See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Células madre del cáncer de mama parecen sobrevivir la radioterapia

Descubrimiento podría ayudar a los científicos a desarrollar terapias de medicamentos para combatir mejor los tumores

MARTES 19 de diciembre (HealthDay News/HispaniCare) -- Las células madre del cáncer de mama, un tipo de célula que los científicos han descubierto recientemente que es difícil de eliminar, podrían ser especialmente resistentes a la radioterapia, según sugiere un nuevo estudio.

De hecho, la radiación podría incluso aumentar el crecimiento de estas testarudas células madre, según informan investigadores de la Facultad de Medicina David Geffen de la Universidad de California en Los Ángeles.

"Esta población de células madre es más resistente a la radiación que las células que no son células madre", afirmó el Dr. Frank Pajonk, profesor asistente adjunto de oncología de radiación de la UCLA y autor correspondiente del estudio. "Somos los primeros en informar al respecto".

El tratamiento de radiación conlleva la exposición a rayos o partículas de alta energía que destruyen las células cancerosas. Con frecuencia, se recomienda después de la cirugía para el cáncer de mama, según la American Cancer Society.

Pajonk y sus colegas expusieron células madre de cáncer de mama y células "normales" de cáncer de mama a una sola o a múltiples dosis de radiación. Una mayor cantidad de células madre, también llamadas células iniciadoras del cáncer, sobrevivieron la radiación que las demás células de cáncer.

Según Pajonk, hay un buen ejemplo. Mientras que el 46 por ciento de las células madre sobrevivieron el tratamiento con 2 Gray de radiación (una dosis usada típicamente para el tratamiento del cáncer de mama), sólo el 20 por ciento de las células normales de cáncer de mama sobrevivieron.

Entonces, el equipo simuló una interrupción en el tratamiento clínico, un desafío al que tanto Pajonk como otros proveedores de atención de salud se enfrentan cuando los pacientes no asisten a todas sus citas programadas debido a la fatiga, la inconveniencia y otros factores. Pajonk y sus colegas sospechan que esto reduce la efectividad de la radiación y el estudio sugiere que tienen razón.

Cuando el equipo de Pajonk expuso las células a una dosis más alta de 3 Gray a diario durante cinco días y luego interrumpió el tratamiento antes de lo que se consideraría una ronda completa, la proporción de células madre en realidad aumentó.

El equipo de Pajonk especuló que esto podría suceder porque la radiación activa una vía de señalización que da a las células madre mensajes de que se renueven.

¿Por qué son resistentes a la radiación estas células? "Podrían tener algo parecido a un protector natural contra la radiación dentro de éstas que previene el daño al ADN producido por la radiación que normalmente mata a las células de cáncer de mana", señaló Pajonk.

Los hallazgos fueron publicados en la edición del 20 de diciembre del Journal of the National Cancer Institute.

Este nuevo estudio envía un claro mensaje a los investigadores del cáncer, afirmó el Dr. Maximilian Diehn, residente de oncología de radiación y becario postdoctoral de la Facultad de medicina de la Universidad de Stanford. Fue coautor de un editorial que acompañaba los resultados del estudio. "El mensaje principal es que esto da más evidencia de que debemos estudiar más las células madre del cáncer", afirmó. "Esas células tienen propiedades distintas al resto del tumor".

Afirmó que, con el tiempo, los científicos podrían desarrollar nuevos medicamentos que vencieran esta resistencia a la radiación.

Diehn y Pajonk señalaron que el concepto de células madre del cáncer es bastante reciente. Durante unos cinco años, ha sido cada vez más el tema de discusión en la investigación del cáncer de mama, además del cáncer de próstata, el melanoma y otros tipos de tumores.

Una mejor comprensión de las células madre del cáncer podría avanzar mucho el éxito del tratamiento, aseguró Diehn. "Con frecuencia, menos del uno por ciento de las células de cáncer de un tumor son en realidad esenciales para mantener el tumor vivo y propagar potencialmente la enfermedad. Esa es la célula madre del cáncer", afirmó.

La nueva investigación no debería disuadir a las mujeres de someterse a radioterapia si se las recomiendan, concurrieron Diehn y Pajonk. "El tratamiento con radiación sigue siendo uno de los mejores tratamientos disponibles para las mujeres que tienen cáncer de mama", señaló Diehn. Apuntó que también es importante seguir el tratamiento según las recomendaciones y no tener brechas en el tratamiento porque podría hacer que las células madre proliferen.

En otro estudio reciente, investigadores holandeses encontraron que comparar las mamografías actuales con los anteriores es valioso y puede reducir las remisiones por lesiones que resultan no ser cancerosas. Los investigadores pidieron a 12 radiólogos experimentados leer 160 mamografías dos veces; en un caso, tenían mamografías anteriores disponibles para referirse a ellos y, en el otro, no era así.

Cuando tenían acceso a las mamografías anteriores, su rendimiento en la detección mejoró. Tener una mamografía anterior que pudieran revisar reducía las remisiones en 44 por ciento para las áreas sospechosas que resultaban no ser cancerosas.

Los hallazgos aparecen publicados en la edición de enero de la revista Radiology.

Más información

Para aprender más sobre el tratamiento de radiación para el cáncer de mama, visite la American Cancer Society.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Maximilian Diehn, M.D., Ph.D., resident in radiation oncology and postdoctoral fellow, Stanford University School of Medicine, Stanford, Calif.; Frank Pajonk, M.D., Ph.D., assistant adjunct professor of radiation oncology, University of California, Los Angeles, David Geffen School of Medicine; Dec. 20, 2006, Journal of the National Cancer Institute; January 2007, Radiology
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined