Las células extraviadas de cáncer de mama se rinden ante la quimioterapia postquirúrgica

Una investigación muestra que el tratamiento adicional ayuda a las mujeres que presentan enfermedad microscópica

Kathleen Doheny

Kathleen Doheny

Published on August 13, 2009

MIÉRCOLES, 12 de agosto (HealthDay News/Dr. Tango) -- Las pacientes de cáncer de mama que tienen células tumorales aisladas o "micrometástasis" minúsculas en los nódulos linfáticos se benefician del tratamiento adyuvante, tal como la quimioterapia postquirúrgica o la terapia hormonal, según encuentra un estudio reciente.

Hasta ahora, muchos médicos han dudado de que la presencia de micrometástasis o células tumorales aisladas afectaran la recuperación a largo plazo, apuntó la Dra. Vivianne Tjan-Heijnen, directora de la división de oncología del Centro médico de la Universidad de Maastricht en los Países Bajos, la autora principal del estudio.

Entonces, a estas pacientes con frecuencia no se les ofrece terapia adyuvante tras someterse a cirugía para el cáncer de mama. Pero los resultados del estudio de su equipo, que aparece en la edición del 13 de agosto de la revista New England Journal of Medicine, sugieren que se les debería ofrecer.

Las micrometástasis, que son demasiado pequeñas para ser observadas en las pruebas de evaluación o diagnósticas estándares, tienen entre 0.2 y 2.0 milímetros de tamaño. Las células tumorales aisladas o los grupos de células tumorales son incluso más minúsculas, de menos de 0.2 milímetros, apuntó Tjan-Heijnen.

Para evaluar el valor de los tratamientos adicionales de quimioterapia u otros métodos adyuvantes, Tjan-Heijnen y sus colegas dieron seguimiento a 2,707 mujeres tratadas quirúrgicamente por cáncer de mama en etapa inicial. Se dividieron en tres grupos. En el primer grupo había 856 mujeres a las que se había diagnosticado cáncer de mama cuyo nódulo centinela, el primer nódulo en que se descarga el tejido mamario, resultó negativo y libre de cáncer, quienes no recibieron tratamiento adicional. El segundo grupo estaba compuesto por 856 mujeres a las que se había diagnosticado cáncer de mama en cuyos nódulos se habían encontrado células cancerosas, pero que no recibieron tratamiento adicional. En el tercer grupo había 995 pacientes en cuyos nódulos se encontraron células cancerosas, que recibieron tratamiento adicional.

El tratamiento adicional incluía quimioterapia (como taxanos), terapia endocrina (como tamoxifeno o inhibidores de la aromatasa) o terapia sistémica (quimioterapia y terapia endocrina).

Los investigadores siguieron a las mujeres durante un promedio de 5.1 años (la mitad recibió un seguimiento más prolongado, la otra mitad menos seguimiento), para determinar si la terapia extra reducía la recurrencia del cáncer y aumentaba la supervivencia sin enfermedad. Asociaron las metástasis minúsculas y las células tumorales aisladas con un declive absoluto de diez por ciento en la supervivencia sin enfermedad en cinco años. En otras palabras, las que tenían células cancerosas minúsculas que fueron tratadas con terapia adicional tenían una mejora de casi diez por ciento en la supervivencia sin enfermedad en cinco años, encontraron.

"Entonces, cinco años tras el diagnóstico de cada cien pacientes con micrometástasis o células tumorales aisladas, diez más sufrirán un evento de enfermedad frente a cien pacientes con características comparables en el tumor primario que no tenían metástasis en los nódulos axilares", explicó Tjan-Heijnen.

El estudio prueba que las micrometástasis y las células tumorales aisladas son consideraciones importantes para evaluar el pronóstico, aseguró.

Los especialistas en cáncer han debatido la manera de tratar a una pacientes con estas metástasis pequeñas y células tumorales aisladas, dijo la Dra. Minetta Liu, directora de investigación traslacional de cáncer de mama del Centro oncológico integral Lombardi de la Universidad de Georgetown en Washington, D.C.

Los resultados del estudio sugieren que "buscar estas células podría ser otra herramienta para determinar las probabilidades de recurrencia", señaló. Pero añadió que se necesitan más estudios para validar los hallazgos.

La Dra. Hannah Linden, oncóloga médica y profesora asociada de medicina de la Facultad de medicina de la Universidad de Washington en Seattle, aseguró que los resultados del estudio podrían cambiar la práctica actual. "Si estos hallazgos resultan verdaderos, influenciarán la toma de decisiones de forma significativa, y nos ayudará a saber cuáles pacientes 'necesitan' realmente la quimioterapia para que les otorgue una ventaja al reducir el riesgo de recurrencia del tumor", apuntó.

Más información

Para más información sobre la terapia adyuvante para el cáncer de mama, visite el Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
Read this Next
About UsOur ProductsCustom SolutionsHow it’s SoldOur ResultsDeliveryContact UsBlogPrivacy PolicyFAQ