See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Cambios saludables y chequeos tempranos pueden reducir los índices de cáncer

Informe de la Sociedad del cáncer muestra algunos éxitos y muchos retos

JUEVES 31 de marzo (HealthDay News/HispaniCare) -- A pesar de los logros, un reciente estudio halla que la mitad de todos los cánceres podría prevenirse a través de la detección precoz y los cambios en el estilo de vida.

El tabaquismo, la inactividad, la obesidad y la mala nutrición siguen siendo las principales causas prevenibles de cáncer y otras enfermedades en los EE.UU., según un informe de la American Cancer Society (ACS) dado a conocer el jueves.

"Tenemos suficiente conocimiento sobre las causas del cáncer y su prevención como para reducir los casos de cáncer en los EE.UU. al menos en la mitad", aseguró Vilma Cokkinides, una de los principales autores del informe y directora del programa de vigilancia de factores de riesgo de la ACS en Atlanta. "Un estilo de vida saludable, junto con la detección y tratamiento precoces, son la mejor herramienta personal con la que contamos para combatir esta enfermedad".

"No es más que la reiteración de dos mensajes, que hay que dejar de fumar o que no se debe empezar a hacerlo, y que hay que hacerse exámenes [para detectar el cáncer]", agregó el Dr. Ronald Blum, director del Centro contra el Cáncer Beth Israel de la ciudad de Nueva York. "Es un mensaje que vale la pena repetir".

La ACS calcula que se pueden encontrar los orígenes de cerca de un tercio (570,280) de las muertes por cáncer en este país en 2005 en la mala nutrición, la falta de ejercicio, el exceso de peso y la obesidad, así como otros factores del estilo de vida. A pesar de que se ha reducido el tabaquismo, la sociedad predice que este año seguirá siendo la causa subyacente de más de 168,140 muertes por cáncer.

El informe agrega que el exceso de peso y la obesidad podrían causar hasta una de cada siete muertes por cáncer en los hombres y una de cada cinco en las mujeres. Un índice de masa corporal alto aumentó los índices de mortalidad de 11 tipos de cáncer en mujeres y de 12 en hombres, según un informe de 2003 de la ACS.

Otros tipos de cáncer, como el de colon y el de cuello uterino, se pueden prevenir con mejores pruebas de diagnóstico. A pesar de este conocimiento, más de la mitad de los estadounidenses mayores de 50 no se hacen pruebas para detectar cáncer colorrectal, según informaron los expertos de la ACS.

El informe halló tendencias similares tanto en niños y adolescentes como en adultos.

Las tasas de tabaquismo entre los estudiantes de bachillerato fueron de 21.9 por ciento en 2003, cuando en 1997 eran de 36.4 por ciento. La reducción se puede deber al menos parcialmente a mayores impuestos sobre los cigarrillos, prohibición de fumar en lugares públicos, publicidad y programas de control del tabaco.

"Los programas exhaustivos de control del tabaco, como los que cuentan California y Massachusetts, afectan significativamente los niveles de tabaquismo", aseguró Cokkinides.

Estos esfuerzos necesitan extenderse a la epidemia de exceso de peso y obesidad, agregó Cokkinides.

El informe anota que la proporción de niños y adolescentes con exceso de peso u obesos ha aumentado vertiginosamente en los EE.UU. en las últimas dos décadas. Entre los niños entre seis y once años, los índices de exceso de peso y obesidad aumentaron de 6.5 por ciento en 1980 a 15.9 por ciento 2002, mientras que entre los jóvenes entre 12 y 19 años de edad, casi se triplicaron al pasar de 5 a 16.1 por ciento.

Gran parte del problema se puede atribuir a los comportamientos sedentarios, pues el 38 por ciento de los estudiantes de bachillerato ven al menos tres horas de televisión diarias y apenas el 38.4 por ciento de los estudiantes está inscrito en clases de educación física.

El informe aseguró que el cáncer de piel también se puede prevenir dramáticamente, pero apenas el 15 por ciento de los estudiantes de bachillerato aseguraron que utilizan bloqueador solar cuando están bajo el sol más de una hora.

Las tasas de tabaquismo entre los adultos también se han reducido, pero no lo suficiente, según el informe, que halló que el 25.2 por ciento de los hombres y el 20.7 por ciento de las mujeres siguen siendo adictos a los cigarrillos. En general, 45.8 millones de estadounidenses fuman actualmente.

Los adultos estadounidenses también están aumentando de peso. En 2002, cerca de dos tercios de los adultos tenían exceso de peso y cerca de un tercio eran obesos. De nuevo, buena parte de esto se puede atribuir a muy poca actividad física y malos hábitos alimenticios. Apenas el 23.5 por ciento informa que está consumiendo las cinco o más porciones diarias de frutas y verduras recomendadas, mientras que apenas 45.4 por ciento realiza la cantidad recomendada de ejercicio.

Se sabe que la actividad física reduce el riesgo de cáncer de mama y de colón y también podría ayudar a proteger contra el de próstata y el endometrial. Las personas que tienen una dieta alta en frutas y verduras también parecen haber reducido la incidencia de cáncer oral, de faringe, esófago, pulmón, estómago, riñón, colon y recto, según la ACS.

La evaluación es la otra manera principal de reducir el riesgo de ciertos tipos de cáncer. Aunque la evaluación de distintos tipos de cáncer ha aumentado, todavía no está en niveles óptimos. La evaluación de cáncer colorrectal es el ejemplo más notorio. Apenas el 39 por ciento de los estadounidenses mayores de 50 años se hace esta evaluación recomendada.

"Tanto el cáncer cervical como el de colon se pueden prevenir con evaluaciones", sostuvo Blum. "El mensaje no puede ser más claro, pero los índices de evaluación de cáncer de colon siguen siendo bajo de todos modos".

El Dr. Jay Brooks, presidente de la junta de hematología y oncología de la Fundación Clínica Ochsner de Baton Rouge estuvo de acuerdo. "Las pruebas de evaluación para cáncer de mama, colon, próstata, piel y cuello uterino tienen un precio asequible y están disponibles para la mayoría de las personas", según dijo. "Como especialista del cáncer, mi objetivo es tratar de prevenir tener pacientes del todo".

Brooks agregó que cuesta cerca de $6,000 mantener un carro durante cinco años. Seguir las directrices de la ACS sobre consultas médicas y evaluaciones que pueden salvar vidas costaría unos $2,500 en el mismo período de tiempo, sin contar lo que pague el seguro, sostuvo.

La próxima frontera en la prevención del cáncer es aprovechar algunos de los éxitos en el control de trabajo y determinar si se pueden replicar para combatir el exceso de peso y la obesidad.

Más información

Para más información sobre los distintos tipos de cáncer, visite la American Cancer Society.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Vilma Cokkinides, Ph.D., program director, risk factor surveillance, American Cancer Society, Atlanta; Ronald Blum, M.D., director, Beth Israel Cancer Center, New York City; Jay Brooks, M.D., chairman, hematology/oncology, Ochsner Clinic Foundation, Baton Rouge, La.; March 31, 2005, Cancer Prevention and Early Detection Facts and Figures 2005
Consumer News in Spanish