See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Las mujeres negras reciben menos tratamiento para el cáncer

Un estudio halla que son menos propensas que las blancas a recibir, por ejemplo, el tamoxifén

LUNES 8 de octubre (HealthDay News/Dr. Tango) -- Un estudio reciente halla que las mujeres negras cuyo cáncer de mama se ha propagado a los ganglios linfáticos son menos propensas a recibir terapias complementarias que pueden salvarles potencialmente la vida, como el tamoxifén o la quimioterapia, que las blancas con el mismo grado de la enfermedad.

"Una vez que el cáncer se propaga a los ganglios linfáticos, observamos que las mujeres afroamericanas no reciben la terapia óptima con la misma frecuencia que las caucásicas", señaló la autora del estudio Mousumi Banerjee, profesora adjunta de investigación en la Facultad de salud pública de la Universidad de Michigan en Ann Arbor.

El estudio aparece en la edición en línea del 8 de octubre y tiene previsto publicarse en la edición impresa del 15 de noviembre de Cancer.

El equipo de Banerjee revisó los datos finales de 630 mujeres diagnosticadas con cáncer de mama en el Instituto oncológico Karmanos de Detroit entre 1990 y 1996. Los investigadores deseaban evaluar el papel de la raza en el tratamiento del cáncer de mama, luego de tomar en cuenta variables como enfermedades adicionales (algunas de las cuales pudieron haber descartado el uso de ciertos tratamientos), así como el estatus socioeconómico y de la cobertura de salud de las mujeres.

De las 630 mujeres, 242 eran blancas y 388 negras. De las 242 mujeres blancas, 154 tenían cáncer localizado, mientras que en 88 la enfermedad se había propagado a los ganglios linfáticos. De las 388 mujeres negras, 230 tenían tumores locales, mientras que en 158 la enfermedad se había propagado a los ganglios linfáticos.

Entre las pacientes cuyo cáncer había alcanzado los ganglios linfáticos, las mujeres negras eran menos propensas a recibir terapias complementarias. Las mujeres blancas cuyo cáncer había llegado también a los ganglios linfáticos eran cerca de cinco veces más propensas que las negras a recibir tamoxifén, un medicamento que previene el cáncer, y más de tres veces más propensas a recibir quimioterapia.

Los investigadores también hallaron que las que tenían cáncer en etapa inicial y planes de seguro de salud del gobierno eran menos propensas a someterse a una cirugía de preservación del seno (una cirugía menos agresiva que la mastectomía total) y radioterapia así como más propensas a someterse a una mastectomía.

Las mujeres negras eran más propensas a ser mayores, solteras y a tener más enfermedades crónicas, halló el equipo. Banerjee también halló que las mujeres cuyo cáncer se había propagado a los ganglios linfáticos eran más propensas a recibir tratamientos complementarios si eran casadas, independientemente de la raza.

Entre las mujeres con cáncer localizado sin afectación de los ganglios linfáticos, las tasas de terapia complementaria eran similares entre las blancas y negras, encontró.

La nueva investigación añade más información al cuerpo de conocimiento sobre las diferencias étnicas en el cáncer y la atención del cáncer, declaró la autora principal. Los investigadores saben desde hace años que las mujeres negras son más propensas que las blancas a morir por cáncer de mama. Se han planteado un par de hipótesis para explicar a qué se debe, dijo.

Algunos expertos han especulado que las diferencias se deben a la variación en el estatus socioeconómico, enfermedades adicionales y acceso a la atención, dijo Banerjee. Otros creen que tiene que ver con la biología del tumor, o sea, que el cáncer de mama podría diferir entre mujeres de diferentes razas. Otros piensan que es un poco de ambas cosas, dijo.

Banerjee señaló que su estudio se centró en el tratamiento, para determinar si las diferencias asociadas con la raza existían en mujeres con el mismo tipo y etapa del cáncer.

El estudio añade información valiosa respecto a lo que se conoce acerca de las diferencias étnicas en el cáncer de mama, dijo la Dra. Gloria Morris, profesora asistente de medicina en el departamento de medicina oncológica del Centro oncológico Kimmel, parte del Hospital universitario Thomas Jefferson de Filadelfia.

"Otros estudios han encontrado retrasos en el tratamiento entre las razas", dijo. De acuerdo con Morris, el mensaje final es que "la detección temprana es importante para que el cáncer de mama pueda diagnosticarse en su etapa local e inicial, y no en lo que califica el estudio como etapa regional, cuando la enfermedad ha llegado a los ganglios linfáticos".

"También es muy importante tener un buen sistema de apoyo [para la paciente], para que el acceso a la atención y a determinados programas de intervención social sea equitativo", agregó Morris.

Banerjee destacó que la investigación subraya la necesidad de más intervenciones educativas, de forma que todas las mujeres comprendan sus opciones de tratamiento.

Para las mujeres, su consejo es que "tomen una decisión respecto a la terapia, basada en los factores que realmente afectan la supervivencia".

Más información

Para más información sobre el cáncer de mama y las mujeres negras, diríjase a la American Cancer Society.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Gloria Morris, M.D., Ph.D., assistant professor, medicine, department of medical oncology, Kimmel Cancer Center, Thomas Jefferson University Hospital, Philadelphia, Pa.; Mousumi Banerjee, Ph.D., research associate professor, University of Michigan School of Public Health, Ann Arbor; Oct. 8, 2007, online edition, and Nov. 15, 2007, print edition, Cancer
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined