Restricciones calóricas protegen contra cáncer de seno

Estudio en anoréxicas explica por qué los índices más bajos en países en desarrollo

Martes, 9 de marzo (HealthDayNews) -- Un nuevo estudio sobre la anorexia ofrece información sobre por qué las mujeres en países en desarrollo tienen menor incidencia de cáncer de seno que las otras mujeres: La dieta es la clave.

Estudios con animales han revelado que cuando comen sustancialmente menos de lo normal, viven más y tienen menos enfermedades incluyendo tumores en el seno.

También se sabe que las mujeres en estos países tienen índices significativamente más bajo de cáncer de seno, sostuvo el autor principal doctor Anders Ekbom, un profesor de epidemiología en el Instituto Karolinska en Estocolmo, Suecia.

Para descubrir si estos dos datos se relacionaban, Ekbom y su colega, doctor Karin Michels del Centro de Epidemiología Ginecología y Obstetricia en Brigham en el Brigham and Women's Hospital en Boston, decidieron estudiar el cáncer de seno en mujeres con anorexia.

Los investigadores reportan sus hallazgos en la edición del 10 de marzo de la Journal of the American Medical Association.

Anorexia nervosa es un trastorno psicológico en el cual las personas no comen porque están bajo la ilusión de que están demasiado gordas a pesar de estar anormalmente delgadas. El problema afecta tanto a mujeres como a hombres, pero en su mayoría son mujeres en la adolescencia.

"Las jóvenes anoréxicas son similares a las mujeres en el Tercer Mundo, donde no hay abundancia de comida", sostuvo Ekbom.

Ekbom y Michels recolectaron datos sobre 7,303 mujeres quienes fueron hospitalizadas para anorexia nervosa de 1965 a 1998. Al momento de la hospitalización, las mujeres tenían menos de 40 años.

Los investigadores luego compararon estos datos con entradas en el Registro Sueco de Cáncer y el Registro Sueco de Mortandad. También examinaron los expedientes de estas mujeres en el Registro Sueco de Fertilidad.

Ekbom y Michels encontraron que, en comparación con mujeres en la población general de Suecia, las mujeres con anorexia nervosa tuvieron 53 por ciento menos casos de cáncer de seno.

Cuando examinaron mujeres quienes tenían al menos un hijo, encontraron que el riesgo de cáncer de seno se redujo en 76 por ciento. Para las mujeres quienes no tenían hijos, el riesgo se redujo en 23 por ciento.

"El intervalo de tiempo cuando la dieta tiene un efecto en el cáncer de seno es cuando las mujeres son jóvenes; cerca de la pubertad", asevera Ekbom.

Además especula que el consumo drásticamente bajo de alimentos cuando estas mujeres eran jóvenes continuó protegiéndolas con el paso del tiempo. Sin embargo, se desconoce la razón de que tener hijos redujera de forma tan dramática los casos de cáncer de seno entre estas mujeres, agrega Ekbom.

"Tal vez en países desarrollados este [índice de cáncer de seno más alto] es un precio adicional que pagamos en nuestra sociedad si vamos a alimentar nuestras adolescentes tanto como lo hacemos hoy día", expresa Ekbom.

No obstante, éste no es un mensaje de salud pública, añade. Y las niñas no deben tornarse anoréxicas para prevenir el cáncer de seno.

El doctor David L. Katz, el director del Centro de Investigación de Prevención de Yale en la Escuela de Medicina de Yale University, sostiene que "existen muchos mecanismos plausibles mediante los cuales la restricción calórica podría reducir el riesgo de cáncer en general, y el riesgo de cáncer de seno en particular".

Entre ellos están "demanda metabólica reducida, menor índice de mutación y productividad celular, así como la producción hormonal reducida", expresó.

Advierte que las implicaciones prácticas de esta investigación son limitadas. "Si los índices de anorexia aumentan a medida que las mujeres buscan un medio de reducir el riesgo de cáncer de seno, es muy probable de que haga más mal que bien", dijo.

Katz recomienda que la moderación en el consumo calórico para mantener el peso en niveles ideales tendrían un enorme beneficio a la salud pública, incluyendo reducir el riesgo de cáncer de seno y otros tipos de cánceres.

"Nuestra prioridad debe ser progresar a una meta que tenga buen apoyo, en lugar de algo más extremo, menos justificado y potencialmente peligroso", sostiene.

Más información

Las Sociedad Americana del Cáncer tiene más información sobre factores de riesgo para cáncer de seno, y la Asociación Nacional de Anorexia Nervosa y Trastornos Asociados pueden informar más acerca de la anorexia.

Fuentes: Anders Ekbom, M.D., Ph.D., profesor, epidemiología, Instituto Karolinska, Estocolmo, Suecia; David L. Katz, M.D., M.P.H., director, Centro de Investigación de Prevención de Yale, Escuela de Medicina de Yale University, New Haven, Conn.; 10 de marzo de 2004, Journal of the American Medical Association
Consumer News in Spanish