See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Otro estudio vincula la TRH con cáncer de seno

La sociedad del cáncer

Lunes, 2 de febrero (HealthDayNews) -- Por tercera vez en menos de dos años, los investigadores han detenido un estudio de terapia hormonal debido a que las drogas presentaban riesgos de cáncer de seno inaceptablemente altos.

El más reciente estudio, con base en Suecia, fue el primer estudio al azar en examinar los efectos de la terapia de reemplazo hormonal (TRH) en mujeres quienes han tenido cáncer de seno. Se detuvo temprano porque los riesgos de una recurrencia de cáncer se juzgó que eran demasiado grandes.

El hallazgo impulsó al director de la Sociedad Americana del Cáncer a manifestar que sería poco sabio recetar TRH a mujeres con historial de cáncer de seno.

El estudio sueco se programó originalmente para enlistar al menos 1,300 mujeres y darles seguimiento por cinco años. El estudio se detuvo el 17 de diciembre de 2003, luego de examinar 345 mujeres por dos años.

Veintiséis mujeres en el grupo de TRH y siete en el grupo sin TRH habían tenido una recurrencia de cáncer de seno mientras recibían las hormonas.

Esto es un riesgo sustancial absoluto, expresó el investigador principal, doctor Lars Holmberg, profesor de epidemiología clínica de cáncer en el Centro Regional Oncológica del Hospital Universitario en Uppsala, Suecia. La mayoría de nosotros en el comité directivo estábamos preparados para, pese a estudios anteriores, ver un leve riesgo elevado, pero el radio de beneficio-riesgo sería razonable. De manera que esto fue una sorpresa para nosotros y también un resultado muy preocupante.

El hallazgo aparecería en forma de un comunicado investigativo en la edición cibernética de The Lancet el 3 de febrero y el 7 de febrero en la edición impresa de la revista.

Un estudio actual en Estocolmo no encontró un riesgo mayor de recurrencia de cáncer. Pero debido a un análisis combinado de los estudios encontró un riesgo general elevado, de que el estudio también terminara. Los resultados no están todavía en un tercer estudio, éste se condujo en el Reino Unido.

Los más recientes anuncios se produjeron a raíz de las terminaciones tempranas de otros dos estudios de TRH. En julio de 2002, la división de terapia hormonal de la Iniciativa de Salud de la Mujer (WHI, por sus siglas en inglés) se detuvo cuando se encontró que las mujeres que tomaban hormonas tuvieron riesgos más altos de cardiopatía coronaria, derrame, coágulos sanguíneos y cáncer de seno. En Octubre del mismo año, el Estudios Internacional de la Mujer de Estrógeno de Larga Duración luego de la Menopausia (WISDOM, por sus siglas en inglés), un estudio británico que evaluaba la terapia hormonal, también se detuvo luego de encontrar riesgos elevados de cáncer de seno.

Los resultados del estudio Sueco tienen a los doctores reevaluando sus puntos de vista en cuanto a la TRH.

El doctor Harmon J. Eyre, director médico de la Sociedad Americana del Cáncer dijo en una declaración: Muchas mujeres experimentan síntomas de la menopausia luego del tratamiento de cáncer, algunas porque dejaron de usar TRH, algunos de los resultados de la quimioterapia y otros como parte natural del envejecimiento. En el pasado, algunos doctores han ofrecido TRH a supervivientes de cáncer de seno seleccionadas quienes sufrieron de síntomas severos de menopausia debido a que un puñado de pequeños estudios preliminares no había podido demostrar algún riesgo.

Este estudio sin duda cambiará esto, añadió. Es lo suficientemente extenso y claro para demostrar que la TRH incremente la probabilidad de un nuevo o recurrente cáncer de seno. Por tal razón, ofrecer TRH a mujeres con historial de cáncer de seno sería poco sabio.

El doctor Steven Goldstein, un profesor de obstetricia y ginecología en la Escuela de Medicina de New York University en la ciudad de Nueva York, indicó que los hallazgos son muy significativos. Esto es una buena noticia.

Muchos médicos habían entendido que la TRH era segura para supervivientes de cáncer de seno porque estudios observacionales, que son menos estrictos que los estudios al azar, no habían encontrado ningún riesgo o sólo un riesgo levemente elevado, indicó Holmberg.

El estudio sueco detenido comenzó a reclutar en 1997. Las mujeres se asignaron al azar bien fuera para recibir TRH o para no recibirla. Las participantes en ambos grupos fueron similares en edad y otras características, aunque podrían haber variado en si tenían cánceres negativos o positivos receptores de estrógeno, escribieron los autores del estudio.

Cuando los resultados se compilaron luego de dos años de seguimiento, las mujeres en el grupo de TRH se encontró que tenía un riesgo tres y media veces mayor de sufrir una recurrencia de cáncer de seno que las mujeres en la sección sin TRH del estudio. El riesgo absoluto de tener una recurrencia fue 7.5 en el grupo de TRH y 2 por ciento en el grupo sin TRH.

Además del cáncer de seno, ocho mujeres en el grupo de TRH y cuatro en el grupo de TRH experimentaron otros problemas de salud tales como coágulos sanguíneos.

He estado diciendo a esas pacientes que pasan por la transición de la menopausia que existe algunos datos que sugieren que pueden tomar TRH con seguridad. Este estudio sugiere que esto no es cierto, comentó Goldstein.

¿Dejará de recomendar la terapia hormonal a sus pacientes quienes han tenido cáncer de seno?

Tenemos que dar un paso a la vez, indicó Goldstein. Si tenemos el caso de una mujer de 51 años de edad, nueve años luego de su cáncer de con nódulos negativos, quien está absolutamente fuera de sí [con síntomas menopáusicos], podríamos decidir por una terapia a corto plazo.

Añadió Holmberg: No creo que ésta es la palabra final debido a que nuestro estimado es impreciso porque son muy pocas mujeres y los resultados a largo plazo podría ser diferentes.

Aún así, señaló, esto es una guía para los doctores en un futuro previsible.

Más información

Conoce más acerca de la terapia hormonal del Centro Nacional de Información de Salud de la Mujer o el Colegio Americano de Obstetricia y Ginecología.

Fuentes: Lars Holmberg, M.D., profesor, epidemiología clínica de cáncer, Centro Oncológico Regional, Hospital Universitario, Uppsala, Suecia, Steven Goldstein, M.D., profesor, obstetricia y ginecología, Escuela de Medicina de New York University, ciudad de Nueva York; 7 de febrero de 2004, The Lancet, disponible en línea el 3 de febrero de 2004
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined