor, ortopedia, Escuela Médica Mayo, Rochester, Minn.; William McCauley, profesor auxiliar, cirujano ortopédico, y director, Centro para Reemplazo de Cadera y Rodilla, Columbia Presbyterian Medical Center, ciudad de Nueva York; 13 de febrero de 2002, presentación, asamblea anual, Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos, Dallas
Consumer News in Spanish