Martes, 9 de julio (HealthDayNews) -- Las neuronas clonadas de una línea de células humanas han ayudado a reparar las médulas espinales lesionadas en animales, reportó un equipo de la Universidad de Florida del Sur. Aunque falta mucho para que se pueda utilizar las neuronas para las lesiones de medula espinal humana, los investigadores señalaron que el trabajo es prometedor.

"Esto es sólo el primer paso", indicaron el autor principal Samuel Saporta, el director asociado del Centro para el Envejecimiento y Reparación Cerebral de la Universidad de Florida del Sur. "Podríamos hacer pruebas en humanas en cinco o seis años". El estudio aparece en la edición actual de "Journal of Neurosurgery: Spine".

Aproximadamente 200,000 estadounidenses viven con lesión en la médula espinal, y 11,000 más sufren una lesión en la médula espinal, de acuerdo con la Fundación para la Prevención, Cuidado y Cura de Lesiones de la Médula Espinal.

Cuando el daño ocurre, las personas pueden perder sensación y dependiendo del sitio de la lesión, pueden perder control de las funciones rutinarias del cuerpo. Las lesiones usualmente comprimen las neuronas llamadas axones, que están rodeadas por la vértebra. Los axones portan señales eléctricas junto con la médula espinal, enviando información sensorial e información para controlar el movimiento. Los científicos todavía están tratando de descubrir la mejor forma de reparar el tejido dañado de la médula espinal.

El equipo de Saporta utilizó las neuronas hNT, el mismo tipo que condujo el primer transplante para reparar el daño cerebral ocasionado por los derrames. Estas neuronas hNT, o neuroteratocarcinoma humana, se derivan de un raro cáncer humano que incluye dividir rápidamente las células que pueden tornarse en neuronas; pero no retornar a células cancerosas.

El equipo de Saporta evaluó 34 ratas en general: un grupo que recibió transplantes justo luego de las lesiones; otro grupo que las recibió dos semanas luego; y un grupo control que no recibió transplantes. "Una vez transplantadas, las células se injertan y toman el lugar de las células dañadas", explicó Saporta. Todos los siete animales en el grupo de transplante tardío recuperó la actividad en las neuronas que controlaron el movimiento, mientras sólo dos de los nueve en el grupo del transplante inmediato se recuperaron. Los animales no tratados no tuvieron mejoría.

Retrasar el transplante, especulan los investigadores, conduce a una mejor recuperación ya que el sistema inmunológico podría ser menos hostil.

"Existen básicamente dos estrategias en la reparación de la médula espinal", indica Saporta. "Una es tratar de lograr que los axones dañados vengan de la parte central del cerebro se reconecten a lo largo del área de la lesión y se reconecten con las neuronas motoras que ocasionan el movimiento".

"La estrategia tomada por nuestro equipo es formar un puente entre las dos áreas lesionadas de la médula espinal, y quizás podemos hacer que la médula espinal reaprenda con sus conexiones existentes cómo lograr el movimiento. El puente es la neuronas transplantadas. Demostramos que las células transplantadas en realidad, se injertan, o toman residencia, y transportan axones y se reconectan eléctricamente".

Otros investigadores han realizado la misma investigación con células fetales humanas, añadió Saporta, pero las neuronas en la investigación se derivaron de una línea celular humana.

"Esta línea celular ya está aprobada [por la Administración de Drogas y Alimentos] para transplantes en pacientes de derrames", comunicó.

¿La buena noticia es que para pacientes de médula espinal lesionada que esperan por el tratamiento?

"Estamos más cerca", indicó Saporta. "La mala noticia es que no sabemos cuán cerca estamos. Se necesitan realizan varios estudios". Otro experto en el campo llamó "interesante" al estudio, pero también tiene algunos aspectos que tomar en cuenta.

"El estudio involucra números adecuados de animales y los resultados aparecen bastante dramáticos", indicó el doctor Michael Selzer, un profesor de neurología en la Escuela de Medicina de la Universidad de Pensilvania.

Selzer es un anterior consultor para Layton BioScience Inc., que tiene la licencia para la tecnología de trasplante de neuronas hNT, y Saporta es también consultor.

La advertencia, expuso Selzer, es que los autores no han demostrado de manera apropiada y exacta cómo funcionan las células transplantadas.

Sin embargo, es una línea celular prometedora, indicó: La médula espinal a menudo no parece aceptar las células primitivas [células inmaduras, no diferenciadas], y tornarlas en neuronas. Está línea celular ya son neuronas.

Qué hacer

Para información sobre la lesión de médula espinal, visita la Fundación para la Prevención, Cuidado y Cura de Lesiones de la Médula Espinal o los Institutos Nacionales de la Salud.

Read this Next
About UsOur ProductsCustom SolutionsHow it’s SoldOur ResultsDeliveryContact UsBlogPrivacy PolicyFAQ