Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

Una prueba de enfermedad ósea determina el riesgo de muerte para los pacientes de diálisis

Los altos niveles de fosfatos alcalinos aumentan la tasa de mortalidad en 25 por ciento en los casos de enfermedad renal crónica

JUEVES, 31 DE JULIO (HealthDay News/Dr. Tango) -- Los niveles elevados de fosfatos alcalinos, un marcador de medición rutinaria de la enfermedad ósea, podría ser una señal de mayor riesgo de muerte entre los pacientes que reciben diálisis por enfermedad renal crónica, señalan los investigadores.

El estudio analizó los datos de casi 74,000 pacientes de hemodiálisis durante un periodo de tres años. Encontró que los pacientes con niveles de fosfatos alcalinos por encima del límite superior normal (>120 IU/L) tenían una tasa de mortalidad 25 por ciento mayor. Esta relación fue significativa entre los diferentes subgrupos de pacientes.

El estudio también encontró que los pacientes cuyos niveles de fosfatos alcalinos aumentaban durante los primeros seis meses del estudio estaban en mayor riesgo los dos años y medio subsiguientes.

Los hallazgos aparecerán en la edición de noviembre de la Journal of the American Society of Nephrology.

"Este estudio epidemiológico de gran tamaño muestra, por primera vez, una relación consistente y robusta entre un alto nivel en sangre de fosfatos alcalinos y la muerte cardiovascular en miles de pacientes de diálisis en Estados Unidos", señaló en un comunicado de prensa de la American Society of Nephrology el investigador, el Dr. Kamyar Kalantar-Zadeh, de la Universidad de California en Los Ángeles.

"Si la relación entre los fosfatos alcalinos y la mortalidad es causal, las estrategias de tratamiento que reducen los niveles de fosfatos alcalinos podrían mejorar la supervivencia de pacientes con enfermedad renal crónica y posiblemente la de muchos otros pacientes con enfermedad crónica y trastornos óseos activos", dijo Kalantar-Zadeh.

Los niveles de fosfatos alcalinos se miden de manera rutinaria en pacientes de diálisis para monitorizar la enfermedad ósea metabólica, una complicación común de la enfermedad renal crónica. Sin embargo, las directrices actuales no incluyen recomendaciones específicas ni objetivos para los niveles de fosfatos alcalinos en los pacientes.

"En los pacientes de diálisis, los aumentos en los niveles de fosfatos alcalinos en sangre indican una enfermedad ósea de alta renovación, que puede ocurrir debido al desequilibrio hormonal en la enfermedad renal crónica", dijo Kalantar-Zadeh, que agregó que estudios previos habían identificado una posible relación entre la enfermedad ósea y la salud cardiovascular en pacientes de enfermedad renal crónica.

"Se ha demostrado recientemente que los fosfatos alcalinos están asociados con una mayor calcificación vascular en estudios experimentales. Nuestro estudio muestra la manifestación clínica de esta asociación en pacientes reales", apuntó.

Más información

La American Academy of Family Physicians tiene más información sobre la enfermedad renal crónica.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTE: American Society of Nephrology, news release, July 30, 2008
Consumer News in Spanish