LUNES 13 de diciembre (HealthDayNews/HispaniCare) -- Las personas que toman medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) y que dejar de hacerlo de forma repentina, enfrentan un incremento de casi un 50 por ciento de sufrir un ataque cardiaco durante las primeras semanas tras descontinuar el uso de analgésicos, según revela un estudio.

Los AINEs incluyen el ibuprofén (Advil, Nuprin, Motrin), naproxén (Naprosyn, Aleve) y la aspirina. Estos analgésicos son ingeridos comúnmente para condiciones de largo plazo como la artritis, tendonitis y bursitis. Los AINEs son especialmente efectivos debido a que no solamente alivian el dolor, sino que también ayudan a controlar la hinchazón e inflamación.

En el nuevo estudio, un equipo dirigido por Lorenz M. Fischer del Hospital Universitario en Basilea, Suiza, analizó el riesgo de sufrir un ataque cardiaco tras dejar la terapia con AINE.

Los investigadores recopilaron información de la base de datos de la British General Practice Research Database sobre 8,688 pacientes que habían sufrido un ataque cardiaco entre 1995 y 2001. Compararon a estos pacientes con 33,923 pacientes que no habían sufrido ataques cardiacos, de acuerdo con el reporte que aparece en la edición de diciembre de los Archives of Internal Medicine.

El equipo de Fischer encontró que, en comparación con aquellos que no tomaron AINEs, los que sí lo hicieron y dejaron de tomar los medicamentos tuvieron un mayor riesgo de casi un 50 por ciento de sufrir un ataque cardiaco durante el primer mes tras dejar la terapia con AINE.

El mayor riesgo se dio entre los pacientes que habían tomado AINEs para la artritis reumatoide o lupus. Para estos pacientes, el riesgo de padecer un ataque cardiaco fue tres veces más alto. Para otros que utilizaron los AINES como terapia de largo plazo, el riesgo fue dos veces mayor.

Sin embargo, no hubo incremento en el riesgo de sufrir un ataque cardiaco entre los que eran usuarios habituales de AINEs o que lo habían dejado por al menos 60 días, determinó el equipo de Fishcer.

"El estudio sugiere que la cesación abrupta de la terapia con AINE de largo plazo podría incrementar el riesgo de infarto del miocardio y que la discontinuación repentina de la terapia con AINE, especialmente tras un uso prolongado, puede ser evitada", dijo Raymond G. Schlienger, coautor del estudio.

Schlienger agregó que, dado los hallazgos, las personas bajo la terapia con AINE a largo plazo deberían consultar con su médico antes de dejar el tratamiento. "Debido a que la discontinuidad abrupta de la terapia con AINE de largo plazo puede asociarse con un leve incremento del riesgo de ataque cardiaco, cualquier modificación en la terapia con AINE debería hablarse con el médico correspondiente", añadió.

"Existe un efecto antiinflamatorio de estos medicamentos, y quizás haya un efecto cardioprotector", indicó el Dr. Michael E. Farkouh, profesor asociado de medicina en la Facultad de Medicina de la Universidad de Nueva York. "Los pacientes con inflamación en los vasos sanguíneos tienen un mayor riesgo de tener un ataque cardiaco".

Es posible que haya un rebote inflamatorio y que las plaquetas se vuelvan viscosas cuando el paciente deja de manera abrupta la terapia con AINE, dijo Farkouh. "Se está suprimiendo la inflamación, y al dejar de tomar los medicamentos, ésta reaparece rápidamente, y causa la acumulación de las plaquetas lo que facilita la formación de coágulos", explicó.

Farkouh considera que los médicos necesitan prestar atención a estos medicamentos, y determinar si los pacientes están sometidos a una terapia con AINE de largo plazo. "Necesitamos saber en qué dosis, y por cuánta duración, están tomando el medicamento", comentó.

"Éstos no son medicamentos benignos, aunque pueden adquirirse sin receta médica", observó. "Si los pacientes dejan de tomar estos medicamentos, quizás deban hacerlo de forma gradual y no abruptamente".

Más información

La American Heart Association tiene más información sobre los ataques cardiacos.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
Read this Next
About UsOur ProductsCustom SolutionsHow it’s SoldOur ResultsDeliveryContact UsBlogPrivacy PolicyFAQ