Mayores, pero no mejores a la hora de mamografías

Las mujeres mayores no se examinan con regularidad; los doctores no ayudan

Lunes, 17 de febrero (HealthDayNews) -- Aunque el Medicare pague por los mamogramas para mujeres mayores, no suficientes están tomando ventaja de esto; y sus doctores podrían ser la razón.

Esas son las conclusiones de un nuevo estudio realizado a 10,000 mujeres en el sistema de Medicare de Michigan, que aparecen en la edición de marzo de "Cancer".

"Aunque el Medicare cubre la mamografía ... la mayoría de las mujeres mayores y aparentemente sus médicos actuaron como si envejecer fuera una razón para no hacerse la prueba, [aunque] el riesgo de cáncer de seno aumente con la edad", indicó el autor R. Van Harrison, profesor asociado de educación médica en la Escuela Médica de la Universidad de Michigan.

De hecho, el estudio reporta que el cáncer de seno es el segundo cáncer más frecuente en mujeres y la segunda causa de muerte más frecuente de muertes relacionadas con cáncer y esos riesgos aumentan a medida que la mujer envejece.

Harrison sostuvo que las muertes de cáncer de seno más significativas ocurren en mujeres mayores de 65 años. Aún así, el estudio demuestra que las mujeres mayores quienes rutinariamente visitan su doctor para otros problemas de salud, o incluso por su chequeo anual, suelen colocar las mamografías en la gaveta del olvido, añadió.

"Noventa y cuatro por ciento de las mujeres mayores acogidas al Medicare vieron [a su doctor] al menos una vez en cada cinco años, y 83 por ciento visitó su doctor, cinco veces o más durante este periodo. No obstante, 43 por ciento de las mujeres mayores nunca se había realizado una mamografía, y sólo 16 por ciento se realizó una en cinco años", indicó Harrison.

Para el doctor Michael A. Cohen, radiólogo, los hallazgos "dan en el blanco" con lo que ve que está ocurriendo con las pruebas de cáncer cada día.

"Muchas mujeres mayores ven el final de su ciclo reproductivo como el final de sus riesgos para muchos tipos de cáncer, por lo que dejan de realizarse evaluaciones de rutina, particularmente mamografías", indicó Cohen, quien es el director médico del Instituto de Diagnóstico Guttman del Memorial Sloan-Kettering en la ciudad de Nueva York.

Debido a que el cáncer generalmente crece más lento en mujeres mayores, Cohen señaló que esto podría justificar hacerse una mamografía cada dos años, en lugar de anualmente. Sin embargo, añadió: "las mujeres no deben esperar más de dos años; y deben realizar un verdadero esfuerzo para realizársela cada año, particularmente si están saludables".

Mientras más saludable sea una mujer, recalcó, mejor será el resultado si el cáncer de seno se diagnostica a tiempo.

El nuevo estudio utilizó datos sobre 10,000 mujeres seleccionadas al azar, de 65 años o más, recogidos de los expedientes del sistema de Medicare de Michigan, entre 1993 y 1997. La meta es descubrir cuántas mujeres se han realizado una mamografía durante un periodo de cinco años y el número de mamogramas realizados durante ese tiempo.

Los investigadores también examinaron factores que podrían potencialmente influir la decisión de una mujer para ser evaluada, incluyendo edad, raza, ingreso, nivel de educación e interacción con el doctor; particularmente cuántas veces visitó un médico durante este mismos periodo de tiempo.

Además del hallazgo principal, los investigadores notaron que de las mujeres quienes se hicieron las prueba, más del 60 por ciento no se realizó mamografías regulares cada dos años según se recomienda.

De manera significativa, las mujeres quienes sí se realizaron mamogramas alegadamente lo hicieron por el consejo de sus médicos, por lo general ginecólogos-obstetras, expuso Harrison. Esto apoya estudios previos que muestran que las mujeres mayores dicen que la recomendación de su doctor mayormente las impulsa a hacerse una mamografía.

Un segundo estudio en la misma revista establece el mismo punto.

Un grupo de investigadores de Seattle encontró que las mujeres chinas-americanas de todas las edades no recibieron pruebas de cáncer de seno de rutina, mayormente por un malentendido en cuanto a la efectividad de las mamografías y la falta de guía médica.

Luego de entrevistar a 350 chinas-americanas de 40 años o más, los investigadores descubrieron que 74 por ciento de las mismas se había hecho una mamografía. Pero de las que se la hicieron, 61 por ciento no se había realizado una en los dos años antes del estudio. Estas mujeres quienes sí se realizaron una mamografía eran más probables a que tuvieran como médico a una mujer quien hablaba el chino con fluidez, indicaron los investigadores.

Más información

Para más información sobre cáncer de seno en mujeres mayores, visita el Proyecto Nacional de Cáncer de Seno para el Mejoramiento de la Calidad.

Para conocer más acerca del poder que tiene de salvar vidas las mamografías con regularidad, visita la Sociedad Americana del Cáncer.

Fuentes: R. Van Harrison, Ph.D., profesor asociado, educación médica, Escuela Médica de la Universidad de Michigan, Ann Arbor; Michael A. Cohen, M.D., director médico, Instituto de Diagnóstico Guttman del Memorial Sloan-Kettering, ciudad de Nueva York; marzo 2003, "Cancer"
Consumer News in Spanish