See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Caen por primera vez las tasas de mortalidad por cáncer en los EE. UU.

Pero los cánceres relacionados con el tabaco siguen aumentando en algunas regiones del país, de acuerdo con el informe

MARTES, 25 de noviembre (HealthDay News/Dr. Tango) -- Por primera vez desde la primera publicación de tales estadísticas en 1998, se ha reducido el número de hombres y mujeres que contrae cáncer y muere a causa de esta enfermedad en Estados Unidos.

El descenso en las tasas de cáncer se debe principalmente a menos casos de cáncer de pulmón, de próstata y colorrectal entre los hombres, y a menores casos de cáncer de mama y colorrectal entre las mujeres. Además, las tasas de mortalidad del cáncer de pulmón se han estabilizado entre las mujeres desde el año 2003, según un nuevo informe.

Aún así, las grandes diferencias regionales y estatales en las tendencias del cáncer de pulmón entre las mujeres subrayan la necesidad de incrementar los programas de control de tabaco estatales, señalaron los autores del estudio.

"Estamos haciendo progresos en la lucha contra el cáncer", afirmó el coautor del informe, el Dr. Ahmedin Jemal, director de la Oficina para la ocurrencia del cáncer de la American Cancer Society. "Se ha producido una reducción en la incidencia y la tasa de mortalidad de todos los cánceres combinados tanto en hombres como en mujeres y en prácticamente todos los grupos raciales y étnicos".

No obstante, el progreso pudo haber sido mejor, apuntó Jemal. "Si garantizáramos el acceso a la atención de todos los estadounidenses, quizá pudiéramos haber aplicado la prevención y tratamiento del cáncer a todos los segmentos de la población", enfatizó.

Al prestar más atención a los comportamientos saludables como no fumar, la tasa del cáncer hubiera caído aún más, señaló Jemal. "Actualmente, unos 43 millones de estadounidenses fuman, y eso es inaceptable. Fumar es la causa de cáncer más evitable. Un tercio de todos los cánceres se deben al cigarrillo", dijo.

La American Cancer Society, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE. UU., el Instituto Nacional del Cáncer de los EE. UU, y la Asociación Norteamericana de Registros Centrales del Cáncer (NAACCR) publican cada año un informe, que lleva por título "Informe anual del estado del cáncer del país,1975-2005, tendencias en el cáncer de pulmón, el uso del tabaco y el control del tabaco". Este estudio aparece publicado en la edición del 3 de junio de la revista Journal of the National Cancer Institute.

El informe encontró que entre 1999 y 2005, la tasa de todos los tipos de cáncer entre hombres y mujeres descendió un 0.8 por ciento al año. Entre los hombres, el descenso fue de 1.8 por ciento al año y entre las mujeres de 0.6 anual.

El declive incluyó a todos los grupos raciales y étnicos, menos a los nativos americanos y nativos de Alaska, cuyas tasas se mantuvieron estables. Las tasas de mortalidad del cáncer fueron más altas entre los negros y más bajas entre los estadounidenses de origen asiático y de las islas del Pacífico, de acuerdo con el informe.

Para los hombres, las tasas de cáncer de próstata se redujeron en 4.4 por ciento al año entre 2001 y 2005. Pero aumentaron las tasas de cáncer de hígado, riñón, esófago, así como la del melanoma, linfoma no Hodgkin y mieloma. Las tasas se mantuvieron estables para los cánceres de vejiga, páncreas y del sistema nervioso/cerebro y la leucemia.

Entre las mujeres, descendieron las tasas de cáncer de mama, colorrectal, uterino, de ovario, de cuello uterino y orales. Pero aumentaron las tasas de cáncer de pulmón, de tiroides, de páncreas, cerebro, sistema nervioso, vejiga y riñón, así como las tasas de leucemia, linfoma no Hodgkin y melanoma, señaló el informe.

Los autores del informe también encontraron una diferencia en las tasas de mortalidad por cáncer de pulmón y las tasas del cáncer de pulmón en diferentes regiones del país. "Las tasas de cáncer de pulmón, sobre todo en las mujeres, aumentaron en trece estados del sur y del medio oeste", destacó Jemal.

Estos estados tienen más mujeres fumadoras, menores impuestos al tabaco y economías locales que dependen tradicionalmente del cultivo y de la producción de tabaco, apuntó.

Además del cáncer de pulmón, fumar también causa cáncer de boca, faringe, laringe, esófago, estómago, vejiga, páncreas, hígado y riñón, así como cáncer de útero, cuello uterino y leucemia mieloide, señaló.

El Dr. David L. Katz, director del Centro de investigación preventiva de la Facultad de medicina de la Universidad de Yale, estuvo de acuerdo en que se han logrado progresos, pero que aún hay mucho por hacer.

"Para todos aquellos que hemos debatido durante mucho tiempo que el cáncer, al igual que la enfermedad cardiaca, es una enfermedad que se puede prevenir y predecir, este informe es muy gratificante", declaró. "He aquí la prueba de que tanto la incidencia como la mortalidad del cáncer en general se ha reducido en los últimos años. Esto significa que estamos tratando el cáncer de manera más eficaz, pero también que lo estamos previniendo del todo con más frecuencia".

Aún así algunas noticias son desalentadoras, dijo Katz. "Las tasas de cáncer de pulmón en las mujeres del sur y del medio oeste han seguido aumentado, debido a mayores tasas de tabaquismo. Sin embargo, debemos apuntar que después de que caen las tasas de tabaquismo, se tarda un tiempo en observar ese reflejo en las tasas de cáncer. Así que podríamos arreglar la base de estas disparidades, y aún así observar algunas desigualdades durante algún tiempo", dijo.

"El cáncer sigue siendo la causa principal de muerte prematura y miseria en nuestra sociedad. Y se puede evitar una parte mucho mayor de esa carga, más de lo que revela el progreso alcanzado hasta ahora. Usted puede minimizar su propio riesgo si toma cuatro medidas: No fume, coma bien, sea activo y examínese", dijo Katz.

Más información

Para saber más sobre el cáncer, visite la American Cancer Society.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Ahmedin Jemal, D.V.M., Ph.D., director, Cancer Occurrence Office, American Cancer Society, Atlanta; David L. Katz, M.D., M.P.H., director, Prevention Research Center, Yale University School of Medicine, New Haven, Conn.; Dec. 3, 2008, Journal of the National Cancer Institute
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined