Written by Amanda Gardner

Updated on June 15, 2022

Martes, 16 de julio (HealthDayNews) -- Una combinación de quimioterapia y tamoxifeno parece mejorar las expectativas de supervivencia de pacientes de cáncer de seno.

En el estudio aleatorio más grande en su tipo, los beneficios de añadir quimioterapia antes que la droga de cáncer de seno fue visto en mujeres menopáusicas que arrojaron negativo al cáncer al receptor de estrógeno (ER, por sus siglas en inglés) el que no se propaga a los nódulos linfáticos y no respondió al estrógeno.

Pero los investigadores, por una parte, encontraron que las mujeres posmenopáusicas positivo a cáncer ER no mostraron resultados de mejoría cuando les suministraron la terapia antes de administrarle el tamoxifeno. El cáncer de seno positivo a ER se liga a la hormona estrógeno, que aumenta el crecimiento de las células cancerosas.

"Encontramos que la efectividad de la quimioterapia fue relacionada directamente con la sensibilidad de la hormona del tumor primario", dijo Richard D. Gelber, director de manejo de estadísticas y datos del centro del Grupo Internacional de Estudio de Cáncer de Seno (IBCSG, por sus siglas en inglés), autor del estudio. "Lo que argumenta el estudio en términos de práctica es mayormente diseñado al uso de quimioterapia en pacientes que se benefician de ella y no para pacientes cuyos tratamientos endocrinos son la clave".

Este estudio, que aparecerá en la edición de mañana de "Journal of the National Cancer Institute", observó 1,699 mujeres posmenopáusicas en varios países, incluyendo Suiza, Eslovenia, Australia, Nueva Zelanda y Suecia, pero no en los Estados Unidos. Los participantes fueron asignados aleatoriamente a uno de dos grupos para una prueba de cinco años: el primero fue sometido a tres cursos de quimioterapia más tamoxifeno y el segundo sólo tomó tamoxifeno. Las mujeres fueron subdivididas de acuerdo a si su cáncer fue positivo a receptor de estrógeno o no.

La terapia combinada aumentó el margen de supervivencia a la enfermedad en las mujeres con ER negativo al cáncer de 69 por ciento a 84 por ciento. Su margen general de supervivencia aumentó de 81 por ciento a 89 por ciento, comparado con el grupo que sólo tomó tamoxifeno.

Las mujeres posmenopáusicas con cáncer de seno no tuvieron propagación a los nódulos linfáticos formaron casi la mitad (43 por ciento) de todas las mujeres que se sometieron a cirugía de cáncer de seno entre 1992 y 1996 en los Estados Unidos.

Los resultados del nuevo estudio llevaron a los autores a debatir que las mujeres posmenopáusicas con resultados negativos al cáncer de los nódulos linfáticos deben recibir más regímenes de tratamientos individualizados, dependiendo al menos parcialmente de si el cáncer es positivo a receptor de estrógeno o no.

Otros expertos son menos sanguíneos en cuanto a las implicaciones del estudio para pacientes en los Estados Unidos.

El doctor Bert Petersen, director de programa de riesgo familiar en Beth Israel Medical Center en la Ciudad de Nueva York señaló que las mujeres en el estudio recibieron diferentes agentes quimioterapéuticos comparado con los utilizados comúnmente en los Estados Unidos.

"Muchas de estas mujeres no serían tratadas de esta forma en este país", dijo. "No sé qué significaría para las mujeres de este país añadir tamoxifeno. No es terriblemente relevante para la forma en que hacemos las cosas en este país".

Qué hacer

Para más información sobre tamoxifeno visita Komen Foundation. Para más sobre cáncer de seno y terapias, visita los Institutos Nacionales de la Salud.

Read this Next
About UsOur ProductsCustom SolutionsHow it’s SoldOur ResultsDeliveryContact UsBlogPrivacy PolicyFAQ