Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

Auto-examen de seno no salva vidas, según estudio

Pero los expertos no concuerdan con que esté "muerto"

Martes, 1 de octubre (HealthDayNews) -- Enseñar a mujeres la técnica de examinar sus senos no disminuyó la cantidad de muertes por cáncer de seno, sostiene la nueva investigación.

El controversial hallazgo provino de un estudio que involucraba 266,064 obreras chinas; se enseñó a la mitad a realizarse un auto-examen de los senos (BSE, por sus siglas en inglés), y a otra mitad no se enseñó. Se dio seguimiento durante un periodo de 10 a 11 años, y los investigadores no encontraron diferencia en las muertes por cáncer de seno entre los dos grupos. El grupo que se realizó el BSE no encontró cánceres temprano, pero encontraron más lesiones benignas, que condujo a mayor evaluación.

El estudio aparece en la edición de octubre de "Journal of the National Cancer Institute, y está acompañada por un editorial que tiene como titular: Routinely Teaching Breast Self-Examination Is Dead" (Enseñaza rutinaria del auto-examen de los senos está muerta).

Esto es un poco fuerte, dijo el doctor David Thomas, un investigador de epidemiología de cáncer en el Centro de Investigación de Cáncer Fred Hutchinson en Seatlle y autor principal del estudio, cuyos coautores son de Seattle, China y Noruega. "Yo no hubiese utilizado ese título en particular para el editorial", dijo.

Thomas dijo que no está sugiriendo que las mujeres resistan el auto-examen completamente, especialmente si tienen historial familiar y los exámenes calman su ansiedad.

El propósito del estudio, indicó, fue determinar si enseñar la técnica a la población completa tiene sentido desde la perspectiva de salud pública, especialmente en áreas donde las mamografías no son rutinarias. Los resultados, señaló, sugieren que financiar programas a gran escala para enseñar a hacerse auto-exámenes de los senos no es un buen uso para del dinero.

Y, añadió, en países como los Estados Unidos, donde la mamografía está ampliamente accesible, el BSE no debe ser un sustituto de un mamograma.

"Si yo fuese un clínico, y no lo soy, no pasaría mucho tiempo enseñando a las mujeres a hacerse el BSE", manifestó Thomas.

La única excepción podrían ser las mujeres en alto riesgo de la enfermedad quienes están ansiosas, indicó. Pueden tomar el tiempo de hacerse el BSE, junto con el examen clínico y una mamografía.

Un problema con la técnica del auto-examen, añadió, es que las mujeres a menudo no lo hacen correctamente. "El BSE no es simplemente ser conciente de tus senos", dijo. "Es una búsqueda sistemática y formalizada de pequeños abultamientos. Hacerla toma algo de práctica aprenderla".

Para las mujeres quienes continúan utilizando la técnica, Thomas explicó: "no hay garantías de que funcione". También deben saber, a base de los resultados del estudio, de un riesgo elevado de hallar una lesión del seno benigna que requerirá una biopsia y quizás aumente la ansiedad innecesariamente.

El BSE no debe dar a las mujeres un falso sentido de seguridad, añadió.

De forma no sorprendente, los resultados del estudio aumentan la ira de quienes defienden el BSE como un importante complemento de la mamografía y el examen de seno clínico por parte de proveedores de salud.

"No creo que esté muerto", indicó Sherry Goldman, enfermera certificada en el Revlon/UCLA Breast Center en Los &AACUTEngeles.

Goldman enseña la técnica y la acredita por haberle salvado la vida. Hace poco más de un año, se estaba haciendo el BSE y encontró un abultamiento; se practicó una lumpectomía y se sometió a terapia con radiación y le va bien.

Según Goldman opina, el estudio "no cambia el hecho de que las mujeres deben permanecer examinando sus senos". Para aprender la técnica apropiadamente, dijo, un proveedor de cuidado de la salud debe enseñar a realizarse el BSE. Las mujeres no deben esperar aprenderla de materiales educativos para pacientes o de las tarjetas ilustradas que se encuentran en todas partes diseñadas para colgarse en la ducha.

Aunque los auto-exámenes han sido recomendados durante años por expertos en prevención de cáncer, muchas organizaciones incluyendo el Grupo de Acción de Servicios Preventivos de los EE.UU., indican que no hay suficiente evidencia para recomendar o desaprobar el BSE. En el 2001, el Grupo de Acción Canadiense sobre la Salud Preventiva analizó la literatura médica sobre el BSE, y concluyó que no hay beneficio en la enseñanza rutinaria de BSE.

Actualmente, la Sociedad Americana del Cáncer, que recomienda la mamografía anual, favorece hacerse un auto-examen de los senos mensualmente comenzando a la edad de 20, y el examen de seno clínico cada tres años desde 20 a 39 años, luego cada año.

Qué hacer

Para información sobre cómo se encuentra el cáncer de seno, visita la Sociedad Americana del Cáncer. Para leer la recomendación del Grupo de Acción de Servicios Preventivos de EE.UU., presiona aquí.

Fuentes: David Thomas, M.D., epidemiólogo, profesor, epidemiología, Universidad de Washington, Seattle; Sherry Goldman, R.N.,N.P., enfermera practicante, UCLA/Revlon Breast Center, Los Angeles, Calif.; 2 de octubre de 2002, "Journal of the National Cancer Institute"
Consumer News in Spanish