See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Algunos pacientes con dolor pueden reducir la dosis de opiáceos y de cualquier forma experimentar alivio

pills

MIÉRCOLES, 21 de febrero de 2018 (HealthDay News) -- Una noticia potencialmente buena para las personas que toman opiáceos para el dolor crónico: es posible reducir la dosis poco a poco sin aumentar la incomodidad, sugiere una investigación reciente.

Esto es así incluso en las personas que han tomado los fármacos durante mucho tiempo. Un paciente del nuevo estudio había usado opiáceos durante 38 años, apuntaron los investigadores.

"En algunas personas, los opiáceos son necesarios a largo plazo, pero es bien sabido que ha habido una tasa alta de recetas excesivas de opiáceos para el dolor crónico, y los opiáceos a largo plazo representan tremendos riesgos para la salud", advirtió la autora principal del estudio, Beth Darnall.

"Los pacientes tienen muchos miedos y preocupaciones respecto a los opiáceos. Lo que faltaba era una forma de reducir estos fármacos en los pacientes ambulatorios, y nuestro estudio encontró una solución potencialmente viable", dio Darnall, profesora clínica en la Universidad de Stanford.

¿Cuál es la solución? "Hacer un equipo con los pacientes y dejar que sientan que tienen el control, permitiéndoles detener la reducción gradual del opiáceo en cualquier momento", explicó.

Los opiáceos recetados, como la oxicodona (OxyContin y Percocet), pueden ser analgésicos efectivos, pero conllevan un riesgo de adicción y sobredosis. De 2000 a 2016, más de 600,000 estadounidenses han muerto por una sobredosis de opiáceos, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. Eso significa que cada día en Estados Unidos mueren unas 115 personas debido a los opiáceos.

Pero el nuevo estudio encontró que al menos algunas personas que toman analgésicos recetados desean dejar de tomarlos, o al menos reducir la cantidad que toman.

Los investigadores preguntaron a personas con un dolor no relacionado con el cáncer que visitaban una clínica del dolor si les gustaría participar en un ensayo para reducir de forma gradual su uso de opiáceos a lo largo de cuatro meses. Un 82 por ciento aceptaron participar. Su edad promedio era de 52 años. Los investigadores excluyeron a todos los que tenían un trastorno por uso de sustancias.

De los participantes, 31 abandonaron antes de completar el ensayo.

Los que siguieron en el estudio redujeron lentamente su dosis de opiáceos. Primero, podían reducir la dosis que tomaban en hasta un 5 por ciento dos veces en un mes. Al ir tan lentamente, los investigadores señalaron que pudieron minimizar los síntomas de abstinencia y cualquier respuesta negativa física o emocional.

En los meses dos a cuatro, se permitió a las personas reducir su dosis en hasta un 10 por ciento por semana. Una vez más, los pacientes decidían qué tanto deseaban reducir.

"La mayoría de los pacientes pudieron reducir su dosis de opiáceos sustancialmente. La meta no era llegar a cero, sino ayudar a reducir la cantidad de opiáceos todo lo que pudieran cómodamente sin aumentar el dolor", comentó Darnall.

Los investigadores encontraron que la cantidad de tiempo que habían tomado opiáceos no afectó el éxito de las personas al reducir los fármacos. Y tampoco la dosis que tomaban antes del estudio.

"Esto muestra que no todos los pacientes necesitan una costosa rehabilitación como pacientes internos. Cuando los pacientes desean reducir su uso de opiáceos, pueden reducirlo de forma barata", aseguró Darnall.

La Dra. Kiran Patel, anestesióloga y directora de dolor neuroquirúrgico en el Hospital Lenox Hill de la ciudad de Nueva York, dijo que este estudio ofrece "una información muy útil".

"Es como hace unos años, cuando los médicos comenzaron a hablar con los pacientes del estreñimiento inducido por los opiáceos. Los pacientes nunca sacaban el tema, pero si uno lo mencionaba, decían que sí, que era un problema", comentó. "Si se tiene una conversación sobre reducir los opiáceos, quizá se encuentre que algunos pacientes están dispuestos a intentar reducir su dosis".

Patel anotó que la autonomía de este método probablemente fue útil. "Con frecuencia el dolor no está bajo su control, de forma que es importante que el paciente tenga el control sobre qué tanto y con qué frecuencia reduce su dosis", señaló.

Poder reducir la dosis de opiáceos se hará cada vez más importante, anotó Patel, porque las compañías de seguro comienzan a negarse a pagar algunos de esos medicamentos.

Tanto Darnall como Patel dijeron que el estudio debe ser replicado con un grupo más grande de personas. Y Darnall dijo que ya están planificando un estudio más grande.

Los resultados del estudio se publicaron como una carta en la edición en línea del 19 de febrero de la revista JAMA Internal Medicine.

Más información

Para más información sobre la gestión del dolor, visite la Sociedad Americana de Anestesiólogos (American Society of Anesthesiologists).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo
FUENTES: Beth Darnall, Ph.D., clinical professor, Stanford University, Stanford, Calif.; Kiran Patel, M.D., anesthesiologist and director, neurosurgical pain, Lenox Hill Hospital, New York City; Feb. 19, 2018, JAMA Internal Medicine, online
Consumer News in Spanish

HealthDay

HealthDay is the world’s largest syndicator of health news and content, and providers of custom health/medical content.

Consumer Health News

A health news feed, reviewing the latest and most topical health stories.

Professional News

A news feed for Health Care Professionals (HCPs), reviewing latest medical research and approvals.