See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

El diagnóstico del cáncer podría afectar la salud tanto física como mental

Estudios muestran que el tratamiento también afecta la calidad de vida

MARTES, 9 de junio (HealthDay News/Dr. Tango) -- Un diagnóstico de cáncer puede acarrear consecuencias tanto físicas como mentales en los años posteriores al tratamiento, según plantea un nuevo estudio.

Bryce B. Reeve del Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU. y un equipo de investigadores analizaron la calidad de vida relacionada con la salud de 1,432 personas a partir de los 65 años de edad que fueron diagnosticadas con cáncer de próstata, mama, vejiga o riñón, cáncer de células no microcíticas, cáncer colorrectal o linfoma no Hodgkin entre 1998 y 2003. También examinaron datos similares de 7,160 personas que no tenían cáncer.

Hasta dos años después del diagnóstico, los que tenían cáncer reportaron una menor salud física en comparación con los participantes de la misma edad que no tenían cáncer, hallaron los investigadores. Las personas que tenían cáncer de próstata, colorrectal o de pulmón de células no microcíticas informaron sobre una reducción en la salud mental en comparación con el grupo de control sin cáncer, apuntaron.

"Esperamos que este estudio proporcione un estándar de comparación para evaluar la carga del cáncer sobre la calidad de vida relacionada con la salud así como una base para investigaciones e intervenciones clínicas futuras que busquen comprender y corregir estos efectos", escribió el equipo de Reeve.

El estudio aparece en la edición en línea del 9 de junio de la Journal of the National Cancer Institute.

En un segundo estudio de supervivientes de cáncer de próstata publicado en la misma revista, John L. Gore, de la Universidad de California en Los Ángeles, y sus colegas encontraron que la incontinencia urinaria era más común después de la prostatectomía que luego de la braquiterapia o de la radioterapia de haz externo.

La disfunción sexual afectó "profundamente" a todos los grupos de tratamiento en los cuatro años posteriores a la terapia, apuntó el equipo de investigación.

"Estos resultados podrían guiar la decisión en la elección de tratamientos y en el manejo clínico de pacientes con problemas de calidad de vida relacionados con la salud después del tratamiento del cáncer de próstata localizado", escribieron.

La Dra. Pamela J. Goodwin y colegas apuntaron en un editorial acompañante que ambos estudios se agregan a la comprensión de los problemas en la calidad de vida de los pacientes de cáncer, pero tienen sus limitaciones.

En el primer estudio no participaron personas jóvenes con cáncer ni tampoco se especificó cuáles tratamientos del cáncer producían las reducciones más significativas en la calidad de vida, información que la gente podría usar para tomar decisiones respecto a sus tratamientos, apuntaron los editorialistas.

En el segundo estudio, los investigadores no abordaron el tratamiento multimodal, una tendencia creciente para los que tienen cáncer de próstata agresivo, ni el impacto sobre la calidad de vida, señalaron los autores.

"Se necesitan más investigaciones para entender mejor el impacto a corto y largo plazo del diagnóstico de cáncer y de su tratamiento sobre la calidad de vida general, sobre todo a medida que las pruebas de detección se hacen cada vez más comunes, nuestros tratamientos anticáncer mejoran y los pacientes viven más tiempo después de dicho diagnóstico", escribieron.

Más información

La American Cancer Society tiene más información sobre cómo afrontar un diagnóstico de cáncer.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTE: Journal of the National Cancer Institute, news release, June 9, 2009
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined