Menos mamografías podrían aumentar el riesgo de cáncer de mama de las mujeres negras

El hallazgo sugiere que hace falta hacer más por aumentar los índices de evaluación

Steven Reinberg

Steven Reinberg

Published on April 17, 2006

LUNES 17 de abril (HealthDay News/HispaniCare) -- Investigadores informan que las mamografías menos frecuentes podrían explicar por qué las mujeres negras tienden a recibir más diagnósticos de cáncer de mama en etapas más avanzadas y por qué más mueren de la enfermedad en comparación con las blancas.

"A las mujeres estadounidenses de origen africano, en particular, se les diagnostican tumores más grandes y más agresivos que a las blancas", aseguró la autora líder del estudio, la Dra. Rebecca Smith-Bindman, profesora de radiología de la Universidad de California en San Francisco. "Por eso, la supervivencia es peor".

Según el informe de su equipo, durante los años 90, los índices de mortalidad por cáncer de mama en los Estados Unidos se redujeron con el aumento de las mamografías. Sin embargo, la reducción en los índices de mortalidad beneficio principalmente a las mujeres blancas no hispanas. Durante el mismo periodo, los índices de mortalidad de las mujeres negras no cambió significativamente.

La razón más probable es que las mujeres blancas eran más propensas a ser evaluadas cada año o cada dos años que las negras, según hallaron los investigadores.

Aunque el 72 por ciento de las mujeres blancas se sometieron a evaluaciones regulares, apenas entre el 63 y el 68 por ciento de las negras, hispanas, asiáticas y americanas nativas fueron evaluadas regularmente.

Además, era más probable que las mujeres negras, hispanas y asiáticas nunca se hubieran hecho una mamografía, en comparación con las blancas. Eso significa que muchas de esas mujeres habían tenido su primera mamografía únicamente después de que los síntomas o un examen físico hubieran conducido al diagnóstico del cáncer de mama.

El informe aparece en la edición del 18 de abril de Annals of Internal Medicine.

En el estudio, el equipo de la UCSF recolectó datos de más de un millón de mujeres a partir de los 40 años que se habían hecho al menos una mamografía entre 1996 y 2002. Entre esas mujeres, se diagnosticaron 17,558 casos de cáncer de mama.

Los investigadores hallaron que el 18 por ciento de las mujeres de raza blanca que tenían cáncer de mama fueron evaluadas inadecuadamente antes de que se les diagnosticara cáncer de mama, en comparación con el 34 por ciento de las negras, el 24 por ciento de las hispanas y el 27 por ciento de las americanas nativas.

Aunque las mujeres negras e hispanas tenían cáncer de mama más grave, en cuanto las mujeres fueron agrupadas por el uso de la mamografía, las diferencias en la supervivencia desaparecieron, sostuvo Smith-Bindman. "El uso adecuado de la mamografía es un problema continuado", sostuvo. "Cuando las mujeres se habían sometido a una mamografía adecuada, todas las diferencias en cuanto al cáncer de mama desaparecieron".

Probablemente haya una combinación de factores que explican la disparidad en las evaluaciones, aseguró Smith-Bindman. "Podría haber barreras financieras y culturales", dijo.

Un experto considera que podría haber una diferencia genética entre las mujeres negras y las blancas que podría explicar parte de la diferencia en la gravedad del cáncer de mama observado en mujeres negras.

"Cuando se evalúa a las mujeres igualmente, no se ve más la diferencia en el tamaño del tumor o su etapa de desarrollo entre las mujeres blancas y las estadounidenses de origen africano", aseguró la Dra. Mary H. Barton, epidemióloga de la U.S. Agency for Healthcare Research and Quality y autora de un editorial acompañante.

"Sin embargo, hubo un marcador de identidad del tumor que fue distinto entre las estadounidenses de origen africano y las blancas", sostuvo Barton. "Esto significa que probablemente no sea sólo negligencia médica y uso menos frecuente de la mamografía lo que cause que las mujeres negras mueran con más frecuencia de cáncer de mama que las blancas. Quizá haya un enlace genético".

Barton también considera que hacen faltas esfuerzos para incrementar la evaluación entre las mujeres negras y las hispanas. Las mujeres y sus médicos necesitan ser recordados que hacerse una mamografía regular es vital.

"No nos enfoquemos únicamente en el médico, las pacientes también deben saber lo importante que es", aseguró Barton. "Eso hará que sea más probable que ambos la pidan y la hagan".

Más información

Para saber más acerca del cáncer de mama, visite el U. S. National Cancer Institute.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
Read this Next
About UsOur ProductsCustom SolutionsHow it’s SoldOur ResultsDeliveryContact UsBlogPrivacy PolicyFAQ