La terapia hormonal contra el cáncer de mama podría funcionar de forma distinta según la raza de la paciente

breast cancer
Adobe Stock

VIERNES, 16 de septiembre de 2022 (HealthDay News) -- La raza de las mujeres con un cáncer de mama podría ayudar a predecir el éxito de la terapia hormonal administrada antes de la cirugía.

En un nuevo estudio, los investigadores encontraron que las mujeres negras tratadas con terapia hormonal antes de la cirugía para el cáncer (lo que se conoce como "terapia endocrina neoadyuvante") podrían ser más propensas a beneficiarse del tratamiento que las mujeres blancas si son tratadas en una etapa más temprana. Pero quizá tengan menos probabilidades de beneficiarse que las mujeres blancas si son tratadas en una etapa más avanzada de la enfermedad.

"Nuestros hallazgos sugieren que la terapia endocrina neoadyuvante por sí sola quizá no sea el mejor método para las mujeres negras que presentan unos tumores más avanzados", señaló la Dra. Veronica Jones, profesora asistente de la división de cirugía del seno de City of Hope en Duarte, California.

La investigación se presentó esta semana en la conferencia de la Asociación Americana para la Investigación del Cáncer (American Association for Cancer Research), en Filadelfia.

Los cánceres de mama que producen receptores hormonales de estrógeno y progesterona en las células cancerosas en general se tratan con terapia hormonal. Este tratamiento se puede administrar antes o después de la cirugía. (Antes de la cirugía, se denomina terapia neoadyuvante).

Estos tipos de cáncer conforman alrededor de un 70 por ciento de todos los casos de cáncer de mama.

Casi todas las pacientes con cánceres de mama con receptores de hormonas (HR) positivos, sin importar la raza, son tratadas con terapia hormonal. Pero las mujeres negras tienen cuatro veces más probabilidades de fallecer de un cáncer de mama HR positivo que las mujeres blancas, apuntó Jones en un comunicado de prensa de la asociación.

"Debemos comprender mejor si la terapia endocrina [hormonal] universal es el método correcto, sobre todo en una población que sufre de una tasa de mortalidad mucho más alta", añadió Jones.

Para lograrlo, los investigadores estudiaron a poco más de 3,500 mujeres blancas y a 365 mujeres negras incluidas en la Base de Datos Nacional del Cáncer. Todas tenían cánceres de mama HR positivos en etapa 1 a 3, y habían recibido terapia hormonal prequirúrgica.

El equipo de la investigación encontró que, en el momento del diagnóstico, las mujeres negras eran 1.6 veces más propensas a que se detectara cáncer en sus nódulos linfáticos. También era 1.5 veces más probable que tuvieran enfermedad en etapa 3, en comparación con las mujeres blancas.

Las mujeres negras también recibieron terapia hormonal prequirúrgica durante más tiempo que sus contrapartes blancas. Los investigadores encontraron que las pacientes negras tenían un periodo de tratamiento mediano de 128 días, frente a 114 días entre las mujeres blancas. Las mujeres negras tenían 1.5 veces más probabilidades de recibir esta terapia durante más de 24 semanas.

En general, las mujeres negras tenían casi tres veces más probabilidades de experimentar un retroceso del tumor (es decir, que el cáncer volviera a una etapa anterior) o la eliminación que las mujeres blancas, mostraron los resultados.

Los investigadores encontraron que todos los tumores que habían retrocedido se diagnosticaron originalmente en etapa 1 o 2. Pero un 0.9 por ciento de los tumores, la mayoría de los cuales se diagnosticaron en la etapa 2 o 3, avanzaron a la etapa 4.

Era más probable que esto condujera a resultados negativos en las mujeres negras. Tenían 2.6 veces más probabilidades de experimentar un avance en el tumor que las mujeres blancas, mostraron los hallazgos.

"Aunque los cánceres en etapas más tempranas respondían mejor a la terapia endocrina en las mujeres negras que en las mujeres blancas, los cánceres en etapas más avanzadas en las mujeres negras respondían peor a la terapia endocrina", comentó Jones al explicar los resultados. "Esto sugiere una biología tumoral distinta, que podría afectar al tratamiento que administramos".

El estudio tuvo limitaciones. Los porcentajes de positividad de los receptores de estrógeno y progesterona no estaban disponibles. La base de datos tampoco incluía información sobre qué tan bien cumplían las pacientes la terapia, o cómo se determinó la etapa clínica del tumor.

Los estudios presentados en reuniones se deben considerar preliminares hasta que se publiquen en una revista médica revisada por profesionales.

Más información

La Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society) ofrece más información sobre los receptores hormonales de los cánceres de mama.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: American Association for Cancer Research, news release, Sept. 16, 2022

Cara MurezHola Doctor

Cara MurezHola Doctor

Published on September 19, 2022

Read this Next
About UsOur ProductsCustom SolutionsHow it’s SoldOur ResultsDeliveryContact UsBlogPrivacy PolicyFAQ