See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

No se vincula la píldora con cáncer de seno futuro

El riesgo, muy bajo cuando se toma ésta, desaparece cuando las mujeres dejan de hacerlo

Miércoles, 26 de junio (HealthDayNews) -- Las píldoras de control de natalidad no aumentarán el riesgo de las mujeres de padecer de cáncer más tarde en la vida y nunca lo han hecho.

Esa es la conclusión tranquilizante de un nuevo estudio que demuestra que el estrógeno en anticonceptivos orales no cobran su impuesto en las mujeres una vez dejan de usarlos.

Las píldoras de control de natalidad pueden elevar levemente la probabilidad de una mujer de desarrollar cáncer de seno mientras las está tomado. No obstante, estas mujeres son por lo general jóvenes y tiene un riesgo muy bajo de comienzo de la enfermedad, además el efecto desaparece una vez han dejado de tomarlas.

"Este estudio provee fuerte evidencia de que el pasado uso de contraceptivos orales no incrementa el riesgo de cáncer de seno", dijo Polly Marchbanks, epidemióloga en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades y coautor del artículo.

Los hallazgos aparecerán en la publicación de mañana de "New England Journal of Medicine".

Las píldoras de control de natalidad se introdujeron a comienzos de los 1960 y ocho de cada diez estadounidenses nacidas desde 1945 las han estado tomando en algún momento de sus vidas. Actualmente, más de 10 millones de mujeres entre las edades de 15 y 44 años usan el método contraceptivo.

La píldora imita libremente el ambiente hormonal del embarazo y previene la ovulación. Inicialmente contenían altas dosis de estrógeno y otra sustancia de aspecto hormonal llamada progestina. Hoy día, las píldoras de control de natalidad han disminuido grandemente las dosis de estrógeno para aplacar los efectos secundarios de la hormona y algunas formas contienen la progestina solamente.

El uso prolongado del estrógeno se conoce que causa cáncer uterino. Y debido a que el estrógeno puede impulsar el crecimiento anormal del tejido del seno, algunos científicos estaban preocupados que también pudiera vincularse con tumores del seno.

Una revisión de 54 estudios mucho más previos encontró que usuarias de píldoras de control de natalidad recientes o activas tenían un riesgo levemente más alto de cáncer de seno que las mujeres quienes nunca utilizaron el método de control de natalidad. Sin embargo, dichos estudios no encontraron evidencia consistente de un efecto tal en usuarias anteriores.

Aún así, Robert Spirtas, un experto en anticonceptivos del Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano, indicó que los informes previos no incluyeran mujeres mayores, en quienes la enfermedad fuese más común, porque no tuvieron acceso a la Píldoras cuando se encontraban en el periodo de mayor plenitud reproductiva.

El nuevo estudio examinó a 4,575 mujeres, con edades de 35 a 64, con cáncer de seno y 4,682 mujeres con edades similares sin la enfermedad. Casi una cuarta parte de las mujeres en cada grupo nunca había utilizado la píldora.

De un modo tranquilizador, los investigadores no encontraron cambios en el riesgo de cáncer de seno de las varias formulaciones o dosis, o en el uso más prolongado de los contraceptivos.

Sólo 372 mujeres en el estudio estaban actualmente tomando la píldora, una cantidad demasiado pequeña para desarrollar conclusiones, manifestó Spirtas, cuya agencia ayudó a financiar la investigación. Aún así, tampoco pareció haber un riesgo elevado de cáncer de seno entre estas mujeres.

Un estudio previo encontró que las usuarias de la píldora con una pariente cercana con cáncer de seno habían triplicado el riesgo de desarrollar la enfermedad que aquellas quienes no utilizaban los anticonceptivos. Sin embargo, el reciente estudio no encontró tal asociación.

Spirtas señaló que el nuevo estudio es sólo el primero que proviene de este grupo de mujeres. Tanto él como sus colegas tienen otras interrogantes, por ejemplo, si las combinación de anticonceptivos orales y la terapia de reemplazo hormonal conduce a un riesgo incrementado de cáncer de seno con el tiempo.

Aunque la píldora se considera extremadamente segura, puede ocasionar efectos secundarios serios y potencialmente mortales en algunas mujeres. Estas incluyen problemas circulatorios como ataques cardiacos, derrames y coágulos sanguíneos.

El doctor Paul Blumenthal, un experto en salud femenina en la Universidad de Johns Hopkins, llamó al reciente estudio "otra afirmación de la seguridad a largo plazo de los anticonceptivos orales". Aunque muchas mujeres creen que la píldora causa cáncer no sólo en el seno, sino también en el útero "el riesgo es sólo una suposición. No existe en realidad".

Qué hacer

Para la píldora y otras formas anticonceptivas, visita la Federación de Paternidad Planificada de América o el Feminist Women's Health Center.

Fuentes: Polly Marchbanks, Ph.D., epidemióloga, Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, Atlanta: Robert Spirtas, Dr. P.H., jefe, División de Contracepción y Salud Reproductiva, Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano, Bethesda, Md.; Paul Blumenthal, M.D., M.P.H. profesor asociado, Escuela de Medicina de la Universidad de Johns Hopkins, Baltimore; 26 de junio de 2002, "New England Journal of Medicine"
Consumer News in Spanish

HealthDay

HealthDay is the world’s largest syndicator of health news and content, and providers of custom health/medical content.

Consumer Health News

A health news feed, reviewing the latest and most topical health stories.

Professional News

A news feed for Health Care Professionals (HCPs), reviewing latest medical research and approvals.