Las supervivientes de cáncer pediátrico se enfrentan a un mayor riesgo de cáncer de mama

Un estudio encuentra que la tasa es más alta en pacientes de radioterapia

LUNES 18 de octubre (HealthDayNews/HispaniCare) -- Haber tenido cáncer pediátrico aumentó el riesgo entre mujeres adultas supervivientes de contraer cáncer de mama, particularmente aquellas mujeres que fueron tratadas con radiación en el pecho, según afirma un nuevo estudio.

Ya se sabe que las supervivientes de la enfermedad de Hodgkin tienen un riesgo más alto de cáncer de mama, pero los médicos del Dana-Farber Cancer Institute en Boston encontraron que la exposición a radiación para otros cánceres, tales como el tumor de Wilm, el tipo de cáncer de riñón más común del mundo, también aumentaban el riesgo de cánceres de mama.

"Se encontró que las supervivientes de Hodgkin tienen un mayor riesgo de cáncer de mama debido a la asociación con la radioterapia, pero otras supervivientes de otros cánceres pediátricos que se tratan con radiación en el pecho también tienen un riesgo mayor" apuntó la Dra. Lisa B. Kenney, oncóloga pediátrica en el Dana-Farber y principal autora del estudio, publicado en la edición del 19 de octubre de Annals of Internal Medicine.

Además, una cuarta parte de las mujeres en el estudio que fueron diagnosticadas con cáncer de mama no habían sido expuestas a radiación en el pecho durante el tratamiento en su niñez. Muchas de este grupo tuvieron sarcomas y/o una historia familiar de cáncer de mama o sarcoma, que es un cáncer de los huesos y tejidos blandos del cuerpo.

Kenney y sus colegas revisaron los registros de las mujeres que participaron en el estudio nacional Childhood Cancer Survivors Study (CCSS, Estudio de supervivientes de cáncer pediátrico), que habían tenido cánceres infantiles entre 1970 y 1986. Entre estas mujeres, Kenney encontró que aquellas que habían recibido radiación en el pecho tenían un riesgo relativo de cáncer de mama 25 veces mayor que el de aquellas mujeres de edad similar en la población general.

Kenney apuntó que aquí la palabra clave es "relativo", ya que el riesgo de cáncer de mama en mujeres de este grupo de edad, o sea, a mediados de sus 30, es muy bajo, de manera que las mujeres que sobrevivieron un cáncer pediátrico no deberían asumir que tendrán cáncer de mama.

"No queremos crear una preocupación desmesurada (la mayoría de mujeres tratadas en su niñez no tendrán cáncer de mama), pero deseamos aumentar la conciencia para que los médicos sepan que deben pensar en estas mujeres de manera diferente, y evaluarlas de manera diferente", afirmó.

"Este estudio valida investigaciones previas al recomendar que la radioterapia en el pecho durante la niñez obliga a unas estrategias agresivas en la adultez", apuntó el Dr. William Carrol, director de hematología y oncología pediátricas en la Universidad de Nueva York y en el Centro Médico Mount Sinai.

Carrol añadió que mantener un balance entre curar cánceres pediátricos y reducir los efectos a largo plazo de los tratamientos a medida que los pacientes sobreviven hasta ser adultos es algo que los oncólogos pediátricos trabajan duramente para lograr.

"Estos niños están siendo curados, pero obviamente estamos muy enfocados en las consecuencias a largo plazo de la terapia, y ya no usamos mucho la radiación", dijo, añadiendo que la quimioterapia se usa cada vez más para tratar cánceres exitosamente.

De las 6,068 mujeres que sobrevivieron un cáncer pediátrico, 95 desarrollaron cáncer a una edad promedio de 35, según el estudio. Esto se compara la prevalencia de cáncer de mama en la población general a esta edad de tres casos, apuntó Kenney. De aquellas con cáncer de mama en la edad adulta, 65 tenían la enfermedad de Hodgkin, 10 tenían sarcoma óseo, ocho habían sufrido de sarcoma del tejido blando, cuatro habían tenido linfoma no Hodgkin, tres tumor de Wilm, tres leucemia y dos habían tenido tumores cerebrales.

Kenney espera que este estudio, el cual aparece en un boletín para practicantes generales y no sólo para oncólogos, ayudará a alertar tanto a los pacientes como a sus médicos sobre la importancia de evaluar a los supervivientes de cáncer pediátrico, especialmente a medida que envejecen.

El estudio sólo dio seguimiento a mujeres en la segunda mitad de sus 40, cuando el cáncer de mama es relativamente poco común, señaló. La mayoría de cánceres de mama se dan a los 50, de manera que la evaluación agresiva será particularmente importante en ese momento.

Más información

Podrá encontrar muchos consejos sobre cómo prevenir el cáncer de mama en la American Cancer Society.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
Read this Next
About UsOur ProductsCustom SolutionsHow it’s SoldOur ResultsDeliveryContact UsBlogPrivacy PolicyFAQ