See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Dosis de progestina podría explicar la relación entre la terapia de reemplazo hormonal y el cáncer de mama

Un reciente estudio halla que no hay un aumento en el riesgo cuando se usa sólo estrógeno

MIÉRCOLES 6 de abril (HealthDay News/HispaniCare) -- Las altas dosis de progestina en la terapia de reemplazo hormonal podrían explicar la relación del régimen con la recurrencia del cáncer de mama en las mujeres con una historia de la enfermedad, según encontró un nuevo estudio.

Si bien normalmente la terapia hormonal no se recomienda para mujeres que han tenido cáncer de mama, investigadores suecos que reportan en la edición del 6 de abril del Journal of the National Cancer Institute afirman haber lanzado el estudio para evaluar el efecto de la terapia de reemplazo hormonal (TRH) luego del diagnóstico de cáncer de mama.

Sus hallazgos sugieren que la TRH con una cantidad mínima de progestina, o ninguna, es mucho más segura.

El nuevo estudio no cambiará las prácticas de prescripción de un día para el otro, "pero probablemente cambiará la manera en la que los médicos evalúan esta cuestión", afirmó el Dr. Rowan T. Chlebowski, un oncólogo médico en el Instituto de Investigación Biomédica de Los Ángeles en el Centro Médico Harbor/UCLA, quien fue coautora de un editorial acompañante del estudio.

También es probable que el hallazgo genere más investigación sobre el tema, añadió.

La reputación de la TRH como método seguro para calmar los síntomas menopáusicos nunca se recuperó de los hallazgos de 2002 de un estudio continuo de gran tamaño conocido como Women's Health Initiative (Iniciativa de la salud de la mujer). En ese ensayo, los resultados preliminares indicaron que el régimen aumentaba los riesgos de las mujeres para ataques cardiacos, coágulos sanguíneos y cáncer de mama. El uso de la TRH entre las mujeres estadounidenses pronto cayó dramáticamente.

En este último estudio (enfocado en mujeres con una historia previa de cáncer de mama) investigadores del Instituto Karolinska, en Estocolmo, le hicieron seguimiento a la recurrencia del cáncer de mama en 378 pacientes de cáncer asignadas aleatoriamente para recibir terapia de reemplazo hormonal o ningún tratamiento durante cinco años. Casi tres cuartos (el 73 por ciento) de las mujeres asignadas a la terapia hormonal recibieron sólo estrógeno o un régimen en el que se les suministraron niveles más bajos de los usuales de progestina.

Los investigadores dicen que no encontraron ninguna asociación entre el uso de terapia hormonal y la recurrencia de cáncer de mama luego de 4.1 años de seguimiento. Específicamente, 11 de las 188 mujeres asignadas al grupo de hormona experimentaron una recurrencia de cáncer de mama, en comparación con 13 de las 190 asignadas al grupo sin terapia hormonal.

Los resultados difieren de los de un ensayo similar, conocido como Hormonal Replacement Therapy Is It Safe? (HABITS, por las siglas en inglés de "La terapia de reemplazo hormonal, ¿es segura?") en la cual 434 pacientes de cáncer de mama fueron asignadas para recibir terapia hormonal o ningún tratamiento. Cuando se encontró que el riesgo de recurrencia del cáncer de mama era 3.3 veces más alto entre el grupo que tomaba hormonas, el ensayo HABITS fue detenido prematuramente a principios de diciembre 2003. El ensayo de Estocolmo cerró la captación de pacientes tempranamente en el mismo momento.

Sin embargo, el régimen de hormonas bajo en progestina o sin progestina usado en el ensayo de Estocolmo podría explicar las diferencias en los resultados de los dos estudios, apuntó el equipo sueco.

"Al iniciar el estudio, nuestra hipótesis fue que no habría un aumento en el riesgo de recurrencia", apuntó Eva von Schoultz, investigadora del Hospital e Instituto de la Universidad de Karolinska y miembro del Grupo de Estudio del Cáncer de Mama de Estocolmo. "Entonces, no nos sorprendió".

Sobre la relación entre la TRH y el cáncer de mama, afirmó que "no somos los únicos que pensamos que la combinación de progestina y estrógeno es la culpable".

Las diferencias en los resultados de los dos estudios también podrían deberse parcialmente a las condiciones de los pacientes, o al diseño del estudio, escribió von Schoultz.

Se ha comenzado a acumular evidencia de que el tratamiento en combinación podría conllevar un mayor riesgo de cáncer de mama que el estrógeno solo, anotó von Schoultz.

Cerca de 211,000 mujeres serán diagnosticadas con cáncer de mama invasivo en los Estados Unidos en 2005, de acuerdo con los estimados de la American Cancer Society, mientras que 40,000 mueren anualmente de la enfermedad.

Colocando los diferentes estudios en perspectiva, Chlebowski dijo que los resultados del estudio HABITS, publicados antes, "reforzaron la opinión de que hay mucha resistencia" a usar la TRH en pacientes de cáncer de mama debido a las recurrencias.

"Ahora la pregunta es un poco diferente: ¿cuál es el papel real del estrógeno solo en el desarrollo del cáncer de mama?".

Con el tiempo, dijo, "podría ser posible crear un régimen que sea seguro para las pacientes de cáncer de mama".

Escribió que se acumulan pruebas de que "el uso de progestina está asociado con un aumento en el riesgo de cáncer de mama, en comparación con no usarla". Sin embargo, por ahora, escribió, los tratamientos no basados en hormonas para los síntomas menopáusicos en las supervivientes de cáncer de mama se prefieren en la mayoría de circunstancias.

"El mensaje para las mujeres con cáncer de mama es que este estudio se cerró prematuramente", apuntó von Schoultz. Por tanto, en este momento, "no podemos apoyar el uso de la terapia hormonal luego de un diagnóstico de cáncer de mama. Se necesitan más estudios".

Más información

Para aprender más sobre el cáncer de mama, visite la American Cancer Society.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Eva von Schoultz, M.D., Ph.D., researcher, Karolinska Institute, Stockholm, Sweden; Rowan T. Chlebowski, M.D., Ph.D., medical oncologist, Los Angeles Biomedical Research Institute at Harbor-UCLA Medical Center, Torrance, Calif.; April 6, 2005, Journal of the National Cancer Institute
Consumer News in Spanish