La exploración con imágenes por resonancia magnética (IRM) detecta tumores de mama en mujeres de alto riesgo

Aunque es más eficaz que la mamografía, no es recomendable en mujeres con un riesgo normal

MIÉRCOLES 28 de julio (HealthDayNews/HispaniCare) -- Para un pequeño grupo de mujeres con una predisposición genética o familiar para contraer cáncer de mama, un examen regular de la mama con imágenes por resonancia magnética (IRM) puede ser la mejor manera para detectar los tumores a tiempo.

Las IRM de mama realizadas al año demostraron una efectividad a la hora de descubrir cánceres invasivos en mujeres de alto riesgo de casi un 80 por ciento, frente al 33 por ciento de casos descubiertos mediante mamografías, señalan un grupo de investigadores holandeses en la edición del 29 de julio del New England Journal of Medicine.

No obstante, los expertos están de acuerdo en que la alta tasa de resultados de falsos positivos del IRM, es decir la detección de la presencia de tumores malignos, que resultan ser benignos, hace que la tecnología sea mucho menos deseable para mujeres que tienen un riesgo normal de contraer cáncer de mama.

Aunque la exploración regular de mama con IRM resulta beneficiosa para mujeres de alto riesgo, "a las mujeres de riesgo normal no se les debería indicar este tipo de exploración regular con IRM", opinó el autor del estudio, el Dr. Jan G. M. Klijn, médico oncólogo de la Rotterdam Family Cancer Clinic.

El cáncer de mama sigue siendo la segunda causa de muerte por cáncer entre las mujeres estadounidenses. Mientras que la mamografía es medianamente efectiva en la detección de tumores, un pequeño porcentaje de mujeres, como aquellas que son portadoras del gen de cáncer de mama BRCA1 o BRCA2, pueden necesitar tecnologías de exploración que tengan una mayor potencia de detección.

"A lo largo de la vida, del 50 al 85 por ciento de estas mujeres desarrollará un cáncer de mama", explicó la Dra. Laura Liberman, radióloga del Breast Imaging Section del Memorial Sloan-Kettering Cancer Center de la ciudad de Nueva York.

Liberman, que escribió un editorial que acompañaba el estudio holandés, dijo que para estas mujeres, una mamografía anual no sería suficiente. "Por tanto, ahora las personas están estudiando técnicas suplementarias como la IRM", añadió.

En su estudio, el equipo de Klijn seleccionó 1,909 mujeres adultas portadoras del gen BRCA1 o BRCA2, y que tenían una historia familiar importante de cáncer de mama, con parientes cercanos que fueron diagnosticados con tumores de mama antes de los 30 años.

Todos las mujeres recibieron exámenes de mama clínicos cada seis meses, además de mamografías y exploración con IRM anuales, en el lapso de tres años.

Se detectaron 52 cánceres de mama en el grupo durante el periodo de estudio, según reportaron los investigadores. En términos de una detección temprana, la exploración con IRM supera la mamografía o los exámenes de mama clínicos, con tasas de detección calculadas en un 79.5 por ciento, 33.3 por ciento y 17.9 por ciento respectivamente. La exploración con IRM ofreció mejores resultados en la detección de tumores pequeños (10 milímetros o menos de diámetro) en una etapa temprana.

Basado en los hallazgos, Klijn señaló que "nuestra recomendación es que se utilice el IRM como un método de exploración en centros especializados, en mujeres con una mutación BRCA 1/2 o con un alto riesgo de cáncer de mama".

Sin embargo, tanto Klijn como Liberman son bastante cuidadosos en no extender esta recomendación a mujeres con un riesgo promedio.

Liberman explicó que, a pesar de la escasez y del alto costo de la IRM, la fortaleza de esta tecnología radica en su habilidad para detectar anomalías minúsculas del tejido, y es aquí donde también radica su debilidad.

"Ésta es una prueba muy sensible, si hay algún cáncer oculto en la mama, es muy probable que salga", opinó. "Pero como herramienta tampoco es muy específica, lo que significa que muchas otras cosas aparecerán, también".

Esto puede ser aceptable entre el 1 y el 10 por ciento de mujeres con un alto riesgo de contraer cáncer de mama, agregó. Para estas mujeres, "si sale un resultado positivo, la probabilidad de que sea un tumor es mucho mayor" , de todas formas es bueno dar el siguiente paso, una biopsia, explicó Liberman.

Por otra parte, la alta tasa de falso positivo del IRM "causa mucha ansiedad y provoca la realización de una gran cantidad de biopsias benignas innecesarias si comenzamos a aplicarlo como una prueba exploratoria en la población en general", opinó. "No existe evidencia alguna de que esta prueba exploratoria sea útil en mujeres de riesgo normal".

Más Información

Para conocer más sobre la detección temprana de la enfermedad visite la American Cancer Society.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Jan G. M. Klijn, M.D., Ph.D., professor, medical oncology, and chairman, Rotterdam Family Clinic Center, Rotterdam, The Netherlands; Laura Liberman, attending radiologist, Breast Imaging Section, Memorial Sloan-Kettering Cancer Center, New York City; July 29, 2004, New England Journal of Medicine
Consumer News in Spanish