Relacionan la educación con los índices de muerte por cáncer

El estatus socioeconómico y el acceso a la atención de salud podrían explicar la conexión

MIÉRCOLES 12 de septiembre (HealthDay News/Dr. Tango) -- Si usted tiene un título universitarios, tiene hasta 76 por ciento menos riesgo de morir de cáncer, según encontró un estudio reciente.

Una educación superior disminuye el riesgo para los hombres y mujeres negros y blancos, según el informe que aparece en la edición en línea del 11 de septiembre del Journal of the National Cancer Institute.

"La mortalidad por cáncer varía mucho para todos los cánceres según el nivel de educación individual", afirmó la coautora del estudio Elizabeth Ward, directora de vigilancia del cáncer de la American Cancer Society. "Si pudiéramos llevar la mortalidad por cáncer de todas las personas al nivel que observamos en las mejores educadas, se lograría un efecto inmenso sobre el cáncer en los Estados Unidos".

La educación está relacionada al estatus socioeconómico y al acceso a la atención de salud, señaló Ward. El hallazgo del nuevo estudio aclara que muchos de los factores que influencian la mortalidad del cáncer son prevenibles, apuntó.

"Son prevenibles mediante políticas sociales, cosas que podemos cambiar, como la prevención del tabaquismo, el acceso a evaluaciones preventivas de cáncer y oportunidades de buena nutrición y actividad física", dijo Ward.

En el estudio, Ward y sus colegas usaron datos de certificados de defunción y de la Oficina de censos de los EE.UU. para estudiar las asociaciones entre el nivel educativo y los índices de muerte por cáncer de pulmón, mama, próstata y colorrectal. Los investigadores recolectaron datos de 137,708 muertes por cáncer de 2001 de hombres y mujeres negros y blancos entre los 25 y 64 años de edad.

Los investigadores encontraron que una mayor educación estaba asociada a menores índices de muerte por cáncer en todos los grupos de raza y sexo. La mayor diferencia se encontró entre las personas con 12 años de educación o menos y los que tenían más de 12 años de escolaridad, encontró el equipo de Ward.

En comparación con los que tenían los menores niveles de educación, los que tenían los mayores niveles de educación redujeron su riesgo de muerte por cáncer. Para los hombres blancos más educados, el riesgo se redujo en 48 por ciento, para las mujeres blancas se redujo en 76 por ciento, al igual que para los hombres negros, y las mujeres negras más educadas tenían un riesgo de morir por cáncer 43 por ciento menor, según informaron los investigadores.

Esta diferencia en las muertes por cáncer probablemente se deban a la relación entre la educación y otros factores directamente asociados a los riesgos de desarrollar y morir de cáncer, como fumar, las evaluaciones preventivas de cáncer y el acceso a la atención de salud, especularon los investigadores.

Aunque los índices de muerte por cáncer fueron mayores para los negros que para los blancos con el mismo nivel de educación, fueron casi iguales para los hombres negros y blancos con cero a ocho años de educación, anotaron los investigadores.

"La diferencia entre negros y blancos casi seguramente se debe a condiciones socioeconómicas y acceso a la atención", dijo Ward.

Sholom Wacholder, epidemiólogo del National Cancer Institute y autor de un editorial acompañante en la revista, opina que los hallazgos del estudio dan cuenta de parte de, aunque no todo, los índices de disparidad de cáncer entre negros y blancos.

"Me pregunté si podía usar estos datos para averiguar la diferencia en mortalidad de cáncer entre negros y blancos", dijo Wacholder. "Y la respuesta es que probablemente no es posible".

El problema es que han demasiadas preguntas sin respuestas, afirmó Wacholder. "No podemos responder la pregunta de si la educación adicional en sí misma es la explicación o si la gente con acceso a la educación tienen una mortalidad menor por cáncer más allá del efecto de la educación", planteó.

Más información

Para más información sobre el cáncer, visite la American Cancer Society.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Elizabeth Ward, Ph.D., director, cancer surveillance, American Cancer Society, Atlanta; Sholom Wacholder, Ph.D., National Cancer Institute, Bethesda, Md.; Sept. 11, 2007, Journal of the National Cancer Institute, online
Consumer News in Spanish